Archivo rebelde en
1905 02 04 014 2
1905 02 04 014 2 black white

ki tam! a Y ese derecho de las bestias es el que hoypriun sobre el mundo; En este momento de estupor y ¡de desolación universales, en que ¿don sus manos negras los tinieblas cierran el horizonte ante nuestros ojos hambrientos de esperanza, no ¡e ve por todo el haz de la tierra ïïü lás fuerzksfiumultuvsae salpinfle preparándose, al combate y marchando la conquista. Chino inmensas aves de pfesü.
clips caen sobre los pueblos mermes desprevenidoa y los devoxun; imposibles ante esos vencidos que piden ¡graciaL cerrados los oldos al clamor de. todas las miserioordias. Con las águilas y los vientos descieuden en iromha impetuosa lu muerte y la desolación sobre la tierra. De ellas es el dominio amplio del inunda, que tiembla bajo este deseo lnhumanode rapiña de exterminio. Las turbas carniceras pasan sembrsndola muerte, y su espada se retuerce. asesinando la libertad en las profundas fuentes de la vida. vaieliz la conquista, hermana sitibundn de la muerte por entre el polvo de los pueblosque sti arado sembró deinfames sruinas, extinguiendoen ellos todo gérnten radioso de vidas futuras. u.
Eu Filipinas, la ruzs vencida es zxterminnda por el agua, por el hlgn o y pot el fuego. Nadie. ni los niños de pecho, obtienen gracia ante los conquistadores airados. bajo cuyos pies de bárbaros. e tentrionales perece una civilizacl, de siglos. Entre la glsbáitensaugrentada yace el corazón delos héroes, exterminndos por la ednïjtjistál. Los herederos de Wásh»
lngton eclipsun el horror de los cónquistadores usirios. allí dondtïuo llega la pica de Atila. asciende «lentamente la mula de Filipo.
vencen por el oro los corazones que no fueron dignos de ser trnspasados por el ltierro, y deshonran las almas que no fueron dignasvde morir.
Comprar la victoria al precio del crimen uo es comprarla gloria, es deshourarla. Los alemanes en Africa, ano castigados por la derrota; marchan eatertnluer las razas ínfinbres. que, no son capaces de civilizar y tienen tiempo de desbonrarse por mano de sus príncipes, entregados al heróíco ¡par! de hacer blanco de sus tiros el cráneo de los vencidos indefeosos. así deshonran la civilización; en Inauepapeya que no puede ni siquiers apeilidarse barbarie, porque le falta el heroísmo, que bs sido siem «pre la virtud de la barbarie. En el Trausvaai. la raza vencida perece se dispersa, recofdsndo que No hay más salud para el vencido que una y es m: espai on. el vencedor ninguna Ls China siente el esfuerzo de la conquista desesperada. ensangrexi.
tar sus campos y proía nar sus tem.
pios, espera el fin del duelo formidable para saber quién ha de fgtjces (n; tllarágrnla, les del Tuibet ¿no han sentido bajar hasta ellos y caer sobre el palacio de los Lamas las águilas de la conquista, descendiendo de sus altos oct ros, furíosas como si las crestas de las montañas sagradas hubieran sido piedras para afilar sus garras?
El espíritu de los conquistadores parece presa de una embriaguez de mugre. y como leones en la selva entran en el pillaje.
El contagio bélico gana todos los corazones, Los grandes gestos de la Violencia y lsconquista llenan el horizonte. Nose ven sino manos tendidss hacia la rapiña y hacia la muerte. La crispstura deïa codicia y del coraje descompone los rostrosxsobre los cuales la muerte de Caín recuerda el horror del hombre primitivo. Las palabras han per.
dido su significación augusto. No se habla sino de llírozs, es decir. de hombres de violencia y de matanza Los más sangrientos gestos del fu ror humano se consideran bellos, Yin barbarie hace recular, asombrada, la pobre piedad humana los límites del olvido. Qué podrán contra estos hechos nbrnmadores y tangibles las sonoridades oratorias de los apóstoles de la piedad y de la paz?
Nada, Esla hora del furor en los fuertes. La hora del temor para los débileal Ellos son los acechados. serán los devorados. Qué piensan ante este movimiento de regresión los instintos pri.
mirlvos los pueblos de la América latina. tan débiles y codiciados. ya mulllados y vencidos?
Msrchatzdo de espalda por un lleno sin senderos. acantilados entre la selva y in conquista ¿qué piensan?
