Archivo rebelde en
1900 09 07 005 11
1900 09 07 005 11 black white

REGENEBAGIÓN. rsndo que se le impedía la sarviditmbre de Sr. Wiener, con igual carácter, ocupaba entrada y salida para la localidad que tic la parte alta. El patio, donde conducía la ne srrendada. El Juez de lo Civil fa puerta obstruida que proporcionaba el lló en contra del actor, fallo que confirmó el Tribunal Superior. El actor recurrió entonces en amparo la ejecutoria del Tribunal y en definitiva la Corte lo amparó considerando que el quejoso estaba en posesión de la servidumbre de tránsito por el interior de la casa núm. de la 9 de la Independencia, en virtud del contrato de arrendamiento que con el dueño habia celebrado respecto la localidad baja de le.
misma casa, y que el inquilino de la parte alta, esto es, el demandado en ol interdicto, por un medio violento y de propia tránsito por él, se utilizaba por los desinquilinos, los dos tenian el mismo derecho, los dos podían usarlo libremente como tránsito. Resultado: la Corte confiere un derecho de servidumbre sobre una con usada en común; contra un principio elemental de derecho, aplicado por analogía este caso, según el cual ninguno puede tener una servidumbre sobre su propia cosa, es decir, refiriéndose al caso concreto, sobre la cosa que poseían en común los Sres.
Romero y Wiener. Si los arrendatarios se servían del patio en común, excluye en autoría Ed» había ÏmPWÏÏd el 115 de 953 situación legal toda idea de servidumbre.
servidumbre al obstruir la puerta de coLa Corte, no debió pues, destruir con Iflflnïcücïófl 911m3 91 P350 la 103313135 su ejecutoria, sentencias dictadas de acuersrrendads.
do con los principios legales sobre la mnLa ejecutoria de la Corte no acata los taria, principios legales que rijen las servidumbres. Para constituirlas son necesarios estos elementos: que haya dos predios heredadas, y que estos pertenezcan distintos Lluoflos: Esos dos elementos son indisponsables para qu) del contrato surja el gra ¿mana auna. mporfan fe.
Recomenóamo: nucsiro: subscripio res, Iocalcsyjordncor, vamen impuesto sobre una finca en prove se sirvan rcclarqarqo. O3 númecho para servicio de otra. Cuando osos ro: que no hayan rgcíbída. a (los elementos faltan, como c1 este caso ¿msfro pep fódfco Para. m¡f. no habrá servidumbre.
Podria haber tenido en consideración la Corte el derecho de arrendatario que tenia el Sr. Romero, y que ese derecho se con y ¡iderase real, como seha pretendido algunas veces. Suponiendo exacta esta teoria llegaríumos esta. consecuencia: Por una parte, el Sr. Romero tendría derecho real sobre la finca srrendada, y por la otra también lo tendría el Sr. Wiener. De manera que se estableceria la servidumbre de la porción arrendada a este último señor, favor de la porción arrendada aquel. No es del todo juridica esta suposición; pero ella conduce la ejecutoria de la Corte; de otra manera no nos explicariamos por qué ese elevado Tribunal vió en el caso una servidumbre.
Pero en ese supuesto llegaríamos esta consideración: El Sr. Romero ocupaba como inquilino la parte baja de la casa y el solos, y al mismo fierqpo, no: indiquen con. oda cxaciiiud su: domicilios, pue: como dijimos en naesiro aún: ero aqforior, hay muchos individuos qucgucfan dc ¡cor sin qua le: cucsfa el valor dclpcrióóico. cio sucede con espacialidad en lo: Jazgaaoc y. ritmnalcs; pero para su crcartqionio, lo. percibimos de publicar ¡un nombres, si con su: maquinacionc: confirman cnforpacicndo ol servicio dc nucsira publicación.
POSTULANTES AGRAVIADOS Con sorpresa ¡temario lado quael President