Archivo rebelde en
1905 01 21 012 0
1905 01 21 012 0 black white

AÑO 2z EPOCA. Jefe de Redaccion. Juan Sara bin.
La llbeltnd do Imprenta no llano mln limites que el respeto ln vldu prlvndn, la mainly al la pu núbllearnrt. de ln Constitución.
Pcrlódlco lndsntidlintt de combatir.
Director: RICARDO onclnnunaos W, Nueva álreet. 04h01: 11335 01. hmle 3354 c l¿
SAN ANTONIO, TEX. ones MAGON. Encro 21 de 1905.
Cuando In Ruptlbllcn pronuncie su voz soberana. nora lormso someterse fllrniilr. GAMBETTA. Admlnlstrador: Enrique Flores agonTOMO llL NQ r2.
3, 1811. Euntered as second class matter, Noveiubers 9o4. nt the post omce nt San Antonini, Texas, under the Act of Congress ot March La tzonflagración del porvenir.
u Gonservndoros. cientificos y reyistos. Él clericalisino sido nuestra gangrena secular. El clero ha, sido iempre el obstáculo par nuestra li bertad y la rémora de. nuestro progreso. E1 clero, siempre ambicioso de preponderancia, y de dominio, ha sido paclficoJcuaudo con la paz ha medrado, pero ha sido trastornador, ha provocado la revuelta intestina y la invasión extranjera cuando se hai pretendido disminuir sus privilegios y poner coto sus. rapiñas. El clero ha sido el anatop matizador y clasesino de nuestros heroes más gloriosos y ha sido el glorificador y el cómplice de nuestros inás odia dos tiranos. No es extraño vel al clero conforme con el Gobierno actual. La paz tuxtepecana ha sido tan fecunda en bienes para el clero y los conservadoresfcomo letal para las energias de la Nación. El clero ha colabora. do eficazmente en la gigantesca obra ¡le silver sión infiel. Gral. Díaz, ha, llevado cabo para sostener su Dictadura, y en cambio el Autócrala ha concedido al clero el derecho de violar todas las leyes, que es la suma de todos los privilegios. La clerigalla se envanece de vulnerar constantemente las Leyes de Reior ma con actos de culto externo, con el uso público de trajes talares, cod 1a existencia de centenares de con ig tyentos, con la acumulación de bienes, etc, etc, y los individuos y los órganos del Partido Conservador no ocultan su admiración y su cariño por el Gral. Díaz. El clero está satisfecho porque domina al Dictador, porque tiene impunidad para sus explotaciones y sus crimenes, por y quelphede pisótear impunemente la gran obra liberal de Juárez y porque ha obtenido la preponderanciafipolítica que ha sido su eterna ambición.
Ahora bien ¿cuál será la actitud del clero el día no lejado que el decrépito Dictado: desaparezca. Como obrarán los conservadores ante la rebelión que irremisiblemente habrá de levantarse contra el Gobien no ilegítimo de Ramón Corral?
La respuesta es sencilla para quien haya observado los últimos acontecimientos políticos en que de algún modo ha figurado la minúscula personalidad de Corral? Cuan do la Convención Nacionalista lanzó la Candidatura del desconocido sonorense, la Nación en masa protestó, sintiéndose ultrajada por el encumbramiento de ese obscuro personaje. y solamente la prensa clerlcal enlodó sus columnas copian do las adulaciones que los periódicos semioficiales tuvieron para Corral. Es fácil comprender que la elevación de este sujeto fué consultada por el Gral. Diaz al Cleroy aceptada, si es que no había sido recomendada por éste. Corral imita.
rá al Gral. Díaz, según lo ha repetido constantemente, y por tanto, conservará al clero todos los privilegios de que goza con el actual Dictador. Además, por su insignificancia personal, por su falta de prestigio y de fuerza propios, Corral no será más que el instrumento de Par.
tido que lo sostenga en el Poder, y esto bastaría para que el Clero se empeñan; en sostener Corral, si para ello no hubiera las demás m7 zones que hemos expuesto.
tCuaudo muera el Gral. Díaz, el pueblo, para hacer efectivas sus libertades, no tendrá en iigor que luchar contra Corral, sino contra el Cloro, el eterno aliado; de los tira, nos, elimplacable buitre de los pueblos. abr El Gral. Díaz que por la traición y la brutalidad desorganizó al Par»
tido Liberal para impedir que esa honradatracción política lo arroja. ra de la Dictadura; el Gral. Díaz que siempre procuró aplastar al. único, Partido que si hoy existiera organizado, evitaría las tremendas catástrofes que se vislumbran en el futuro, ha permitido en cambio el desarrollo de dos grupos que ningún provecho y sí grandes males han causado y causarán la Nación, pues se caracterizan por el más repugnante personalismo y su asistencia es sólo el producto de bajas ambiciones.