Ante esta condensación de pellsroa que desciende sobre ellos. han. m. Ls (perra qa al derecho de las bolitas. a.
de permanecer intnóviles, aguardando la oln negrzfque hu de devorarlos. Permanecerdu inertes ante este huracán de catástrofes quexlleno el mundo y conmueve las más hondas Erpfirndidndes. volverán los ojos hacia el peligro y ¡nlrándolo de frente sabrán esquivdrloïïvencérlo? Cuál es el peligro dela América latina. EL PELIGRO YANKEE. Alguien, desde lo alto de sus soberbias demenclns. denunció al mundo occidental el peligra amarilla. la Europa se prepara contra él.
Esas olas de tártaros feroces que caen, con el rostro contra el suelo, en los fnngosos llanos de Mandchuria, son algo más que las vanguardias del pillaje. Esos esclavos armados, bestias de pasividad, que caen así en montón anónimo mforme, los puños alzsdos contra la suerte adversa, al pie de los muros negros y las fachadas de oro de los losgráudes templos mongólicos son. la muralla que levanta el miedo de una raza amenazada y dectépïta, frente al empuje, de otra raza que avanza con el esplendor de un rol ¡emula En ese ¡nar de sangre se ahoga la rebelión de un crepúsculo contra nu cielo oriental resplandeciente de auroras. he aquí que hace cerca de tres lustfosyovengo anunciando los pueblos latinos de América el peligro yankee. con sus ojos turbios por brumas de esclavitud ellos no lo vieron.
Desde la soledad de mis dolores y mi ostracismohsobre las pl as del infortunio y del destierro, por todos los climas donde la tempestad ernpujó mi barca, mi grito anunciador y denunciador no se ha collado.
pie he hecho tribuna de las tablas de mi barca rota por los naufra.
gios. y desde ella he anunciado la América hispttin la llegada de los bárbaros.
Ella no me oyó. los bárbaros llegaron.
Ellos han quitado los más bellos Botones la corona secular de la latinioad, vencida y dispersaen las selvas del trópico.
Ellos han mutilado México.
a risionado Cuba, conquistado ucrto Rico y despedazadoï Colombia (ion el robo audaz de Panamá; El águila azteca tiene ya una ola rota y apasionada en el pico del águila. sajous. La. estrella solitaria cautiva, cayó, como un pez dormido, en la red de nro de aquellos pescadores de puebios.
Las turbas hambreadas y esqueléticasque en diaria dolorosa emigración dejan las costas de Puerto Rico, anuncian sl mundo cómo la raza invasora y rapaz persigue, ani quila y destruye la pobre raza ven cída, que 5e les entregó allí como un rebaño. La ironía cruel del, insultores»
poude al gemido de los que. deba tíéudose en una tenaza de Hércules, osan reclamar el derecho sagrado de la vida. al derecho brutal de la conquista.
En Panamá no es la raza latina la vencida y humillado: ella. no había echado allí raíces. Pero mueve piedad esa triste raza negra crecida allí en aluvión cosmopolita, sorprendida y vendida al yankee por las manos delictuosas de un sucio aventurero.
Aquellos tristes siervos del Océano que Butaeau Varilla vendió en Washington tanto por cabeza comienzan ya temblar bajo el látigo del amo. Latam conquistadom romperá pronto bajo sus pies ese triste giron de razas africanas abrumándolns con la misma ley del desprecio, que hace del negro americano el más doloroso de los pa.
rias. Pobre pueblo vencido. Triste fragmento de Colombia despedazadal Mutiladnres de México. expoliadores del Istmo, ellos tienen el cuello de la América prisionero con esa tenaza formidable. continuan apretando y extrangulando esos pueblos que se debaten prisioneros en ese círculo de hierro, amenazando su existencia efímera que. despojado de la fuerza parece no tener una sombra de derecho para cubrirse. Cómo alzsrnos cómo organizarnos. cómo defendemos ante esta. avanzadas de hoy. débil anuncio de las que vendrán mañana para despujar, nnonadar y rxtirpar nuestra reza vencida sin fuerza y sin cobesión. Cómo preparamos para resistir y para vencer ante esta alba profunda.
alba de sangre. ame este enigma de luego que nos cerca, pnniéndnnnn el pavoroso dilema de ¡ut mr abdí¿ari Vean dlidfiflflílt.
No es posible otra solución. p. Donde quiera que he puesto elMA. f CIGhRON. Veucer. nuestra debilidad?
Pero ¿porqué somos débiles?
Porque estudios aislados, disjnntos y dispersos. Y así. extravíados. divididos, dlsexninados, como tribus nventadss por el huracán de una maldición bíblica, somos un campo abierto la conquista, y con los ojos cerrados amé el dblsmo, nudo pelisumos, ímdsi hacemos para orgañízáruosunte ls invasión de los bárbaros, para repeler Atila y Aisrícogpnrpescribir con nuestra prudencia páginas de previsión antes de desnputecer, escribiendo un poema rojo de heroísmo estéril ante 1a. obra inexorable de devastación que viene 50 bre nosotros.
