Elipiieblo oaxarjueño no debe pensar más en Félix Diaz para Gobernador, porque siendo instrumento de la Dictadura, la politica que seguiría en el Gobierno del Estado estaria estrechamente ligada fila administración poriiristii que significa: la conciliación con el púrtidov clericalismo; el ascenso al poder de personajes de piitíbulo reclutados en los presidios, en los gairitos. en los prostibulos, en los lugares todos donde el hombre se mueie iinpeliilo por los obscuros instintos de la mais tosca ziuiinzilitlail; la miseria del trabnjzidoi cuyo sudor y fatiga ¡Jasan convertidos en oio ii los avaros bolsillos (lc unos cuantos explotadores; cl envilecimiento del pueblo, la prostitución judicial y la Patria comprometida y saqueada punto de parecer bajo la (leslioiira (le la conquista extranjera.
Felix Díaz, candidato del pueblo en la pasada lucha, vió inmóvil y mudo correr la sangre de los más entusiastas oaxaqueños; no se iudignó ante los homicidios que Onésiiuo González y otros esbirros del pasado Gobernador, perpctraron cinicamente entre los miembros de la oposición;no tuvo alientos para protestar contra los atropellos de Martin González y permitió que los rutianes insultnsen señoritas (lignisimas de la ciudad de Oaxaca; fué cobarde reuiinciaiido al fin por orden del Aiitócrata, una candidatura por la que el pueblo generoso dió su sangre y su tranquilidad.
El pueblo sorprendido por la audacia de Porfirio Díaz iinponicndogí Pimentel ydcsorientado por la cobardía de su candidato. oo Especulgga Lo que deben e. Diaz los o al renunciar éste, transigió. Iïero c1 pueblo noha olvidado. e1 bofetóu y todavía siente cl calor de la vergüenza por haber postulado. quien no supo ser viril.
Félix Diaz, lacayo de una Dictadura que se hunde, no tuvo resolución para luchar. Coiisiiitió cobardemente en que sede posillllllïl y aiin alentó hipócritamente ii que se trabajara por sii cundidaturii. Pero ante la prohibición de Porfirio Diaz se sometió el eunueo y zibitndonó ¡i sus partidarios ¡i las venganzas de los esliirros ¿le Martin (louzzilcz.
Oaxzirzi no vnlvcrii fi extraviarse. Stiirió ocho años ante la tiranía de Martin Gonzdlez, el anno dccrépito cuyos ojos solo brillan cuando los atiza la lujuria; lleva ya dos largos años de saqueo pimeiitelista, y como sus hermanos de la República, cerca de treinta años de no conocer otra ley que las zisperas órdenes de cuartel del funesto Dictador.
El ppcblo debe llevar al Gobierno del Estado un hombre lionrado, Llesligatlo absolutamente de la influencia de Porfirio Diaz. El hombre que debe elevar el pueblo debe ser liberal, enérgico, humanitario. No hay que buscar. ese hombre entre los que ocupan puestos del actual Gobierno porque todos esti in corrompidos, tienen alma de esclavos y están ahitos de servilismo y de imbecilirlad. Hay que buscarlo entre las masas de los ciudadanos n10destos que nose han corrompido.
si se quiere llegar aquella sencillezïlemocrntica que Juárez supo hacer adorable, y que es el camino dela redención.
Para conseguir todo eso no se lnecesita más que virilitlad, breroï y los consumidores.
El Gral. Diaz al otorgar amplia groso la han abolido esos señores protección ¡i los dueños de FÁbricas, no lo ha hecho con el propósito de desarrollar nuestra vida industrial, sino sólo po! dal. x apariencias de progi asista. su desprestigiada Administracion y procurar el enriqubcimiento de una minoría burguesa que lo ayuda sostener su Dictadura. El Autócrata sabe que para nada cuenta con c1 pueblo. y P01 650. urado rocura formarse ha pioc yp partidarios entre las clases rr CAS.