Nos referimos los grupos cien.
tifico y reyista, que no permanecerán inactivos á, la muerte del Dictador. ya que se odian y han jurado exterminarse.
Los Científicos no teutarán la aventura de rebelarse contra Corral para llevar la Presidencia su antiguo Jefe, el débil Ministro Li.
mantour. Los científicos no tienen convicciones y lo único que les in.
teresa es que el Gobierno sea corrompido, para que les llene de oro las faltriqueras. Como el clero, han sido beneficiados por la Dictadura, y como el clercfse unirán Ramón Corral paaav conservar. yr aun aumentar sus negocios, sus concesiones, sus empleos. El clero, los cientificos y Ramón Corral se apoyarán mutuamente, porque siendo todos ellos elementos de tiranía y temiendo las venganzas del pueblo, es natural que en su unión busquen la fuerza necesaria para imponer la nación la nueva Dictadura y parzl contrarrestar los empujes revolucionarios de las inmensas masas populares. l El reyismo es enemigo de Corral, porque el reyismo quiere adueñarse del Poder.
El reyismo odia los científicos por envidia, porque todos los científicos son ricos, mientras que casi todos los reyistas son miserables.
El único millonario del reyismo es el Jefe de la pandilla: Bernardo Reyes.
El heroe del de Abril en Monterrey sueña con la Presidencia. No lo han curado de su ambición ni los innmerables fracasos que componen su triste carrera politica ui la tempestad de odios que se agita en tor no suyo y que él mismo desencadenó con su tiranía siniestra y ensangrentada.
Bernardo Reyes ha jurado tiranízar al pueblo mexicano, ha jurado diezmarlo (y saquearlo, ha jurado vengarse del desprecio con que hoy lo flagelo la nación, Bernardo Reyes, cobarde para levantarse ante el Gral. Diaz, aunque lo odia y lo ataca en sus periódicos de un modo vergonzafite, solo espera quee Dictador se hunda en la fosa, para lunznrse la revuelta.
Bernardo Reyes se rebelará contra los científicos, es decir, contra Corral; el pueblo también se rebe.
lará contra Corral; pero Reyes y el pueblo serán enemigos entre sí, porque el pueblo luchará por la libertad y Reyes combatirá por eutroni.
zarse él mismo.
El pueblo, para inplautar el Gobierno Constitucional y democrático con que sueña la nación, necesitará someter al clero, y enviar Bernardo Reyes al patíbulo que lo reclama.
Vencidos el clero y Bernardo Reyes, elpaisppodrá estar seguro de su triunfo, pues los científicos no significan tnerza ninguna y Ramón Corral, aislado, no tiene más representación que la muy modesta de simple figura decorativa.
Autnrídades cofres.
No hay un lugar de la República donde no inrpere la tiranía en todas sus iormas.
El Prefecto Politico de Badira guato, Sin, un tal Eligio Abitia, tiene abrumados los ciudadanos.
Ese individuo ep hijo de un antiguocacique de Badiraguato, hombre dc perversos instintos que dos pedido de la Prefectura ha aprovechado tar presencia de su hijo en ella para continuar extorsionando los vecinos.
Eligio Ábitia, aprovechándose del puesto que ocupa, diriie una gavilla de bandidos que merodea por el Distrito. Roba descaradamente el ganado delos vecinos diciendo que se trata de animales mostrencos.
Impone castigos injustas las personas que no se doblegan ante él, que se niegan prestar algún servicio su padre al presidente Municipal, un rnfián que responde al nombre dePedro Castro y es tio su5Ï9. u ¡tia es un bribón reclamado que manda matar los ciudadanos honrados que se rehusan pertenecer su camarilla de lacayos.