El dolor tiene ndmouicioues tráglass.
inclinados sobre el abismo, como sintiendo el encanto del vértigo, los pueblos de América parecen no escuchar la advertencia que el destino les hizo cuando con la. mutilación de Colombia la lnuzatde los bárbaros se clavó cn sus entrañas. ¿Cómo no oir este toque de clarín que compendio. toda nuestra vida.
en su siniestra vibración?
Prever 15 desaparecer. cuál es la palabra de previsión? LA UNION.
Unión de esos pueblos todos bajo el estandarte glorioso de la raza.
Unión estrecha y fraternal de los pueblos de la América latina, hasta hoy ferozmenle encelados y dispersos. Unión de esos países con la madre patria, unión estrecha y filial ante el espanto y el peligro, frente a1 furor y al odio del contrario.
Aproximación la Italia y la Francia, las dos hijas mayores de su rana.
Como una continuación del Congreso Hispano Americano, reunido en 190o en Madrid, convocar un Congreso Ibero Americano para reunirlo en Caracas. Santiago Buenos Aires, con diputados de España y América latina, exclusivamente. sin mezcla exótica con la raza invasora y voraz. como ha sucedido en todos los Congresos del pérfido pau ameticanísmo, ideado por el yankee y secundarios por nuestros políticos intensos y puériles. H. Invitar ese Congreso de pensadores, publícistas y periodistas que en Francia y en Italia; sectrudan estepenssmiento dïla unión. Promover de una manera constante y pertínaz el movimiento de una grande emigración españolas italiana hacia nuestros bosques ubérrimos y nuestros llanos desiertos, para ello dar nuevas y generosas leyes de emigración que no con»
vierten en patrias desventurados aquellos que van hacia nosotros en busca de trabajo y de fraternidad. la diplomacia protocolaris, apolillada y vacua, suplirla con una mejor organización consular, activa, ilustrada, conocedora de las necesidades comerciales, industriales y agrícolas, de esos países, y los de aquende el mar.
u Dar, porn tedio de tratados especiales y de nuevas leyes aduaneras, las mayores franquicias posibles al comercio de España y los otros países de la Unión, hasta áaicotear y colocar en una inferioridad marcada el comercio yankee y gertnáttico.
que tiene acaparadas las mejores plazas de nuestra América. Promover con el intercambio de productos el intercambio de ideas, y unirnos por los intereses, por el cerebro y por el corazón.
Aliarnos, es decir, amarnos y ayudarnos.
Unirnos, es decir, salvarnos.
He ahí la obra.
Trabajar por ella es la única obra digna de los hombres de Estado, los pensadores, los conductores de conciencias, en esta época menguada, en que todo se empequeñece, hasta los más altos ideales, y en que entre la polvareda de una ruina total, nuestros pueblos parecen haber perdido todo: hasta la conciencia de la vida.
En necesario no consentir en esta muerte social, eri este desaparecí.
miento lento de la raza, en esla total abdicacíón de los corazones, este envilecimíento de las almas, que no nluesïran ante el peligro sino el ineluctable horror de una absoluta indiferencia.
Es necesario reaccionar contra la inercia de esos pueblos que. renunciando lasjusticias humanas, parecen esperaría todo del milagro, y sólo traen con su marasmo un acrecentsmiento mayor de sus calamidades.
Es necesario arrojar al abismo el hacha meliada de las ideologías. ir directamente la acción.
Nuestros invasores son los zorros escapadas de los areunles de Cartogo, nosotros somos lobaiones de los del Lacio y cachorros de los leones de Castilla. Sepámoslo probar.
Frente los mercenarios de Amil esclavltud, tener siquiera el valor «zomprcnderse. should send their Mexican ¿ïjlllllllilillililllliililliillllïrlliilllllli? lll. Es necesario combatir sl yan eee declarsrnos francamente susesclavos.
Ta. e o; no! to be, Pero en caso de decidimos por la de proclamar altamente nuestra infamia. probar claramente al mundo que los leones de Castilla no dejaron descendientes eu nuestras selvas, donde tnanadas de orañgutanes bélicos se dejan domesticar. apretando entre las ¡manos las bellotas de oro que los conquistadores les arrojan, y alzando al viento sus co»
las como estandartes de victoria; la triste victoria de la animalidad domesticada por la fuerza.
