Archivo rebelde en
1900 11 07 013 0
1900 11 07 013 0 black white

¿no Epoca.
MÉXIGO, Novnzmmn nn 1900.
Tomo NÚM. 13 Regen eraciáne. rnmónxco Jvnímco mnnrnrnmrr.
u libertad do impronta no. una ¡nin límites. qua el reapeto la id; prix ada. umarnlyl ¡cpu púb. u. Art.
del: Conltltuclon. cuando ls República pronuncia lu ven Johanna. Iori ¡cuore someter ne dímltlr. h: mms.
Iíejesú: flores flagóm Jïic. Jïnfanïa. arcasífaa Ricardo flores Jmvgón.
Oficinas: Centro Mercantil, 3er. piso, núm. 2o.
fldmzhiïsfrador: Ricardo flores jWagón.
roo (lliéxíco, Teléfono 264.
CONDICIONES.
unzuzrzmcióru ¡de los diu 7, 15, y último da ends mel y loa pleclos de subscripción son: hn ll Cnpltll, trimestre Idchntldouu u. 1. 50 m lo: Estacion, id. id. 2, 00 Pm ol Extranjero. id. ld cn oro. 00 Números malta 15 el. Números Mundos. 25 ctvn.
se cnmndcrfi ¡captado lo subscripción, en cuo de que no u damlvn el periódico y le girará por al importe de un ¡rin nutre lo: agente: u lea nhomrá el 15 por ciento.
No no devuelven originales. un Inn mundos en el periódico. plduue tnrífu. ¡y vu yy. v u uvvvvvv y yaa ys vv y. 1:05 EMPIxEOS PÚ BhIGOSSi hay algo desmoralizador en la administración pública de las naciones, ello consiste en gran parte, en favorecer con los empleos públicos. personalidades, que si bien carentes de patriotismo, poseen de sobra cl arte egoista, y como egoista, corruptor, de halagar por cuantos medios tienen fila mano. los poderosos de quienes esperm una recompensa.
Ese sistema de halagar. le sonreir todo lo que el superior haga. disponga; de poner la orden del Poder, sin condición ni protestefias energías activas del individuo, Para trnnsformarlas en pasivas; de despolfllïse de la. voluntad, para. convertirse en instrumento, y como tal, ciego, y por esta circunstancia, torpe; ese sistema de lnalagar, es lo que llamamos en México, servicios politicas.
Ahora bien, los que prestan esa clase de tan pesada, sino con humildad, con mansodumbre de santos, una partida en el presupuesto de egresos, cuya. aplicación es el precio de su adhesión al Gobierno.
En cl ramo judicial, los resultados de esas recompensas están en razón inversa.
de la. buena. administración de Justicia. En efecto, al juez y al Inagistrado, altas personalidades de dicho ramo, apenas los conocemos en la estricta acepción de las pa. labras.
El juez y el magistrado, tienen que ser individuos dotados de un sentido común práctico; armados de vastos conocimientos en la ciencia del derecho; provistos de un espiritu de observación fino y sagaz y de una reflexión ordenada y lógica. Las per¡sonns que reunen estas circunstancias, sumados un buen criterio jurídico, son las únicas que pueden desempeñar cargos ten delicados.
Pero en nuestro pais, no se acostumbra esa clase de magistrados, porque para llegar obtener un empleo de esa. naturaleza, basta con aplaudir, hasta romperse las me. nos, los aciertos desaciertos del Poder; felicitar al poderoso en toda ocasión; improvisar festivales cn memoria de nuestros grandes hombres, para que, desde lo alto de una tribuna, se establezcan paralelos, por oradores torpes y dcsgarbados, entre las grandes virtudes del heroe, quo iwe de pretexto ln fiesta, y las que, según los oradores, adornan al personaje que preside sowicios, reclaman, no con orgullo, porque la función.
d! antemano lun tirado en el arroyo carga Como es de suponerle, las dotes orato ei oo e.