Archivo rebelde en
1900 11 07 013 10
1900 11 07 013 10 black white

e jobs?
REGENERACIÓN. 11 como los otros, escaso de conocimientos ra abrirse paso entre las sombras, hoy que jurídicos y miopo de criterio. sentenció a el servicio municipal del alumbrado públila família del Sr. Bonilla pagar 16 de oo pone la capital de la Bopúlalioa la malta a sufrir en su defecto dieoiaeis ¡nisma altura que las más celtas ciudades días de arresto, por un 1mag1namo dehto del mundo?
que, e93 a 3313333 P19 31355959 9x53 Ni en Nueva. York, ni en París, ni en ÍÍÜO: Ütlvarïm 133 15913? Pflïgecïlclïlïlüs Berlín, el policía. lleva linterna. Aquí, ooá. un hombre honrado, de no escaso valor me ¡amm Diógenes, se alumbra con la, 113.
Gigi. familia Bonilla ha ocurrido al ampam ïffiïáïfïïafifiiïf medio de una atmósfera r0 ¡e 39 Vnïóïg ¡Him refugio IW tiene. Además de ser inútil la linternílla; adeesas vwtlmas e los eaezques de plovmola más ¿e la impresiüï que ¿Gao ¡o que es. ir 2a:. 533:aeizasssade grzaia «n a de la o o que no edema. ser obgeto ganen, como el genBonilla, ni en la justicia federal ha eneon» darme, simboliza una ¿ha funcién en el mk tïgfigïgïáflgo 13338012 1! 33:0 3365110! 130. den. público, a uso del anaoróaieo farolillo q q tiene graves y posa aros moonvenientes.
en. solicitud de amparo, también colabora. Decmmos al prmc1p1o que la lmtema se en contra de ellas. El escrito de amparo. se presentó el día 18 del pasado Octubre aviar mftetïehm al ggndflrme cm da como las zmñae de sus OJOS, pues si pe¡3 y 27 minutos de la. tarde y el uez, has. ta las y media del 19, no había rece 39m1 me que Pagar ¿MMM ¿i ¿mi «l e a. día de haberwó justifioar que no pudo (leqlfizá OcgïozgeÏáïiïcïggflggïrgïzïnïgfigíï íenderla, lo cual es drfioll ante las severillos y nuevas vejacíones la familia quejo dadas. al Pagad d encargadü del 16sa tail. El gendarzne, ones, consagra 1m braEstaremos pendientes de la secuela de mmbfimïmd ¿e su mÜÏMWá la PÏÜÉBÚCMH este flauta de la linterna; la defiende con el afán con que un hombre defiende su hacienda, el pan de eu famiha.
En una tiene donde, por desgracia, Ia, policia no es respetada, debía de deberse este cuerpo, de hombres, que por sus gana.
ciones fisicas pudieran fácilmente hacergg respetar. Esto, amparo, es dificil, en un país de hombres débiles y mal alimentados.
El gendarme de Nueva York es gi.
gente, no ostenta más arma que sus punos El gendarmo, en la ciudad de México, de martillo pilot. y si ol pueblo norte emetiene tm fetiche, cuyo cuidado debe con ricano no estuviera educado en el respeto segrar su atención, como que ello afecta la policía, respetaría a los guardianes nada menos que los intereses peooníarios, que disponen (le tan. considerable fuerza relativamente exigimos, del gtmrdián del física.
orden público: eee fetiche es la Imtema. a u; e gengarma e, t» ¿Qué Ïïríflmfls de m1 119mb P19 31 50 mengdoï, de menguacla estatïoraïkgfllïoflïarïamar el ferrocarril para emprender un via» mas de ¡m fenomenal y ostentoso revóljo, se celzara las espuelas, recordando los ver y de un brmidabya garrote; pero Para V3593 959311395 9B 93 361 cabal Via blandir estas armas, le eonoedemos sólo ana mano: la otra cuida el objeto sagrado, el pálido ojo cuya llama ea eficaz, a lo sumo, para anunciar al rijoso y al fraoturador de servicio de policía nocturna y que, en la 33. S: Seóggfiuïéfilïcuflntïa el mear ciudad mejor alnmbrada de toda la Amé El señor Gobernado 1 D, fit rica, desarmar: so. pálida lintemilla de en Euro a en No ¿si eé. 1: la: aceite Pié d? un d 5. 030 eléctficc la. poliog Kooturnal. Jregïíïailfigervïcïdfistode ¿GAÏOÁÉÏIÏÏ Ïeïsísïsene las emiontes esta pre. 3135313 gmïïnïsfii ÍÏÏCÏSÉÉÉ guapa. por qué el empeño de oonservar ¿incluir an el ¡ninfas ¡a. f. f; la vxeja reliquia histórica del tiempo delos o mc emmc Respecto los fundamentos vigorosos que existen para conceder el amparo, pueden verse los que en este número publica»
mos, refutando un artículo de Clarín de Oriente.
EL CULTO LA LINTERNA.
damn Ésta y otras reflexiones por el estilo, oeurron a los habitantes de la capital en presencia de los gendarmea encargados del Baena. de ¡a ¿Poca. Hz an que el agente A1 señor Batres con las linternas de los de seguridad necesitaba de su linterna pa ndam