Antieiparse la derrota es el trisMexinan News and Advertising Bureau. 4¡5 MAIN Avlmuxo Box (727. The papers wisbiug to obtain advertising of Atuericztn business houses rates to us.
The advertisers may direct themselves to us for rates in both Spanish und American publications.
AARoN Jotmson.
MANAGER.
News and Advertising mw MAIN AVENUE o. BOX, 627. Los periódicos mexicanos que deseen buscar anuncios de casas americanas, deben enviarnos sus tarifas y condiciones.
Los anunciantes diríjsnse nosotros en solicitud de precios de avisos en periódicos tanto mexicanos como americanos. ARON JOHNSON, GERENTE. No ÉÉ L d ÉÍt03hb que la adquisición hecha por Vásquez (le la. casa en cuestión, se debe las ecorzanzías realizadas con un presupuesto de egresos muy superior al de sus ingresos.
Mexico Paoifioado.
Este es el título de un intetesmte libro escrito por el conocido escritor Sr. Adolfo Duelos Salinas.
El amor expone en la obra de que se trata la maquiavélica labor de Porfirio Díaz, y definen acertadamente la fatídica figura de Bergllillllllllllllllllliïlülllllllllllllllllllllg Bureau.
fillllltllllélllliilillllllllllllllilllillllilli¿lll uardo Reyes.
Cuantos deseen conocer las malasartes de que se valió Porfirio Díaz para imponerse y tirsnizsr, así como ver en sus detalles la obrrt de sangre de Bernardo Reyes, pueden conseguir su objeto leyendo el libro «Mnxtco Pncuvrcnoo La obra cuesta en la República ltlexicana: Por Express, 36. 0o moneda mexicana.
Por Correo, pago adelantado, 55 oo moneda mexicana.
Para los pedidos diríjirse precisa»
mente al SR. ADOLFO DucLós SALINAS, 418 Trim» ST. SAlNT Lurso. Mo. de te recurso de los pueblos que no me»
recen ui el honor de servencidos. A Luc tar abdúar. v. Venter 27 caer.
Unírzzasjrá morir.
Lía unión la Muerte.
La tiranía. no se módem. He ahí el inexorable dilema. Es necesario escoger.
Escojamos. VARGAS VILA. o llespillatros lïorralescos.
Autoridad que se enriquece.
Nos informan de la población de excoco. Estado de Méxicq)
que Corral, el impopular Vice Presidente de ln. República, ha tomado en arrendamiento, para asilar enfermos, la casa propiedad del tristemente célebre Vulfrano Vázquez, pagando de renta con dinero del Tesoro, se entienden la enorme suma de cienlv ciumen a pesos, cuando en todo tiempo lo más que ha producido esa casa ba sido la cantidad de treinta pesos.
Pero Vázquez tiene la suerte de todos los hombres que se conducen mal: en vez de estar en un presidio por haberse aprovechado de una fuerte suma de dinero delíto que se comprobó oficialmentemse le obsequían ciento cíncuento pesos mensuales por una. casa que valdrá una fortuna.
pero que en el pueblo en que está ubicada no puede producir la canongía que le regala Corral.
El presuntuoso Vázquez, ignorante en grado sumo, tiene una conciencia mas negra que la conducta de Bernardo Reyes; y siguiendo ese camino tortuoso inmundo de todos los que se arrastran, ha llegado de humilde peluquero y muestro de Escuela de última. categoría Jefe Político; pero ha carecido, como es dei de merecimien tos. Supo ser servíl, abyecto y degradado, y subió de condición social. presentando esa faz truhanesca de quienes sin ser nadie y sin valernada se olvidan de su pasado para tiranizar y hostigar si los infelices.
Su temperamento es riespótico trata con altanería cuantos desgraciados tienen que acercársele con motivo del inmerccido puesto que ocupa; su condición moral es de lacayo y se humílla y se degrada ante los prócercn; y por último su ¡ilustración esta encerrada en los embrionarios cnnocimientos que adquirió cuando car alcemon lo sombra de Esclplbn. nu. fué profesorctllo.
No está por demás precisar Las autoridades de ¿léxico bnn municipio. El Inspector de Policia.
constituido una. especie de maffia tenabrosu, uns liga compacta, lormids.
ble, que es como una férrea cadena entre la, que se abogan los más nobles impulsos del pueblo mexicano. Entre todos las autoridades, desde el Diomdor hasta. al ultimo funcionario, hay un lazo de unión que nadie rompe y que todos, grandes y pequeños, tratan de conservar siempre vigoroso, porque comprenden queesa lazo lus fortalece. El resultado de esta muffíti es que las autoridades que inconstituyen se sostongnn, se elogieny se ayuden en admirable reciprocidad lïi Dietador sostiene todo trance los individuos que tiene en los puestos pdblico, aunque contre ellos se levanten las más tremendas y justas acusa. uionosiy esos protegidos del Dictadurse desvelen, naturalmente, perla. pros paridad del despotismo.