Desde luego se nota que en cl actual sistema no hay puede haber competencia industrial.
Antes de existir nuestras. Fábricas todas las telas se importabam y si bien es cierto que su precio era algo elevado, en cambio, su calidad era. relativa al precio. Comenzaroniá instalarse los primeros establecimientos fabriles, y hace aún (lic: años se vendía real la rara de la legendaria manta blanca, que es la que consumen en gran cantidad las clases menesterosas; pero la ambición de los fabricantes fué creciendo y pidieron al Dictador grandes concesiones que éste jamás ha negado, por absurdas y perjudiciales que sean Hoy tenemos una manta de pésima calidad y precios que no sabemos hasta donde llegarán, pues cada año. con pretexto sin él, los fabricantes aumentan uno dos centavos al precio del metro y quitan, por otra parte, la tela, el mismo número de hilos. Todos los similares extranjeros están fuertemente gravados en las Aduanas, y no es negocio importarlos para hacer competencia ¡í los malos y caros productos nacionales. Ultimamente fué Me XlC un comisionado de un Sindicato de Manchester, Inglaterra, inquirir las causas de nuestros nulos pedidos de tela corriente, y se fué bien convencido de que las medidas proteccionistas del Go vierno hacen imposible toda com uetencia. objetará que si no hay compci ¡cia con el extranjero. la habra ntre nuestros mismos industriales. Pero no sucede tal com. esta ley natural del ¡prouniformando sus precios. Para cada alza de los mismos tienen de antemano su conciliábulo.
En resumen, no hay competencia: todo se reduce ¿i un monopolia, en manos de franceses y gachupiries, protegidos del Gobierno, un monopolio infame por el cual se ven obligados precisamente los más pobres de los CODSLIÏÏIlÓOTES. CÜIÏlpfüÏ PÏOdHC¡tos caros y malos, cuando en otras circunstancias podrian obtenerlos de mejor calidad y precios mucho más bajos.
El pueblo es el perjudicado, como siempre, por más que unos cuantos afortunados se enriquezcan y el Gral. Diaz se dé el gusto de favorecer los extranjeros y de formarse ricos partidarios.
Las Compañías no sólo especulas con su pésima mercancia, sino que explotan al obrero de la manera más indigna.
Cuando una Compañia establece una Fábrica en un lugar despoblado, natural y justo seria que proporcionan habitaciones sus obreros, si no gratis, almenos precios razonables. Pero sucedelo contrario, pues, por ejemplo, en la Fábrica de Santa Rosa, dela Compañía Industrial Veracruzana, se tiene la desfachatez de cobrar 50. 75 semanarios por un inmundo cuartucbo sin excusado y sin agua.
Respecto asistencia médica. algunas fábricas tienen igualado con mezquiuo sueldo algún mediquín inepto, y otras no tienen nada, como «La Trinidad» y «San Manuel en el Estado de Tlaxcala.
La citada fábrica de «Sta. Rosa»
es dc las que tienen médico, aunque más por negocio que por humanitarismov La Compañía des.
cuenta cada obrero S0 30 men.
suales para los honorarios del médico, que son 300, y como aproximadamente 2, 5OO obreros pagan ese impuesto, queda la Compañia una importante suma título de ganancia. Para la gente honrada, esto se llama latrocinio.
En San Manuel y La. uTrinidad, donde se descuenta todo obreroy dependiente el de su raya para el culto católico, es odiosas. gin zn. jviw,, iis,. n¿i. a. i, ayoniwigu «u, cuando se lastima algún trabajador. no hay ni. tin mal remedio que aplicarle, y si se mata inútil es decir que su familia no recibe ni un centavo, si no es por subscripción entre los compañeros del fallecido.
Los industriales, coino todos los que están ligados con el Autócrnta, como todos sus laciiyos.
proclaman que no hacen politica sin que tal declaración sen óbice para hacer politica y de la más indigna y sucia, cuando dc adular se trata.
