Archivo rebelde en
1980 11 001 15
1980 11 001 15 black white

SACRACIAS. is.
de la vitalidad de los trabajos locales, como consecuencia y como un elem mento necesario para asegurar la conformación de una tendencia de proyec.
ción nacional. Pero el trabajo dezero coordinación no tiene sentido. de ser si no hay algo que coordinar y, sise; aleja de los centros efectivos donde se opera la lucha de clases, tiende a convertirse en un centro generador de intelectualismo o de especulación in. telectual, ron resɔlver es el de su relación: fren te a los partidos, el de cómo evitar su usurpación por parte de estos: En este sentido vemos en la conciencia social, en primer lugar, un recurso eficie nte para evitar tal usurpación; en otros términos, una masa organizada y consciente de cuáles son los peligros in trinsecos a la revolución (aparte de la amenaza reaccionaria) es potencialmente capaz de enfrentar mejor tales peligros, Pero además creemos que una práctica or ganizativa prerrevolucionaria orientada hacia la participación y donde se desarrollen: las tendencias libertarias la tentes en la población es un recurso pa ra controlar, en determinado momento, cualquier tentativa autoritaria de impo ner desde una élite una linea política que domine a todo su proceso.
ci: Una visión más concreta de lo que postulamos encuentra pocos referentes históricos de importancia: uno de e:llos son 106: soviets o consejos de. breros que tuvieron existencia real, sólo en los dias de 1917 1919, Acep tando que los soviets no lograron su perar todos los problemas de la rela ción organizacion lucha política, po domos var, sin embargo, en ellos algunas lúcidas respuestas al problema de la ropresentación la base local de la elección, la obligatoriedad de los mandatos, la revocabilidad de los delegados. El problema que no pudicum (Tomado de ESPOIR. Organe des Unions Régionales de la NO 911, Ju niom julio 1980. DICTADOR REBELDE.
ASINA Percibía en ti, el extraño enigma. que rodea a 108 tiranos cuyo dere cho no está fundado sobre el pensamiento sino sobre su propia per. sona.
Kafka, Carta al Padre, diferentes modalidades, le El dictador y sus modalidades: in en las sociedades modernias, el fu turo del hombre, en la generalidad de los casos, se encuentra en manos.
de individuos que contrariamente a.
desarrollar el género humano, 10 50meten a las más grandes atrocidades, respondiendo ello a cuestiones narci sistas que tienden a exaltar su ego y buscar su ubicación por encima de cualquier otro ser humano. El caso nás patótico de este tipo de persona jes está dado por el dictador en sus. Qué mueve a: los dictadores a creer.
en la justicia de sus posiciones? Su.
creencia de poseer la verdad absoluta. Encuentran que sus planteamientos, en sentido genérico, representan y bene.
fician a la mayoría de los individuos, que ubicados en lo que se llama pam tria, sienten la verdad del dictador.