Archivo rebelde en
1980 11 001 03
1980 11 001 03 black white

1.
bermain. EDITORIAL iHistóricamente, en todas las regiones del mundo, han aparecido y también desaparecido, diversos medios de comunicación, Estos, no importa su desarrom llo cécnico y eu cicorice caz otono obijüros que ver desde intentar chi brutecer al hombre, hasta anunciar una era de armonia y libertad La mayoría de estos medios, manejados por grupos dominantes u opositores. sólo han expresado intereses específicos de partidos, grupos o sectas. sin dar una alternativa real. a los deseos de libertad y construcción de una so ciedad más justa, No obstante, hombres rebeldes, valiéndose de; sus propios medios, han iniciado la tarca de rescatar y expresar las ansias emancipadoras de todos los primidos. Esa es la herencia que hoy recogemos en esta pequeña publicación, e sa os. la lucha que hoy retomamos; nuestros medios son pocos, pero nuestra deci sión es sólida e inquebrantable, Esta revista de hoy su primer paso, con grandes esfuerzos, pero sin conce sionos a la colucra Kirtidista oa la cirrogancia de quienes areem poseer las Srmules de la vendad y dol futuro de la humanidad. El puestro es un esfuerco por increincntar la discusión en todos los fren tos do lucha dal quehacer humano, creemos que ce la forma adecuada para cnfren tar con mais seguridad los nuevos combates, Buscamos también crear un verdade: ro digno da combate y denuncia. Estamos contra todo tipo de opresión mental o material contar todos los estados contra todos los partidos contra todas las religioncs En síntesis, por la total y absoluta liberación del hombre como individuo y ser social, El contenido de los artículos es responsabilidad de los individuos firman tes, duo que la revista no es cl vocero sectario de ninguna iglesia ni escue12. Aqui inpera 1:libertad, pero la libertad que nosotros defendemos. eB la que está en el ámbito revolucionario; es decir, exclusivamente la libertad popular. Luigi Fabbri)La única restricción corresponde a la prioridad temática de los artículos, según el momento por el cual avance la gangrena de la socicdad.
Estamos en la lucha por un hombre nuevo en una sociedad libre, for jados ambos sobre las cenizas de la actual. Esta no es tarea de direcciones vanguardizs, sino de todos aquellos que sentimos el peso de la opresión, Manifes tando nuestra denuncia, nuestro grito libertario, en suma, nuestra rebeldia; a vanzanos en esta lucha, Las priginas de esta revista están dispuestas a acoger cada una de estas Jenifestaciones.
Con la esperanza de llegar cada vez más menos y de alcanzar un mayor de sarrollo, técnico, afirmamos junto a Billo Zeledóns Camaradas, yo siento que amanece en nuestra condición triste y oscuraj nuestro campo, que aró la desventura, con rosas de ilusión al fin florece.