Cuando algún girupo dc patriotas obreros tratan dc ejercitar sus (lcrcchos honrar la memorinde Ilérocs que no se parecieron al baboseïulo Héroe de la Paz, los Patrones lo impiden, diciendo que no quieren mezclarse en asuntos politicos.
Ultimamente, con motivo del libro de Bulnes. en Río Blanco se organizó una Velada, como protesta contra el libelo, y la Ban da Militar de 1a Fábrica. de Sta.
Rosa, formada por obreros, pero con instrumentos (le la Compañia, sc le prohibió que concurriera dizque por no hacer política. El Circulo Liberal do Orizaba, que solicitó la cooperación de dicha Banda para las fiestas en el Anivarsario del natalicio dc Juárez, notué atendido, pues no se permitió la Banda tocar ni siquiera en la modesta manifestación que un puñado de obreros patriotas organizó. Sólo a. funciones de Iglesia y manifestaciones y ficstas adulatorias Si puede concurrir la Banda.
En otras fábricas se obliga al obrero firmar actas reeleccionistasy coinulgar y confesarse. luego dicen los industriales que no hacen política!
Agréguese todo lo anterior todavia una nota, quizá la más odios a, la más infame de la explotación al trabajador: la tienda de raya. Esta tienda es propiedad de la Compañía y en ella se fian al obrero los artículos que necesitaytienc que consumir antes de percibir su jornal. Los artículos son de la peor calidad y se cargan zi precios fabulosos. Generalmente se paga al obrero con vales y no en efectivo, así es que cuando necesita dinero acude zi la tienda de raya, donde le dan 508065070 por un vale de S100. qué queda reducido el jornal de un obrero, después de los descuentos para médico, casa, contribución personal (que cobran las Compañías por cuenta del Gobierno y ¡í cambio de concesiones. multas y para el culto católico, apostólico, romano? una miseria con la que apenas puede obtenerse enla tienda de raya lo necesario para no morirse de hambre, pagado :1 un precio dos tres veces mayor que el verdadero. i Esto es lo que debe al General Díazla clase trabajadora, explotada hasta lo indecible, y el público en general, sobre todo el pobre, que se ve obligado zi enriquecer los favoritos del Autócrata, consumiendo artículos pésímos precios harto elevados.
Nuestros industrales, mientras más roban al trabajador, mientras menos pagan por la obra, más caros se hacen pagar sus efectos.
La industria no progresa, puesto que sus productos son peores de día en día. en verdad no ha sido la industria. la que ha protegido el Gobierno, sino al monopolio. la más descarada explotación. El Colmillo Publica.
Es el mejor semanario independiente de caricaturas, que trata con absoluta. imparcialidad lor asuntos politicos de México.
Recomendamos los liberales esta importante publicación, que por su vtrtlidad y acierto se ha colocado entrelas primeras de la prensa independiente El precio de subscripción, demasiado bajo para el mérito del pariódico, es como BiguePor iin semestre. 3. 29.
Toda correspondencia. deberá airlglrse nl Admlntslradur, Sr. Pïidñrlflo Pérez mendez. San Ildetonso l)
Méxlc ma. u 7, «n a «w ¡qwfirwimmnyam Mnwmpü. i.
REGENERACION. uuu. iiieiis ieiiileiipiiiiiiii. UE BERNARDO REYES (Continúa)
combinaciones descnradns de Reyes con sus jueces, más bien que acudir al testimonio de personas veraccsy recurrir las pruebas y datos que los acusiidorcs habian ¡inunciado tener, y que era natural poseyesen desde el niomento de haberse lanzado una acusación erizada de dificultades, pilas bieu sabian que intereses ¡Joiiticos bastardos habrian de oponerse. gue la verdad luciese.