El pueblo es lo víctima de esta espantoso solidaridad de los tiranos Para los dolores del pueblo, ao hay PÏBÜBd; 98m las quejas del pueblo, no hay justicia; los verdugos se han confabulsdo: la. autoridad es cómpli oe de la. autoridad, el funcionario es encubridor do. funcionario.
En Coahuila lo vemos, Mlguel Cárdenas. contra el que se han enderezado los ataques de ln opinión pública indignada, es sostenido por el Gral Díaz, que profesa la doctrina de bunlur siempre la. voluntad del pueblo. Miguel Cárdenas sostiene su vez los caciques que on todas las poblaciones del Estado, tlranizsn y abusan y extorsionnnmsptándose el odio de todos los ciudadanos, Es inutil esperm que las prlmerus¡
autoridades castigue. los funciona nos inferiores; es cuodor sensor los poq LIEfiOS tlrunuel os ante los altos dés polos Hay que uousarioa todos saw el pueblo, y esta es lo que hacemos nosotros, seguros de que solo el puebloi podrá. castigar los opresoros La. ironia de liiiguol Cárdenas, lejos de.
moderarss ante el disgusto creciente do los uohhuilensea, parece empeñanse en hucuve más odioso. más desea frenado. más insoportable. lia. por día se descubren nuevos abusos. qu:vsn agotando la ya bastante msrmndu paciencia del pueblo.
En fino Pedro, Cual. los empleados públicos selvas despojado do to du respeto al put bio con cuyo dinam comen. El Secretario del Ayuuln miento. soneto Alanis. célebre por sus hazañas en le Cárcel de mujeres, ha estado componiendo su cuna con trabajo de Ion promo y materiales del.
Issue Valdés, también tiene presos su servicio en su casa. y en el campo: impune mu tas que ae apropin y usl mismo se queda. con los depósitos do dinero que la. policía recoge los ebrios. Se ha adjudicado una buena.
voce. que se le dió en depósito, disculpáudose con que se le pez dió el animal, que ere de un preso. El tenian»
te de la. Policía, Francisco Sandoval.
también tree presos con sus cat retos y en otros servicios particulares, padre del teniente tiene un CODCFIIÍO corral municipio, que le paga mensualmente una. buena suma. por hac» la limpieza do locíudad, y este sexïnr en vezde poner mozos pu! su cuenta, se aprovecha delos presos quele facilita su hijo, y. los que no les de. ni un centavo.
El Alcaide ds la Cárcel, Anastasio Borrego, que se Parece a Mendívíl por sus aficiones báqulcss, nunca. es, lá en su nuesto. El soberano de prlsión es el Sub Alcaide Matilde Gómez que, como todos, medra con o congo Gómez. tiene en el interior de lu Car, col una tienda. en que vende los pre.
sosdlfereuvas artículos de genoma. g, precisa exhorbltsntes; tiene su disposición tres presos que semanariomento manufacturas gran Cuntídgd m, Cigar. de boli, nl que no pone GÓmez los timbres de ley, y en cambio obliga. otros presos pobres que jmC9 Cigar. que le compren eslsm.
pillas y zimbren debidamente sn producto.
Gómeztiene empleado como cabo dp guardia. un criminal llamarlo Mau. l0 Silueutes que violó uuu niña, y este individuo ha introducido en la Cárcel barajas que alquila por mas diarios. dando lugar que, pnr mms, tinnes del juego, se snsciten ÍFEENBD. 95 mas: que el Sub Alcaide PPDCHTB OCUÍl fit las autoridades superiores.
para evitar todo mmrvenclóa p, gm, dominios.
Un pobre hombre llenando Fallout.
Vazquez es deudor (le una. cuanta. Salinas Hermanos. Lorenzo de In.
19X Ju. Mliáü éste Ju S: plante del Jiizgadn Lo. nero win.
FEF. queriendo hacen lPcll vu lacunnlu de Vázquor fuer uu solicltap un; que Andrés Medellín uns «union d: BPWÜÜHSIÓH contro dnudflrí al clcl que tteudló ln orden y. 3¡ u, wnQWI lun uncurcelasln ¡la la muero más injusto.
N0 hace morbo ¡me (uni ruhsdn ln lot de que arlols Harndudea tiene al centro dal bloc nodo lu Sra llo: náodnz puso o! rubi en mcmflmtenu.
de blodeiiin, pidiendo la mmm q, s5