Archivo rebelde en
1900 09 07 005 2
1900 09 07 005 2 black white

REGENERACION. cidentes de este ruidoso asunto, pero oncontremos que su fallo no está, en nuestro concepto, apegado los preceptos de la ley y de la justicia.
El Magistrado Leon promovió contra los Señores Diez de Bonilla juicio de desocupación de le. empresa. de Mensajerías, fundúndose en la falta de ¡iago de las pensiones estipuladas, a partir de la época en que los Señores Diez de Bonilla tueron reducidos prisión por instancias del referido Líagistrado, y pidió se proeediera previamente la diligencia de lanzamiento.
Terminada ésta, ovacuaron los demendedos el traslado de la demanda, oponiendo la excepción de falta de personalidad en Leon, fundándose en que al primer escrito no se acompañó, ni obraba en entes, le escritura constitutiva de la Compania Limitada de Mensajerías, conxla que se debia haber probado la existencia de esta sociedacLque de ella es Presidente el Magistrado Leon y que entre sus facultades tenia la de comparecer en juicio y todas las otras necesarias para ejercitar la acciin que deducía.
La fundaron también en que ann (suponiendo que la escritura le concediese esa facultad, no podía tener efecto algunmpues tanto valdría como constituirle procurador en juicioflo que está prohibido los Magis»
trade: en los limites de su jurisdicción.
El Juez ha resuelto las cuestiones mencionadas, declarando gue en lo minute, que en copia certificada se acompañó al primer escrito, aparece comprobado que el Magistrado Leon os Presidente de laGompaïi ia Limitada de Mensajerías y que, aunque esta minuto fué techado como un simple proyecto de contrato, el Juez no debe calificarla, sino en la sentencia definitiva, porque asi lo ordena el articulo 360 del Código de Procedimientos Civiles. Que, además, en esa minuto. el demandado reconocc en el Blogistrndo Leon el carácter de Presidente de la sociedad y también lo reconoce en los diversos escritos que obran en autos y por último, que comparecer con carácter de Presidente de una sociedad, no es comparecer como procurador en juicio.
Vemos hacemos cargo de las argumentos del Señor Juez, pero debemos rectificar dos inexactitudes que se notan desde lilego. Sostiene que en le. minute. aparece comprobado que Leon es Presi.
dente de la Compañía de Llensageries y que los Señores Diez de Bonilla aceptaron este carácter y lo han seguido aceptando en los diversos escritos que obran en nntos. La minute solo dice, que Leon contrata como Presidente de la Compañia, pero no se transcribe allí ninguna constancia que lo acredite, y ni estando transcritas podian hacer fé, porque la minute no es acta auténtica. si pues, no cs exacto que de la minute aparezca. comprobada la personalidad que se niega Leon.
Tampoco es cierto que alli se admitiera por los Señores Diez de Bonilla este personalidad, sino que simplemente cada uno de los comparentes menciona el carácter conque contratan, pero no renuncian al derecho que tieneinal formalizarse el contrato, de examinar tanto la personalidad como la legitimidad de los derechos que se enajenan, y por otra parte, en los diversos escritas presentados en autos, los Señores Diez de Bonilla siempre cuidaben de decir, que compare ainu en cl juicio que el lliagistmdo Lean les cntableba «rliciéndose presidente de la expresada sociedad. lo cual no es reconocer su personalidad.
Tomando como cierto ese reconocimiento tácito, tampoco seria juridica. la consecuencia de que él implica comprobación de la personalidad que se niega, porque ésta debió ser comprobada antes de dictarse ol auto con efectos de ¡nandamíento en forms, y la conformidad tácito, se habia referido, hasta entonces, solo la facultad del Señor Leon de representar la Compañia en asuntos de mera administración, pero no. la facultad de comparecer on juicio que es la que se le niega. El mismo Señor Juez 4! de lo Civil hn resuelto en otros fallos, que la minute solo puede servir para obtencr que los contratantes no se nieguen si firmar lo escritura que pretendían llevar adelante al presentarse ante un Notario, pero no es ella do ninguna moneramn contrato en forma, ni pruebe otra cosa, sino ¡que los contratantes se han presentado el