Archivo rebelde en
1980 11 001 07
1980 11 001 07 black white

ACRACIA LAS NUEVAS TACTICAS IN. Desde que la revolución cubana: plomática, pero jamás denuncian los reempredia con éxito la táctica guo crimenes oficiales, las torturas y rrillera hasta llevar al poder a Cas vejaciones que los revolucionarios tro y a su cohorte comunista, en tor: sufren en las garras de las fuerzas.
da América se ha venido aplicando la Zepresivas de los respectivos gobier vieja táctica, tan estimada por los nos, n: descubren las inmoralidades viejos revolucionarios anarquistas, sin fin que tienen su asiento en esas fuer de sinceros hay que confosar madrigueras que casi siempre se reduque aunque en la mayoria de 105 Paí.
cen a ser verdaderas; guaridas de espio ses haya fracasado, resultando impo najec por otra parte, es una realitente contra el poder monolítico do dad que esas actuaciones revolucionaalgunos estados, o haya fenecido an rias de invasiones y secuestros nunca te la indiferencia de las multitusoul tan sanguinarias. e. inhumanas como des en nombre de las cuales actuaba, ias represiones frias, sádicamente como fue en el caso del Che Guevara, criminales, de las fuerzas gubernamen la guerrilla, con: läs: modalidades que tales al servicio de la tirania, viene adquiriendo en estos dias, de golpes arriesgados de gran audacia, Cierto es, como apuntaba en estos se está demostrando que es un arma e :dias un conocido escritor mexicano, ficaz en la lucha revolucionaria, ca que considerado globalmente, ese guém paz; incluso, de abatir completamen millerismo es bastante flaco en ideo te un sistema de tanta raigambra eslogia, y que en esa lucha antiguberna tatal y reaccionaria como el somocis mental hay una gran dosis de odio al mo en Nicaraguaj poder y muy raquíticos proyectos posre volucionarios. Empero, el sarampión En estas, últimas décadas han sido. marxista aut ecta en proporción no desde frecuentes las opiniones de algunos ñable esos movimientos subversivos, y revolucionarios condenando como defi aunque no lo declaren abiertamente canitivamente caducas y absoletas las si. nuncar sus dirigentes son comunised luchas guerrilleras ante el poderio. tas de casi todas las ramas, mancomuarmamentista de los Estados modern nados en la lucha, aunque cuando se nos, pero los hechos actuales están Lögra abatir la tiranía se adueñe cademostrando que ante algunas situasi siempre de la situación el comunis ciones bien escogidas y acciones pla mo ortodoxo leninista y estalinista, neadas, los Estados más fuertes se ven imposibilitados a actuar y, en Tal vez ese carácter marcadamente ultimo término, han de ceder en el marxista que presenta ese movimiento forcejeo dramático entre las fuerzas guerrillero que aviva la llama: revolu revolucionarias y las que se esfuer nioraria en osta América nuestra sea. zan en mantener a toda costa 10 esta una consecuencia de su origen, puesto tuido, que casi siempre representa que la verdadera raíz de estas guerri lo más tiránico y criminal llas no es proletaria propiamente dicho, sino estudiantil e intelectualoi Los grandes grandes medios de di de Na son las organizaciones obrem fusión oficial se lamentan, a coroa ras, como lo eran en el primer cuarto con todo el legalismo estatal, de la de este siglo, los fermentos revolum invasión de embajadas y misiones di cionarios que haoian temblar a la bur plomáticas como armas en esta lucha, guesía y el Estado, que era su. aliado, y arguyen la ilegalidad y falta de sino esas minorias de pensamiento rem respeto que esas invasiones represen volucionario, independientemente de tan para la sacrosanta inmunidad di su posición socialY en esas mind.