Pero ¿qu otra cosa podia esperarse de una Sección que omitió el examen de setecientos y tantos te i103 que se manifestaron sabe ics de los hechos, aseguraba. ciertos los que la ncusucion reseñaba y ofrecían con todo vulory con toda sinceridad dar sii testimonio?
Guadalupe Villarreal, cargador ocupado en colocar la tribuna frente al Palacio Municipal, vió al Alcalde 1ra. asomarse por una puerta que se entreabrió en el mismo Palacio, momentos antes de llegar la comitiva; vió también momentos antes, sacar las cabezasálos individuos que estaban arriba del Palacio; pudo percibir que eran muchos los que alli se hallaban y los vió disparar al llegar la comitiva.
Gabino Rodriguez (h. vió disparar dela azotea y balcones del Palacio, y fué herido por una de las balas.
La Sra. Adela vda. de Garza y la señorita Dávila Cavazos vieron disparar de las azoteas del Palacio, y aquella vió salir de alli al Alcalde 1ra. cuando apenas. habian terminado los balazos.
ElCoronel Hernández y la Señorita Ilernzíndez, desde los altos de lauDulcerízi Americana. esquina de la Plaza Zaragoza, vieron que los disparos partian del Palacio Municipal. Una de las balas estuvo áfpunto de herir la señorita Hern ndea.
Igual testimonio pudo dar la Sra. Rehn.
Lo mismo vieron los siguientes testigos, entre otros muchos: Señores Arnulfo Villarreal, Isaac Delgado, Quirino San Miguel, Rosendo Treviño, Vicente Ro dríguez. José de los Santos, Encarnación Arriola, Melquiades Moreno, Antonio Barrrera, Macedonio Ollervides, Federico Delgado, Luz Lozano, Garza, Aniceto Cantú, Ascención Cantú, Anacleto Elizondo, Lucio León y Cástulo Ortiz.
Mercedes mujer que tenía.
un puesto abajo del Palacio Municipal, enfrente del Epress Nacional Meízicano, presenció una reyerta entre dos gendarmes: uno de ellos decía al otro. con que tú no eres partidario del General? álo que el aludido contestó: no lo soy, y por eso no tim. Pues entonces, toma, y disparó sobre él. Se trabó una contienda, resultando uno muerto y el otro herido.
Pero la Sección no necesitaba entrar en averiguaciones que arrojaran luz, puesto que ya se le había dado una consigna.
Les consta que en las casas de Sonora News y de Maiz Hermanos se notaban las incrustraciones de las balas lanzadas del Palacio Municipal, los Señores, Señoras y Señoritas siguientes: Antonio Gonzalez Guajardo, Maria vda. de Garza, María Manuela García, Manuel Gonzalez Guajardo, Ernesto Guerra, María Rómulo vda. de García.
El balazo de Ernesto Galván, el del gendarme Apolonio Partida, el del otro paisano, el de un niño de pecho siguieron una dirección muy bien, definida de arribaháciaabajo: al aisanoRaimundo Reina le pego por detrás el Cabo Camilo Villanueva, quien un compañero del herido pasó con un verduguillom Es raro inexplicable que la prensa del Gobernador Reyes, única que habla en Monterrey desde el día acerca de este particular.
Un doctor en medicina, y uno de los más com etentes de la población, el Sr. ilverra, asegura que los muertos y heridos quienes asistió, raiz del escándalo, presentaban huellas de haber sido heridos con balas de rifle, juzgar por el destroza que aparece en el orificio de entrada de los proyectiles, pues parece como si con arma corto punzante se bubieran abierto dichos orificios, tanto y tan marcadas asi son las desgarraduras yel destroza en la carne y piel. Nosotros mismos hemos tenido en nuestro poder algunas balas de rifle que se nos fueron remitidas por personas que alli mismo las recogieron. Ahora. bien, ni los ref latas.
na: 2da AbriLno haya dicho nada.
estrenaron en ellpavimento y que Duda ln iictitiid de, lu Sección, tal vez. estas pruebas hanisido de ningdnviilor terminantemente ilesueliiitliis, como perjudiciales. su protegido.
