Archivo rebelde en
02 01 10 1927 2
02 01 10 1927 2 black white

Hasta estºs momentos, tengo la lseguridady sin temor de equivº car me, íd tie :muy pocos compañeros se han tízido cuenta, y mucho me nosanalizado las actuales circunstancias en que nos encontramos; ni cual es el verdadero motivo para que nuestra organización gremial, que en otras épocas hubiera sido fuerte y respetada, hoy se encuentra un tanto enferma y abatida, herida en su organismo social. Se gdn mi juicio, esto no debe asustarnos; pues ello es una consecuencia lógica y directa del derrocamiento de un gobierno a cuya cabeza y como elemento dirijente se encon traba un grupo de compañeros que, olvidados de sus deberes y engoliados dentro de una camarilla viciada, hicieron mal uso de la conñanza y representación que en éllos depositó nuestro gremiº. si he mos de ser francos debemos confesar, que no fué el gremio quién de positó su conñanza en ellos, sino que, éllos por medio de maniobras, a lo que vulgarmente se le llama CHANCHULLOS llegaron a usurpar esa representación y esa conñanza que jamás supieron emplear en defensa de su gremiopy de su organización, y múy pºr el contrario explotáron para su mejoramien to particular la organización y fuerza de nuestro unido gremio, consi guiendo prevendas y canongias pa»
ra éllos propiamente. no saciando cºn esto su excesiva ambición hicieron mal uso de los dineros de lºs trabajadóres, a una base injusta y sin escrúpulos de ninguna clase, hecho que constituyó un robo descarado. Cºmo es natural, después délde rrocamiento de esta camarilla, todos los que la formaban quedaron sin prerrogativas a las que estaban acostumbrados, y esto los indujo a emprender una campaña ruda a fin de conquistar sus antiguas canongias, y para éllo era necesario contar cºn la dirección de nuestra nión nuevamente. Necesitaban ha cerse la vida menºs pesada, necesitaban las antigiias facilidades y di neros, y esto debia ser a costa de los trabajadores sus compañeros, los incautos, los que siempre pagan todos los platºs rotos.
de perñdia dió principio. acometierºu contra su propiº gremio. emprendieorn su obra de división entre sus mismos hermanos con la creencia de que llegarían controlar a todo el elemento en general para seguir satisfaciendº sus avic sas ambiciones.
Mas el desprestigio de nuestros malos compañeros se habia manifestado en toda laReptiblicn y con todo su apogeo; pués sus malos manejos habían salido a luz pública; y fuéles imposible volver a tener en sus manºs los destinos de la corpo ración a la que consideraban de su pertenencia; más. cuando entre éllos se encontraban algunos de los iniciadores de nuestra Únión, que desde hacía más de veinte años luchaban por organizarnos. y esto les hacía no quedar conformes con ver que la dirección de nuestra institución se escapaba de sus manos. y la obra muchº menos podían ver que se adoptara, una nueva forma de admimi: tración, en la que buena o mala, perº se podia ver inmediatamente toda clase de manejos. y además era la resultante de la voluntad del gremio en general. hecho que les molestó grandemente. Decepcionados y adolmidos, con ese sentimiento que dejan los tra casos, optaron por recorrer aquél poco elemento que les era adicto ya para compadrazgo, ya por haber recibido de ellos algunos favores con anterioridad o porestar envueltos en sus malos manejos, e hicieron lo que hacen aquellºs gobier nos autócratas, cuandº son derribados por las masas. del pueblo, que quieren respirar en una era de libertad: reeojen a sus pocos adep tos y para su i:onsuelo forman un gobierno chiquito y se ponen bajo cualquier protectorado, la cuestión es seguir gobernando, seguir explotando, seguir mandando, eso es tºdo. asi hicieron nuestros men cionados compañeros.
Uno delos ardides de nuestros Zares destronados, fué el de explo tar el antiguo nombre de nuestra Unión; es decir, como nuestra organizacióu en su desarrollº evolu tivo había adquirido el nombre de Unión de Caldereros y Ayudantes en lugar de Unión de Caldereros y Aprendices Mexicanos. comº dicho, como un ardid para explotar el an¿1guo título de la nión: pero sin éxito, pues la razón estuvo del lado de las mayorías y la Unión de Caldereros y Ayudantes que hay es UNION IN TERNACIONAL DE CALDEREROS siguió integrada por casi la totalidad de los trabajadores de nuestro gremio, como hasta hºy y nuestros ingratos compañeros sufrieron un nuevo fracaso.