Hace unos dias que intentó asesinar uno de los vecinos más caracterizados de Badiraguato, emplean.
do el sistema que emplea Bernardo Reyes para deshacerse de sus enemigos políticos. Ofreció determinada. cantidad un individuo, pero su criminal proposición fué re.
cbazada y el individuo avisó la victima del peligro en que se encontraba.
Abitia fué acusado hace poco de haber dado tormento un pobre hombre, por sospechas de ser éste el autor de un pasquín que el Prefecto bandolero encontró en su balcón. Abitia quedó convicto y confeso del delito por el cual se le acusó, se le suspendió en sus funciones por unos cuantos dias y después el.
imbécil Gobernador Cañedo lo perdonó, pues está probado que los deZincuentes se protejen.
Un dia, un valeroso ciudadano, despreciando los peligros, se le eucaró al bandolera Abitia y después de reprocharle su criminal conducta, lo desafió. Pero la cobardía es común en los tiranos, y Abitla no aceptó. Una hora después se apostaban en los caminos varios policías para asesinar al digno ciudadano que había tenido la enterem de desafiar al cobarde déspota, Lo que ocurre en Sinaloa no es más que un reflejo de lo que ocurre en la República bajo el gobierno de Porfirio Díaz. La autoridad, que debiera seria encargada de velar por los intereses y vidas de los habitantes, se entrega al vandalismo y al asesinato. ll Toa oe Las logias reyistas. Bernardo Reyes continúa su labor de intriga para. escalar la Presidenciu de lo República.
obligó zi su hijo Rodolfo que ronunoïaro lu cátedra da Derecho Constitucional en ln. Escuela Nacional dt. Jurisprudencia. Rodolfo mnrohnrfi.
dentro de poco a Monterrey desdedond dirijir los trabajos encaminados a ln elevación de su padre.
Bernardo Reyes por su parte, no pierdo tiempo y procura la. formación da nuevas logias reyistas no solo en Monterrey stno en todos las poblacioWl de alguna. importancia en ln. Ropvlblloau lEl General Jesús Alonso Flor es, rlyista consumado, es qnien dirige la.
política. de las loglas reylstas que se están topmando an el país.
Esas ldgias han nombrado Bei trdo Reybáïnspeotor general y de él reciben inspiración y consejo. Nuestros correliginnartos no deben arder de vista. los movimientos de lprnardo Reyes. que comienza prey rarse para. asaltar la. silla presitencia.
Damos esta. noticia para. que no se dejan sorprender aquellos de nuestros rurrellgionarios que sean masones.
Tribuni les corrompidost o El Gobierno de Blas Escontría. ss ha distinguido por su pésima. administración de Justicia, más aún, por su corrupción escandalosa. en el 1mportante ramo judicial. En los tribunales potosinos, más que on cualesquiera otros, se nota, esa odrrnpción de la justicia, que es lnolu dibla resultado de toda. tiranía. El dinero y la. consigna reinan como dos soberanos en esos tribunales envlleci dos, que son instrumentos, anto todo, del Gobernnnte que los utiliza en sus venganzas, y en seguida del que tenga más monedas para inclinar su favor un platillo de la, simbólica balanza.
El Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, José de Jesús Jimenez, es eljprimero en dar ejemplo ¡fe mercantiltamc, el primero en comerciar con al puesto que ocupa. Es la. vez litignnte y magistrado; patrocina negocios que él mismo falla, naturalmente su favor, y perciba emolumantos como ahogado, del público, y sueldo del Estado, por el cargo judicial que pé slmamento desempeña. Los otros Mu. gistradoa del Tribunal Supremo imitan al Presidenta y como él litigan, violando preceptos terminantes de la.
Constitución local.
Jiménez fué acusado ante laLegislatur a, por su conducta deliotuosn. poro fué absuelto por consigna. de Escontrla.
