Archivo rebelde en
1980 11 001 11
1980 11 001 11 black white

ACRACIA. ET CULTO AT, ESTADO. niny.
Pudo parecer en alguna época que o este grande y hermoso continente, en América se encaminaba la evolución en esta última cuarta parte del sihacia un cierto alejamiento a ese cul glo XX; se vive una verdadera adoramasto al Estado tan característico del ción por el Estados En todo este con totalitarismo, fuese éste encarnado tinante las clases de más bajo estraen la monarquía, el imperio o el pre to social son fanáticamente religion sidencialismo. Los régimenes libera sas, hasta el. extremo de que en los les de Argentina, Uruguay (la Suiza propios sindicatos obreros ocupa un americana. Costa Rica (el país sin Jugar preponderante la imagen del.
ejército. Cuba (refugio de exilasanto o la santa patrona del lugar o dos) y otros permitieron: cifrar enor. la nación. Las clases dominantes hair.
mes esperanzas en el portenir politi trasladado ese fanatismo? religioso ha co social de este continente, donde cia el culto al Estado. Ya esas cla parecia que en detrimento a ese culses dominantes y a ese culto se hart to al Estado enraizaba en estas tie. sumado, con las excepciones de rigor, mras un sólido respeto a la persona, siempre honrosas, esos intermedios in lidad humana y, a las libertades rela telectuales y de clase media que for tivamente posibles en los régimenes man eslabón entre los que desde la capitalistas y gubernamentales. Por cumbre ejercen el poder y los que des eso se le llamó el continente de la de la base lo soportan y: hasta lo az esperanza la Revolución Mexicana, ceptany pries el virus del culto al como. uri. acontecimiento crucial en la Estado bambién ha contagiado a los e historia de todo el continente, remi ternos gobernados explotados y escla forzó esa esperanza descubriendo nue vizados, vos horizontes de libertad y justi ciaooo Ese culto al Estado tiene raíces muy profundas, pero en estos nuevos Pero pasaron aquellas épocas y re. tiempos está siendo abonado intensa. nació feroz en esta América nuestra mente por el bolchevismo, más, incluun fanático culto al Estado que ha. so, que por la misma reacción En. convertido a este continente en la. estas convulsiones revolucionarias tierra del crimen, la injusticia y el que agitan a toda América se respira terror. La decadencia argentina, con. un fuerte fervor por la conquista los régimenes fluctuantes entre la idel podere Ahi está el ejemplo de neficacia, incompetencia y el borror, Nicaragua, donde trás la derrota de pasando por la vergüenza rastrera del Somoza la intervención popular en la peronismo hasta llegar al genocidio. marcha de la llamada revolución: es videlista; los vaivenes de Chile, en prácticamente nula, y todo camina so tre la democracia inoperante, el sor. one ios carriles que traza el Consejo cialismo ingenuo e ineficaz de Allen de Estado, poder supremo, totalitario de y la ferocidad del fascismo pina e incuestionable. em los países de chista; la satrapía de. Uruguay, sans muestra América donde oficialmente se.
guinaria y salvaje; el comunismo cu. toleran las diversas fracciones del: bano, pordiosero de la Unión Soviéti. bolchevismo como partidos políticos, ca, donde la gente suspira por it estos partidos se integran: al sistem huir, ciy asi por casi todos esbos ma y cultivan el amor al Estado como pueblos, hasta los que más blasonan único camino de reivindicación de de liberales y pretenden convertirse las inquietudes proletarias, en estandartes de la libertad, pero en los que se asesina y se arcarcela es así como en todos los medios cono en cualquiera de los otros país, sociales se rinde un fervoroso culto ses irancanente totalitarios, en tom al Estado que asesina en ciernes tom