Pero eSto no fué todo lo malo, ni todo lº bochornoso; lo que si en realidad es lamentable y hasta ¡ver. gonzoso. es el que aquelloscompa ñeros que en alguna forma y a es de viciarse, ayudaron el buen er sarrollo y progreso de nuestro e mio y de nuestra organización; hayan hecho causa común con el ca pitalismo y hayan combatido la oparte activa. esta labor de perñdia que han desarrollado durante estos últimos tres años, y por la nal han sido retribuidos con los dineros de los enemigos de los trabajadores algunos falsos líderes, han arrastrado a un reducido. nlúmero de incantosy timoratos compañeros, que a cambio de algunas pequeñas canoniías. como el trabajo en tiempo extra han vendidº su conciencia; pués prefieren estar bajo el protectorado dealos Cabos, y de los Mayordofnos de los talleres, que son los instrumentos de que se han valido ciertos altos empleados de los ferrocarriles, que antaño ineran nuestros compañerºs de traba jo y que hoy son los más interesados en dividir a los trabajadores. y extorcionailos peor que a esclavos, irnpºniéndoles fuertes tareas en el trabajo, alegando un aumento de.
producción en el mismo para bene»
bra en la que éllos mismos tomaron, ticio delas empresas; pero ccri gran perjuicio de los trabajadores debido a lo excesivo de hacer esfuerzos sobre humanos, no importándoles que al dia siguiente falten a sus labores por encontrarse con los riñones en un estado lastimoso. Nada importa a estos señores que los paíleros mueran a consecuencia del desempeño de tareas que son pro pias de bestias. Que importa que mañana mueran y dejen en la Oriandad las familias y que los niños mendíguen la caridad pública?
Estás camaradas a que antes me re liero, no tituben en traicionar sus ideales, en hacer lo que Cain, matar a su prºpio hermano.
XXX Ya es tiempo de que cesen estas iniquidades. Es tiempo de qne los trabajadores hagan uso de su intelig en cia y escudriñen los motivos por los cuales se encuentran sepairados combatiéndose entre si, inanejados por unos cuantos falsos lí deres. mercenarios y sin escrúpulos.
Es tiempo de que comprendamo nosotros los trabajadores, que no debemºs estar distanciados; que hay que sacrificar los cºmpadrazgosylas malas pásiºnes en bien colectivo; que debemºs lnchar por hacer resurgir a nuestro sufrido gremio, fuerte y poderoso y por lo tanto que nuestra ºrganización sea respetada, y asi pueda garantizar los intereses colectivos de todos sus agremiados.
Yo te interroga camarada. No dirijo mi palabra a los líderes mangoneadores; entiéndase bien; me dirijo a msnm en sana paz se en caminan al taller. arnbicionando tan sólo, que el dia termine con felicidad, para tener la satisfacción de llevara sus hogares el pan de cada día a su esposa a sus hijos o a su anciana madre que inquietas le esperan. Que haces tú, al contemplar que al igual que a ti a to dos los trabajadores los azota el mismo látigo. Qué haces tú en bien de la liberación de lºs trabajadores mismºs. Dnrará toda tu vida ese disimulo, esa resignación humillante para estar soportando la traición de tus ndas. Jamás te rebelarás airoso y viril para re procharles sus criminales procede res?. iNo comprendes aún. que lºs judas, tus lideres, están a suel.
do de tus propios enemigos. Si esto ha de seguir, te quedan todos los años de tu vida en plena Escla vitud, y esta esclavitud será la herencia que. legarás a tus hijos y perdurará por todºs los siglos; porque cuanto más tiempo transcurra te será más dificil romper las cadenas que te ºprimen; y que tu mismo estas engrosando con tu cºbardia.
Unete camarada para que seas inerte, y si los lideres embnsteros te lo impiden, desprecialos; fijate que si cºmparamºs a estos individuos con el Judas Iscariote que traicionó a Cristo, encontramos más digno a éste; por que después de reconocer su yerro, tuvo valor de ahorcarse; mientras tus traidores jamás reconocen sus malos acFieies aºnues tra misión de trabajar por elífjl. Ííerf56cionamiento de nuestro Gremio y. muy principal mente! por el dei su organización, nos permitimºs marcar uno de los tantos errores que posee, y que creemos que es de vital importancia para la buena marcha de su administración, que hasta hoy dia no ha podido librarse de los vicios que le han veniclo aqri jando desde hace ya bastantes años.