Courimtará. »IM y u pilicam os a nuestros Agontoa manden oubrlr sus cuentas a la mayor brevedad. Igual suplloa hacemos a nuesitroa nubserlptoites para qué no sean borrados do nuestras llama.
Clases de Tnnninnnrin. Lu Piotesorn Josefa Guevara enseña Tuqulgratla en dos meses.
Precios cómodos.
De 30 a. ni. 8. 33p. Idel Bosque N9 ig. México, IÏ tease llegeneraclon.
En números anteriores hem os reproducido párrafos artículos de periódicos americanos que apoyados en el hecho cierto de que el Gobierno de Porfirio Díaz hace una guerra de exterminio, inhumana y bárbara al yaqui, pretenden que es necesaria una intervención como remedio único tanto salvajismo, ya. que el Gobierno mexicano en veintiocho años no sólo ha sido impotente para someter los indios que llama rebeldes, sino que es, él mismo, el responsable de los actos de barbarie contra esa tribu laboriosa y pacifica.
Hemos dicho que tales párrafos y articulos intencionados, aparecen de cuando en cuando, hoy en una parte, mañana en otra, y en los periódicos de más impor.
tancia, como si hubiera un partidointeresado eri formar y extender la opinión favorable una. intervención americana en México.
Si nosotros los mexicanos no nos erguimos para conjurar el serio peligro que nos amenaza, nos expondremos ver perdidaó desmembrada nuestra nacionalidad. Culpa en gran parte será nuestra si seguimos dejándonos oprimir cnviiecer por una tiranía que ha rebajado el carácter nacional, ha fanatizado y empobrecido al pueblo, ha destrozado los vínculos de solidaridad del partido liberal, hoy desorganizado y extraviado; ha ayudado entronizarse al Claro el eterno traidor y ha puesto la propiedad y el crédito de la Nación en manos del extranjero!
Hoy damos conocer nuestros lectores un artículo por demás alarmante de Los Angeles Examiner de fecha del corriente. Dire asi: Matanzas atribuidas tropa: mexímmzr. Herbert llfiller, nziem¿m7 de una expedición que ¡escapó ¿í la muerde. La pnyfiarada targar formaltrpara el dgúarfanzznto de Rzlal donar. Declara que la Guerra deYaquz es mia mdszara oficial. Hace una pintura sombría de la situación en Sonora como resultado dela corrupción en los altos círculos. Es posible que las cordiales relaciones que existen entre este pais y México scan seriamente perturbadas.
Regr ¿emae y vx ma.
Abril zz th i905.
Subscription rates: Per annunn. 38 oo gold.
Peróinontlis. r, io. 910m0! Y Eroplcturio: eicnunn. tones MAGÜN.
OOHDIOIOÑES. nlcdrmii «Elimina. El núiiumic ¿al. fiasco Scaaiiijabiiiitinflrii: w101 Estado: Unidas dal Nuno ydlal cannm pu.
la aii la Rnpúbllcn Mexicana. WWW bacïlvclóli iron como algun.
En lo: Brendan Unidos del Nuria por un ¡simulro. paco iidoluntndo ¿gs o om, Por un ano. mua adelantado oo m, En ln República Maximus nor un namaslro, Dann adelantado 3, 4g pu.
Porun una. Dlgdndalautndo 5o. El clarito du ololiiplnren vnlo para las Agent. En ln Rünilbltcn Mlhilmiuim. 7 gg. En lo: Ealndca Uiildoii del Norla oo oro.
Lo: cnvlor da dinero pundun hacerse por Ciro Postal internacional. por Exïirann, on nine, d, Banco aii Timbre: Pusiiilaa.
