Archivo rebelde en
04 01 12 1927 6
04 01 12 1927 6 black white

escritor el hombre que sabe me tar sobre las cosas humanas; adquiere tal virtud de ecuanimidad. que la ira no consigue turbando la paz de su espíritu. Bien mirado, las acciones de nuestros deseos, acaban por no turbar el ánimo ni envenenar el corazón. Todo lo que contraria nuestra voluntad es es un resultado natural de fuerzas ajenas y de voluntades extrañas; es compreiísible que éstas no se aj comoden siempre a nuestro antojo, 1náxime si se piensa de los que pueden dar y que ninguno está o bligado a perjudicarse en nuestro beneficio. Por estas razones, el hombre de buen juicio permanece tranquilo frente a las contrariedades, sin irritarse por menudencias irreparables que están en la naturaleza de los hombres y de las co. sas; su desdén lo reserva para ocasiones graves, en que no puede permanecer indiferente a. un ánimo digno.
Para alcanzar esta serena tran quilidad optimista, es necesario poseer esa lucidez intelectual que penetra lo íntimo de las personas y de los sucesbs, midiendo su valor con tal exactitud, que aparta del. espíritu los vanos temores y las falsas esperanzas. El hombre, en las mil contingencias del vivir, es como el timón en día de marejada, tanto más fácil le es de calar en buen puerto, cuanto mayor es su serenidad. Asi debió comprenderlo Bonaparte cuando pidió al pintor ¡David que lo representase sereno sobre un caballo enfurecido.
Hay una felicidad que procede del entendimiento y otra que brota del corazón. La primera es propia del filósofo y proviene de ncebir que las contrariedades a tán enel orden natural de las en 5, siendo por tanto ilógico afligirse.
La segunda se observa en los hombres bondadosos y tolerantes, que creen ndignas de atención las maldades ajenas a las debilidades humanas.
El malvado es infeliz porque, aunque oculte su ira, guarda rencor. El,, virtuoso es feliz siempre; sr nrie, compadece y perdona.
José Jngenr eros.
PENSAMIENTO Descnnunladn y trlsta marchaba un purpnrlnu zn busca de un dios, de un ugr tudhpnd:rntia; y la vlda esclaviiºiictulfhuuciñh tu rispundlá: Humh dlbll, 1i usrnxºn tí mismo y nu te nruuntra z, í,;pnrt¡ue cifras tu. apuranzás. la :Impnslht2. Nu :umprzhdú. umbral de la vida)quiul pnduruxu era: en yal dia: un ya?
conassrouo ¡A rrocusnrs. Muy a pesar de las¡actividáiles que en contra de nuestra organización, han desarrollado algunos vivid9res del socialismo, los compañeros trabajado res se están convenciendo. de las verdades y esto les hace colocarse en lugar que en realidad las corre. pende. continuación damos a conocer alguna correspondencia que sin necesi dad de comentarios, por si sola habla de manera elocuente. San Luis Potosi, octubre 2de 1927.
Sr: Jesús Bautista. Secretario de la Sucursal Nº de la Interna cional de Caldereros. Mny estimado com pañero: La presente es con el fin de que si a l¿)ien tiene, se sirva poder del conocimiento ante esa am bien, de la cual es usted digno Score tario, mis deseos de pertenecer a ella y de la cual fui socio, pero por causas ajenas a mi voluntad quedé fuera de derechos, por encontrarme fuera del pais; advirtiendo a ustedes, que tanto en esta sucursal como la que fué Casa Matriz y en varias otras, no soy des. conocido. mas de e. o, anticipo a ustedes, que al pertenecer a esa sociedad no exijo que se me gestione trabaje; por lo tanto. a reserva de que bubieramna vacante, estry interin o en Morales zarco. Sin más quedo de ustedes seguro servidor ycompañero. fdo. Octaviano Flores, Ayte. Pattern.
San Luis Potosi, octubre 14 de 1927.
Sr. Jesús, Bauei ta Mu y señor mío: suplico a usted de a manera más a tente, haga del conocimiento de esa Sucursal Nº de la que es usted digno Secretario, el objeto de la presente.
Animado del más vivo deseo y la mas sinsera voluntad, me dirijo a us.
tedes con el debido respeto de compa ñeros, creyendo ser. dispensado si en algo he obrado mal.
Quisiera tener. no la entera facilidad de palabras, porque entonces. pndía, mentir en alguna de ellas. si no al menos la manera de explicarme en es tos compañeros en que me dirijo a mis compañeros haciéndoles presente mi sentir. Mi sentir es no estar tranquilo en mi conciencia al permanecer libre. porque en mi corazón de o brero siento un remordimientó, en mis ideas siento estancamiento, y por mis venas corre algo extraño que me intranquiliza por no estar asociado, por no formar como eslavónde esa cade na: y es por tal motivo, que me dirijo a esa Sucursal, solicitando el buen acogimiento de mis compañeros que, si bien quieren. pueden hacer sin nin gun a represalias, mi reingreso, y asi seguir perteneciendo a esa Sociedad.
