Archivo rebelde en
1900 09 07 005 4
1900 09 07 005 4 black white

ItEGENEIEAUJDÑ.
disponer do gran espacio en estas columnos; pero en el próximo número tendremos el honor de procurar desvanocer la: objeciones que leal y correctamente se nos haeen.
Enviamos nuestro agradecimiento al inteligente Sr. Lic. Matías Chávez, con quien cruzamos gustosos nuestros escasas elementos de combate, no dudando, como tiempo en que se hagan, oxtinguen la acción de nulidad, salvo los casos de excepcion. Pues bien. o quiero suponer que falte.
el título escrito del contrato, que hubo le ratificación del mismo, y que el caso no es ide lo: exceptuados por la ley; esto es, que, el arrendamiento no es de los contratos jbrmales soïeizzizes que no pueden conva¿011099 ¿SCVÏWT ha did. Jue Pflliiwá 91 lecer de ninguna manera. y que por tanto, rin.
Dice la carta. Papantln, Agosto 28 de 1900.
mb. l caida B97151933 bl keys no tiene aplicación c1 principio aquel que dice: quod ab ínitia uifáosztnz est. traen: tempore canvalcscrre non patas. En eee ms v, el u admite la demanda Rms. Directores de «REGENERACIÓN» de lanzamiento y le da curso, porque preBléxíco.
Muy señores mios. Comenmré la presento carta por felicitar vdes. por la aparición de un periódico como el que Vtles. dirijeu y redactnn, periódico que era una necesidad que se venía acentuando más cada dia, pero que nadie habia querido echar sobre sus hombros un fnrdo como el que ustedes se han echado. Yo, aunque soy funcionario judicial, estoy enteramente de acuerdo con el programa. de «REGENERACIÓN» lo acepto cr todnssus partes. confiado en la. oferto que hace ln publicación referida. voy permitirme expresar algunas dudas que tengonucidas con motivo del artículo que se intitule. Algo sobre lanzamientos. Prác.
tics ilegal. publicado en el número que tengo le vista. En ese artículo. REGENERACIÓN»
sostiene que no obstante ln prevención terminante del art. 963 del Código de Procedimientos Civiles, de que elector debe presentar el título en que funde su acción cuando, conforme la ley, debe el contrato constar por escrito, los jueces, sin embargo, no deben respetarlo, y por lo mismo, deben dar curso li le demanda; y para sostener éeto dice que, si bien el art. 2947 del Código Civil, exige que el contrato de arrendamiento se haga constar por escrito, cuando le renta anual pese de cien pesos, ol 1679 establece que la ratificación y el cumplimiento voluntario de una obligación aula por falta de solemnidad, en cualquier via una información tCalllllOlllfll, que suÍpongo se recibe sin citación contraria, se ha convencido, con todo anticipación, de que una obligación nula por falta de solemnidad, lia sido ratificada ¿Qué quedará entonces por resolver en la sentencia definitiva. En mi humilde concepto, el juicio debin terminar alli. tiesto que legal y jurídicamente ha quedado resuelto, de automono, que un contrato nulo es válido porque ha sido ratificado. Sin embargo, lo contrario podría ser una verdad como un templo «Es bien sabido que le. prueba testimonial es muy peligrosa, y que en los Tribunales de uStÍCÍfl, hay siempre personas (lispuestas ntcutigun que el Sol que Im llegado al Zenit nun no aparece en el l10rite. Yo orco que es esta una de las rezonel que el legislador tuvo ¡Jresente para. provenir que determinados contratos deban constar por escrito. Por otra parte, no me parece legal ni jurídico, aconsejar. los funcionarios judíeiales el dcsobedecimento le ley, por más que ésta sen mala: dura lex, sed lex. Si el art. 963 manda que se presente el titulo en que se funde inacción. todos debemos obedecerlo, aun cuan sen una ley adjetivn. En el capítulo relativo nl juicio ordinario tene»
mos cl nrt. 924 que también manda que al entablar la demanda se presenten los documentos en que se funde la acción; y el 926 previene que se desechcn de oficio las demandas no formuladas con claridad, y que no se acomodan las reglas establecidas.