NOTA. Estos vacios sa aplican las arsenal) que muii. au pagar directions?»e sus MLÍNICTÍPCÍOHAJ sin iman lidad de c0brarles. lasyzersonaa quilmes enviamos unreaim pen dico y no manden pagar, aa ea cai yamaha veinte por ciento sobre las prac ios amba expresadas.
Pitra todo asunto tlíiiíirsc al D1Ï¡ gc¿4yr Porfirio Diaz pone en peliéro nuestra nacionalidad. El Abogado Call cuyo SÜÜFIUO A. Call fue uno de los americanos asesinados en Enero 17, ha tomado el asunto zi su cargoucon el Senador Thurston, y 35m P311 Su estudio en el De.
Partamento de Relaciones, testimonios que indican que la ma.
tanza fué hecha por tropas mexicanas que comprueban la mare al tratamiento de americanos en Sonora. Herbert Miller, quien iba en la expedición con los que fue. On asesinados, está ahora en Los Angeles y ayer firmó declaraciones juradas que se enviarán Washington. Estas declaraciones juramen adas que forman el expediente contra el Gobierno mexicano.
contienen cargos ultrasencionales. Se describe los americanos en Sonora como en perpetua, espera de nuevos y nuevos asesinatos. Están armadosy les pin.
ta 09m9 resueltos, vengar el asesinato de sus compatriotas, menos que el Departamento de Relaciones tome alguna acción. Sa: dice que con el objeto de PDHEr en práctica lo que en este país se llama «gfaft. las auto dades mexicanas alegan constantemente saqueos hechos por los yaquis, siendo los crímenes, según testigos presenciales, cometidos en realidad por bandidos en muchas ocasiones pertenecientes al ejército mexicano. Los vaquis se describen como trabajadores fuertes, honrados, dignos de confianza, laboriosos y como siendo casi la única fuente que suministra hombres pararel trabajo en Sonora. Se asegura que los soldados mexicanos en ocasiones rodean estos trabaja. dores, y los torturan hasta que los obligan confesar algún cri.
men imaginario y entonces los fusilan. Sus mujeres son objeto de indescriptibles abusos y despues son distribuidas prácticamente como esclavasnentre las familias mexicanas. Sonora se describe como en un estado de terror. 5400011000, allí invertidos están inutilizados, los negocios se encuentran estancados y escasean los productos alimenticios. Miller es uno de los dos americanos supervivientes de las maRevelaclon de secretos para. obtener bue los parásitos, época de la, cosecha, fruto, su conservación indefinida. ere.
que debe tenerse con de consejos práctico riqueza del agricultor o los secretos de Juan Nino a: Beni Elvin lar. únon. 50 Pura pad oli LIBRERIA BOURET. Calla de Mayo. núm. Dir México.
Calendario del Agricultor y Del Ganadero. glïl Primero que se publica en Mexicali de ¡B riqueza del CBIISFD.
Está. la venta. este libro indispensable para los agricultores y ganada.
m5, caglesqulsrfi. no ¡en su clase y riqueza. Su lectura. es ln. guía infalible xtm en todas las labores de campo que se verifican du rante al año, dia por día, según las estaciones yel terreno an qua sa trabaja, Ensefla con arte y ciencia, frutos de larga experiencia, el momento propicio del desmonte; de bai bach. la elección nui grano la semilla: 1M trrlgwig.
nes, los abonan, la alambre, la llm ta. los cuidados para. el más promo da. gymuo de la pganta, los medios eevltar su destrucción pur la. lnt erpei ie o cómo se hace la gusta l Además, antena el orniildgdgraelggegizi los animales desde al mejor modo de 81111116 l hasta. lll higiene y el maiorgmtanto da lu rezan. cloru al ltbro un Ïxïeïïá ni nadie. la dicho que los mani BGIPÍMO» WW ¡estantes llevasen rifle carabismiiy rovacbonas. titulado La, ación ÉQÏWPCÍÓH en cuanto se refie.