En espera de sus letras, me es grato manifestar mi más atenta consideración y respeto. fdo) Lau ió Dominguez.
San Luis Potosi, octubre 18 de1927. Sr. Jr. M. Banti ta. Srio. de la Sucursal Nº dela 6U de Celde reros. Presente. Compañero: He de agradecer infinito tenga la bondad de.
hacer del conocimiento de la Sambléa en la primera sesión nue se veriiique. lo siguiente: No deseandó seguir por más tiempo permanecer alejado demís compañeros y por ende de esa Ag upacíón, en la cual, por much ¿tiempo he militado en su seno. deseo me sea conse dido reingresar.
Como pttdiera suceder, que algunos de mis compañeros estuvieran en la creencia de que yo perteneci a la Unido de Caldereros y Aprendices Mexicanos. debo manifestar con toda sinceridad y franqueza, que a pesar de lasinvitacionea que se me hicieron, opté por ser mejor de los llamados libres.
En espera de queme comunique lo que a bien tenga acordar sobre esta mi pttíción, doy las gracias por las a tenciones one sé sirba dispensar a la presente, quedando como siempre y fdo. Octaviano Murillo, Lavador de Calderas. San Lui: Potosí, octubre 20 de 1927.
Sr. Jesús Bautista. Secretario de la Sucursal Nº: de la Internacional de Caldereros. Ciudad.
Muy señor mio: Por espacio de algunos meses hemos estado alejados dela lucha social. pero ompanctrados del perjuicio que ocacionamos nuestros hermanos de clase, no hemos vacilado un instante, para venir hacia ustedes y solicitar que nos acepten nnevame nte dentró de la sociedad. y junto cion ustedes laborar por el engrandecimiento de la misma. pesarde algunasinsisteucias, nunca ha cruzado por nuestra mente, quebrantar el principio que caracteriza a esa Sociedad. la vez, comul gando con sus ideas. venimos nueva mente en solicitud de reingreso y es paramos que la presente sea discutida y aprobada; pués nosotros por nuestra. parte, estamos dispuestos a trabajar por el bien colectivo de la Unión In ternaci0nal de Caldereros.
Esperando que su contestación sea favorable a nuestros deseos, quedamos de ustedes atentos y a fdos. Menu: Herrera, Jºsé Cástillo y Rafael Herrera.
El Universo radia en u actualidad su eviter no progreso; tanmat urgos cerebros dia a día exponen sus eleva dos y escudriñados ideales, la luz de. maravillosos inventos está intradiendo nuestras mentes. Cuál será el futuro. ímagináoslo.
Avanzamos porla era de la civilización humana, el transcurso de los años viene retiejando en nuestros ce4 rebros el raciocinio que en ellos¿debe existir. para llevar al éxito las aspi raciones de todo un ser humano dig no de la confianza de una colectividad.
Pero apesar de todo ello, existen espíritus abrazados de egoismo, tanneiando, que han sido vencidos y se de jan arrastrar, sobornar de modo né fario por semejantes quienes, animados de di cordia y con la sola idea de sembrar sizañaen donde reina la quidad dentro de un conglomerado de ideas sanas y muy conscientes que solo buscan el mejoramiento colectero mas no el de una personalidad.
Esas conciencias que jamás podrán ser lavadas porque la. manchaºque en ellas se encuentra estampada es la eterna prueba de su psicologia, las in trigas que. bajo el ambiente tácito funcionan en sus maquinaciones que se interponen a la cultura y prosperi dad colectiva.
Estos son los pulpos humanos que el tiempo viene identificando. Su mira es el vivir a expensas de sus semejantea, cr nbelezáodoles con falsas argumentaciones. con piocaz enla bio para subyugarles, o bien constituidos en prestamistas cobran cual ruines usureroi. a buen precio su favor. y de este modo es la necesidad la que quie.
ren que les lleve a sus plantas alpmas débiiés que estén, manteniéndolos en sus aspiraciones; iijémonos que tos son los que predican. el progreso y el sentimentalismo digno déla civiliza CIÓU para con nuestros compañeros de clase.
Nuestro deber, dado que aspiramos al bien colectivo. librarnos de las garras de la dominación, evadirnos de la senda de mediocridad en la cual algunos estamos estacionados, es la autonomia de nuestros sentimientos que raciocinados bonanciosamente son los que deben dirigir, dictar el futuro progres o humano, simentando de este modo con firmes actitudes propias de todo un ser eucrático que mira siempre hacia el horizonte de la identidad.
que es donde radían las ideas que elevan a las almas en donde la neóiita idiosincracia lleva por el sendero de la prosperidad a espiritus deseosos de adquirir la felicidad que en el universo se anhela; pero ésto debemos ad quirirlo por medio de esfuerzos propios que ponemos de nuestra parte dignificando nuestra espiritual cubolia. Olf0 c70! Puchi. octubrede 1627.