Archivo rebelde en
1900 09 07 005 13
1900 09 07 005 13 black white

14 Carrandi podría rescindirlo, y esa rescisión, el más ignorante lo sabe, se verifica ante los jueces del ramo civil y no ante los del penal. Se dirá que bastaba. que Carrandi hubiese revoeado el poder Garay y que REGENERAGIÓN. u u u I o. una. u. Profes fo Uds. mi parfícular consideración y aprecio.
México, Sepfiembre Be 1900. flores jlfagón, 1er. Secrefaosa era la rescisión del contrato; pero el río.
contrato celebrado no fué el de Inandato; los Señores Miembros de la más bien tiene los caracteres de una socie Junfg d, ggóferqo dc gsfg flcg.
dad, y es muy lamentable que un juez co. mfim rreeeional no sepa distinguir un mandato de otro contrato.
MONTES DE OCA. INFRACTOR DE Con los procedimientos seguidos en con A LEY. EJ Estandarte» periódico elo tra de Garay, ya que hay jueces complacientes, cualquier contrato civil va a tener. u resolución en las bartolinas de Belén.
Será el medio ¡nas expedita para rescindir contratos.
Ponemos en conocimiento del Juez Saunders, por si lo ignora, que sus actos han constituido una violación a las garantías individuales, que en el caso prosperaría un amparo y que la Suprema Corte vendría precisar la desobediencia la Constitución que themes aludido.
Gaorrlnna.
II Ñfi I I FI u FFI Jifi «í «r 1Acadernia Central Mexica. n. na de Jurisprudencia y ge gíslación, correspondiente de la Real de Madrid.
Por acuerdo 4. Señor frost denfe Be esfa flcadem ía. enga el honor de sap fear Uds. se sirvan concurrir la sesión que cerical de San Lziis Potosí, publicó hace po co el discurso pronunciado en París por el Obispo Montes de Oca, en la Asamblea General del Congreso Internacional delas Obras Católicas.
Montes de Oca declara ante el mundo, que ha infringido la ley en llIéicico.
Dice, que ¡wear dé las leyes que siguen siendo la: ademas, se ha hecho la pacificación religiosa; que la Sociedad del Sagrado Corazón tiene en ¿Election cuatro caiga; vnuy floreciente sr.
De estas y otras infracciones la ley de que se acusa Montes de Oca, nos ocuparemos en uno de nucstanis próximos números, no pudiendo hacerlo ahora por recargo de original.
Ya tendremos oportunidad de ver si nuestras autoridades saben castigar, como se merece, a ese individuo, que no confor. mándose con infringir nuestras leyes, hace alarde de sus violaciones con una impudencia que exaspera.
PROTESTA DEL numsrnluo rúÍCÓFÜPÉ la Junin de gobierno de BLICO. Sabemos que en la reunión mencsfa Gorporacíóq en a cgrgg d; sual de los Agentes del Ministerio Público dk. 5, 30. Pr¡s. nf. e ¿fa efectuada el del corriente, decidieron es.
dd aúna. ¡as p en es tos funcionarios protestar contra el acuer. do del Gobierno del. Distrito relativo al rcsostón se resolverán la: cansa fa: hecha: la flcaóomía por la 5ecrafaría de Gon: un ícacionesy fomcnfo, rcspecfivamenfa, sobre abandono, por el maquinisfa, de un fran en marcha, y sobre la. ncaños necesaria: para evïfar la ¡qm adorada. ala de lo: bosques.
gistro de nacimientos. La actitud levantada del Ministerio Público, merece nuestros aplausos, pues ella indica que va alejándose de esa tutela que siempre han deseado imponerle las autoridades, y que empiezan a discutir y resolver libremente, sin fijarse en la impresión que susresolucionesepudícran causar las autoridades cuyos actos.
estudian.