El y los otros Magistrados tienen una sociedad tenebroaa con el claricnl Primo Feliciano Velázquez, abogado manos, que mediano y Director del papasnl mooho El Estandar te subvencionado por Montes de Oca y Esnontria. El contrato social do estoi exploradores de la. justicia consta.
de dos cláusulas sincillisimas: los Magistrados fallan favor de Primo Feliciano, cuanto negocio lleve éste los Tribunales, y Primo Feliciano divide las exhorbitantes ganancias de su profesión con los Magistrados. Asi se ve que Velázquez no pierde jamás un negocio, no obstante lo bien cunq uistads. toma de nulidad juridica de que goza el clorlcal abogado. Seguro de su influencia, Velázquez se compromete triunfar en los casos más dificiles y en los más turbios asuntos, y triunfo, siempre que se le pague bien. En muy poco tiempo se ha enriquecido.
La corrupción, la. uutratacclón absoluta del Tribunal Supremo, el prlmaro del Estado. tiene naturalmente que reflejarse en los tribunales infarlorea. El hecho que vamos relatar lo demuestra.
El Sr. Leontdes Rosas, vecino de Hoya. Verde y de tránsito en del Maíz, promovió nntoel Juzgado de instancia de ese Distrito un. timo número. El juicio ordinario sobre nulidad de una taltamentsrla, contra Felipe Ro lnus. El apoderado de ésto promovió con tal motivo una providencia pre cantorlu. pum asegurar al pago de las costas que pudieran cnusurse en ese juicio, y desde luego se dictó y llevó li cubo el secuestro preouutorlo do toldos los bienes de Leonidas Rosas, con lo que este señor quedó sin olomentos, y sólo con grandes sacrificios pudo continuar el juicio El embargo sufrido por Don Aonides es de todo punto ilegal, pues el promovento Don Felipe Aguilar lo solicitó para. asegurar el pago de unas costas que todavia no se causan, ni se conoce su monto ul se sabe si e ombnrgndo saldra condenado pagarlas, y aparte de esto ol citado promovente no justificó su personalidad ni su der echo para gestionar: la. fianza que otorgó carece de los timbres de ley. lo que la nulificn; no consta la idoneidad del fiador, no entabló Aguilnr su demanda por tires mll pesos. lo que supone nsuenderán las cuotas, dentro del término de tres dias que ja. la. ley, y en general, no ajustó sus promociones los preceptos legales.
Fundado en estas razones y en otras que detalla. ampliamente en su escrito respectivo, el Sr. Leonidas Rosas pldió que se levantar a el embargo que estaba sufriendo, y el Juez 20 Popular Magdaleno Martinez, en Marzo del año pasado, mandó en consulta los autos al Asesor legal, Llc. Esteban Ruiz, Juez de Instancia de Río Verde, quien se separó del Juzgado, entregándolo al Llc. Moisés Garcia.
Pasó el tiempo, y como los autos no su devolvían, se libró oficio recordatorio al Juez do Rio Ver de, y Moisés García contestó que nl en el archivo nt en los inventarios según los cuales le hizo entregan el Llc Ruiz, existían ¡OE autos dels. provídencla prou autoría. Se preguntó por oficio Ruiz que había. sido de esos autos, y no contestó, aunque se asegura. que al separarse del Juzgado dejó en él los raferidos autos. El extravío de ese expediente implica la comisión de un delito, y todo hace comprender que ese extravío no es casual sino intencional y llevado cabo por los enemigos de Don Leonidez Rosas, que cuentan con el apoyo de uu personaje político que quiera perjudicar al embsrgado.
Don reunidos Rosas ha comparecido ante el Tribunal Supremo de Justí.
cia. del Estado, denunciando el hecho y pidiendo que se abra una averiguación y se aplique los culpables al castigo que se han hecho senadores. Se hará justicia? Si Leonidas Rosas estuviera pntrucluado por Prlmo Feliciano Velázquez, vería triunfar su causa, aunque ella ¡ner a ln más innoble y la. más injusta; si tuviera. una recomendación de Montes de Oca del tartuto Escontria, también obtendría al trinnto; si se presentara con los bolsillos repletos de oro anto las miradas codiciasas de los venales Magistrados, triuntaría también. Pero como no tiene más apoyo que el derecho nl más amparo que la razón, lo más probable es que vea pisotzenda lis justicia que lo asiste por ese alto Tribunal potosiuo donde sólo hay corrupcion en vez de conciencia y mercantilismo en lugar da rectitud. oooll llAMPl BE SAN PEDRÜ.
Parece que nuestro artículo «La Corte de los Milagros» no agradó mucho Wesca y sus pauiaguados, cosa que no tiene nada de extraño, porque en ese artículo dijimos más de una verdad amarga á, la pandilla de bellacos que oprime al noble pueblo de San Pedro, Coah.