Nos referimos por hoy a la administración de las Teéºrerias Lo cales en cada una de las dependencias dela Unión Internacional de Caldereros, y más que ala admi nistración a un mal uso que se les ha y está dando a los fondos en algunas parte. procedimientos que estan perjudicando al gremio en general.
De este mal uso que se les está dando a dichos fondos. no culpa mos a los compañeros Tesºreros, en cuyas manos está el dinero, sino a la falta de criterio en las. asambleas que es donde está el mal; que son ellas las que aprueban las distribuciones de fondos, aunque estº esté debidamente prevenido en los Estatutos Generales de la Unión. decimos que es falta de criterio de las asambleas en donde estriba la irregularidad que vamos a marcar, pºrdue al autorizar algu nas distribuciones de dinero, olvidan el objeto pi 11 para lo cual han sido creed ii Tesorerías, y olvidan también ¿por completo el objeto para lo que han sido creados los Sindicatos y Uniones de la índole de la nuestra. En inúmeras ocasiones hemos visto que en asuntos de dinero, se obra más bien co mo si se tratara de prestamos, que de una corporación de lucha y de resistencia, cosa completamente dis tinta a la que se persigue en nuestra corporación.
compañeros. Explotacrº que ha dejado exhaustiis algunas tesorerias las cuales no. podtán ub iir su objeto en los momentos enqi1e se haga necesario.
Por otra parte, este vicio se ha arraigado detal manera que ya se está transformando, eb costumbre y por eso estamºs viendº que los dineros de ciertas Tesorerias están re partidos entre treso cuatro compañeros, con perjuicio delas mayorias. Casos hemos visto en que compañeros poco afectos a las cues tiones sociales y mucho menos a asistir a las sesiones, que se presen tan a una asamblea únicamente a pedir un préstamo, y conseguido este no se vuelven a acordar siquiera cuando es el dia de celebrar sn, sión para tratar loc asuntos de interes colectivo y que afectan de una manera muy directa a nuestro gremio.
De estos casos hay muchos, y no perdemos de vista aquellos en que debido a lainñnencia personal den tro de la Unión, u otros mil medios se han conseguido inertes préstamos que jamás han sido pagados, y que si nos pnsieramos a sumar arrojarian cantidades muy considerables en nuestro medio y quizás en otro superior.
Nosotros creemos que es imprecindible trabajar hasta donde sea posible a do de evitar que estas anomalias sigan sucediéndose, si es que estamºs en realidad dispuestos a luchar por el bien colectivo.
Creemos tambien que no se debe explotar el sentimiento humanita rio tan caracterizado enlas asam bless de trabajadores, con perjuicio de ellos mismos y en beneficiº par.
ticular de un individuo.
Pasa a la 5a. Plana.
DEBEMOS PENSAR y Nil carne La redacción de este periódico está dispuesta a publicar la colaboración que se le remita; pero siempre que esta sea original de nuestros compañeros o simpatizadores de nuestra causa, que sea dictada personalmente por ellos aunque su obra no sea perfecta, pues nosotros la arreglaremos lo mejor que podamos; pero no publicaremos trabajos copiados de otros autores y mucho menos sin ningún fondo tendente a instruir. orientar alos trabajadores o de infor mación, defensa interés colectivo.
Entendemos que nosotros los trabajadores, debemos esforzamos por conseguir nuestro mejoramiento moral y materialmente y nuestra intelectualidad no se mej0rará na da ñrmando nuestro nombre articulos, poesias yversos que no hemos producido y por el contrario nos aca rrearemos un merecido ridiculo.
Cuando se copia algo de be hacerse notar de donde se copió para no incurrir en una falta vergonzosa. tos y siempre estan ideando. nue vas traiciones a ti y a todos los trabajadores.
Unete, hermano pária. que esperas? Abraz a a tus hermanos de clase y parodian do al célebre Edipo que nos pinta iii Mitología Grie ga, has que el monstruo segdeshaga en mil pedazos; a este monstruo que. está matando la fuerza de las orga nizaciónes autónomas de los trabajadores, a esa plaga de falsos lideresi que se refugian en las Giras de lei R M.
Agrrasralreafrs, Ags. 1 de. 2197. 5? oddólair