Archivo rebelde en
1900 11 07 013 5
1900 11 07 013 5 black white

REGENERACION. l ll. l. o. pio, es decir, dan acción, para exigir la res parte y no como instructor. art. 15. En.
ponsabilidad de los funcionarios, en pri centramos, además, el art. 17, que dice: mer Zugará los particulares, y después al «En C330 de que BSÍBIIVÍBSB ausente de la Ministerio Público.
Si «Clarín de Oriente. ya que su Director no es letrado, hubiese consultado sobre el particular, no hubiera negado al pueblo el derecho de exigir sus Inandatarios la responsabilidad criminal, solo por la frivola consideración de que el Consejo de Gobierno trabajaría día y noche. Si la práctica disolvente, antidemocrática y tan poco conforme al derecho público nacional, de coartar la acción del pueblo, es la seguida por el Gobierno de Puebla, según confiesa «Clarin de Oriente. no merece ese Gobierno la defensa que le hace tan ilustrado colega!
II.
El Consejo de Gobierno es el competente, y no el Ministerio Público, para instruir el expediente informativo.
La ley que organiza el juicio de los jurados de responsabilidad, dice. Art. 29.
La Comisión de Justicia que, contarme a lo dispuesto en la ley de Administración, deberá. formarse de tres Consejeros, será la que conozca de las acusaciones que por delitos comunes, delitos faltas oficiales promuevan los particulares, el Ministerio Público (luego éste figura como parte y no como instructor. contra los funcionarios mencionados en el art. de esta Ley. Art. 30: El primero de los Consejeros que formen la Comisión de Justicia, en el orden de nombramiento, sera el Presidente del Jurado; todos los Consejeros que lo formen se turnarttn para la instrucción del proceso, y funcionara como Secretario, sin voz ni voto en las deliberaciones de la Comisión, el general del Despacho. 4 Art. 31 Los procedimientos, tanto en los casos de acusación por delitos del orden común, como por delitos y faltas oficiales, serán los mismos que esta ley prescribe para el Congroso, etc. Entre los procedimientos a que alude el articulo anterior, hallamos el de instruir el cxpcctientc injbrmativo (art. 14)
y el de recibir las pruebas que rindan el procesado, el acusador el Ministerio PúCapital el acusado (como en el de que se trata, pues el Jefe Político estaba en Tetela) se remitirá, el expediente en pliegocerrado al Gobernador, para que, porsu conducto, se remita al Juez de Instancia del Distrito donde se halle el acusado. no al gente del Ministerio Público, ni menos aún se nombrará un Agente ad hac. El Juez, en este caso, procederá conforme al art. 15 citado, devolverá el expediente, y en vista de lo actuado, el Consejo fundará su dictamen concluyendo con la declar. ción de si ha no lugar proceder (art. 19. Como se vé, en el expediente informativo, y hasta la declaración de si ha no lugar proceder, para nada interviene el Ministerio Público, excepto en el caso en que su petición se haya procedido; pero entonces representa el papel de parte y no de autoridad instructora del expediente informativo. Su intervención comienza ante el Jurado de sentencia, cuando el Juez de hecho ha concluido la averiguación y pasa el expediente al Juez de derecho, cuando el art. 37 de la Ley Organica que nos hemos estado refiriendo, ordena se proceda conforme a los arts. 2421 y 2424 del Código de Procedimientos. es de notarse que el art. 2421 referido dice: que «al recibirse por el Tribunal Superior las diligencias, las mandara pasar al representante del Ministerio Público, que para el caso lo será el Agente auxiliar del Procmudor, para que formule su acusación, y en seguida al acusador privado, si lo hubiere, y al acusado. Creemos haber demostrado que no es el Ministerio Público, sino la Comisión del jurado especial la que debe instruir el oxpediente informativo. Es verdad, como dice Clarin de Oriente, que el Ministerio Público, en cumplimiento de su deber, formula la acusación conforme a la ley orgánica de su institución; pero la torrnula en el segundo período del juicio, ante el Juez de derecho, como hemos visto en el art. 37 transcripta.
biico (que figura, según indicamos, como De lo anteriormente expuesto se des