El pasquín que sostiene Adalber Lo Viesca con los fondos del Muni re: la verdad. Quién podrá tomar en cuenta las (lefensas del pasquín Hablar clc la nitidez de Viesca es hablar del ¡ierfiuue de una letritia, prclcrlzler que llickmau y Alentlivil sean liouorables es pretender que la pureza resida en los estercoleros.
Adalberto Viesca es un malvado.
Sus abusos como autoridad, sus rapiñas en cl Tesoro público y sus múltiples iufamias, para las que 11a buscado la complicidad del bandolero Juan Guajardo, le habrian abierto las puertas de un presidio en cualquier pais donde hubiera un átomo de honradez gubernativo.
Ricardo Hicktnan es un tabur de profesión, y además, cuenta en su historia hazañas que le hubieran acarreado gran prestigio entre los patibularíos nriembros de la Colonia de la Bolsa. Ricardo Hickman ha sido sorprendido infraganti, comprando algodón robado, las doce de la noche, y ha estado por esto varios meses en la cárcel. Hickmau instigó su hijo mayor para que robara la casa de Bahusen; el chico fué procesado, pero se notó que la familia disfrutó de comodi.
dad y abundancia. Hickman asesinó cobardemente al joven José Eduardo Gámez, y aunque fué procesado por este crimen, lo salvaron las influencias de Viesca. Iickuian, por medio de. fraudes y trampas, despojo de sus bienes y dejó en la miseria la familia de Jesús Mier, y llevó su desfachatez hasta exhibir públicamente las alhajas de la familiaÏespojada. Hickman ha estado más de ocho veces en la cárcel por delitos del orden común; alguna vez se ha proporcionado el placerimbécíl de dirijir anónimos las familias de San Pedro; hoy garrapatea ditirarnbos inverecundos en honor de Víesca que le concede por 39200. 00 mensuales la exclusiva del juego, y vive del desplumadero que tiene establecido en el hotel de Arsenio Cublllas Gutiérrez.
Hielo xau no tiene el menor dcrecho para. hablar de honradez y dignidad y las. iurias de mujerzuela ebria que HL, dirige, ni nos hieren ni provocan siqu ra nuestra cólera: sencillamente nos cJsan asco.
José M, Mendívil es un redomado bellaco, con el agravante de la dípsomanía, y no habrá quién haga caso de él. En un tiempo se fingió independiente y sacó buen dinero los oposiciouistas, en calidad de préstamo, y cuando lo hubo dilzlpidado en cantinas y prostíbulos, fue venderse Viesca, que lo aceptó con los brazos abiertos. No sólo no ha pagado Mendívil los oposicionistas el dinero que les estaló, sino que los insulta descaradamente en su papasal. Vive recorriendo las cantinas, caza de amigos que le obsequien una copa. este infeliz podríamos callarlo con algunas botellas de tequila.
MUY ¡lvlggrïlmt Sup Mamani nucshoJanIab At ¿ultrtrIp art: rr 51. an rnïrzarnar ms pago. an prou o (ama r5 ricc musho cipio, nos llleua de injurias en sin úl ¡v f0 truhauesco cin culo oficial está rabioso porque lo hemos exhibido, porque lo hemos desnudado, porque hemos descubierto su lepra y su hediondez. La inmunda hampa que se sostiene sa queando la Tesoreria de San Pedro!
y explotando la inmoralidad y el vicio, se eufureció con nuestro artículo porque en él empleamos el arma que más teme y que más la bie A lasfiusona: qm amour; nurs ro aviso yya hayan (nrvazïlv sur. x2gor. rr agradrmcnzor nar dzspmsm, pue: afán. qm s: no: 1a ¿sra huda algún atvsa por ser 170m1? zm nzem de ¡LMHÓIKJ que Irnmzos (71 ¡is aE: prensa m7 olvida; qu! lado; la; envías tirón: lzatrrrr ¡firmsamm «í Rítarda Ham Álagírt 5475 Num SL, y 11a 4a; rama rquzcarndamntle aparta ru algunas de nursl: a: circula rrs. n. aer er. a. e u. u. a a vw. u. a. v