esse slsinteepsstivñ honïsdeaqeé La libertad. de impronta no ¡lona más limito: que ol monto ln Vida privada.
l: moral si ln paz Dübllcán Ilfl. B da la constitucion.
Periódico Independiente de combate.
Director: moannq FLORES Mason. aereas nodaáeion: Juiansarabia.
AÑO EPOCA.
Eulcred me second class mn ner, Novembers 904v n! the host omce nt Sun Antonio, lexus, under ¡he Ac: ol Congress nl Morel: 3, l810. a ¡nm¿¿aiía;a de la, Dictadura.
En ¡Mexico ¡to El Procurador General de Justicia de la Nación acusó los Magistrados que formaban la 51 Sala del Tribunal Superior, por mula aplicación de la ley en un juicio criminal.
El hecho único de ese género que se registra en los largos años de la Dictadura causó sensación inmensa, no porque provocara extrañeza que los Magistrados delinquieran, sino porque par e ció inaudito haytlustíciu.
metidovtodos los crimenes cie lesa Patria.
El proceso del ere Procurador Alvarez, no es un principio de moralidad, sino el ynaxímum de la inmoralidad. Emilio Alvarez no es castígado por su poco apego la ley, SAN ANTONIO, TEX.
cuente, sino sólo el desprestigio, la uulificación, la caida de uu zum.
guo favorito que no supo servlrla, Si acaso Emilio Alvarez entra ti; la cárcel como lo merece y como tendría que suceder si su proceso siguiera uu curso natural, sólo la.
mentarernos que no corran igual suerte muchos funcionarios, tan deliucucntes como el Magistrado eu desgracia, pero no tan torpes como éste para incurrir cn el (lisgttsto de ta Dictadura.
De todos modos, siempre veremos con repuguaucia este asunto, en el que no hay un ápice de honradez nide justicia, y símucho de tenebro so y de hediondo, que mal Se disimnla con esc alarde de respeto la todos los actuales funcionarios están en el mismo caso, y lejos de castigárseles, se les prcmia, sino sencillamente porque ha caido de la gracia de sus antiguos protectores.
que se tuviera la honradez de acu. Emilio Alvarez era un favorito del sarlos.
Ministro de Justicia, al que presta En México. amos acostumbra. ha servicios íntimos nada envidiados que las leyes todas sean befaï bles yhñlagabïal Dlctadoï SNPTW ¿a5 Por mamas ¿emm autmidaa, diendo cruzadas feroces contra los desde el Presidente de la Repúbii; periodistas independientes por eso ca hasta el. rltiuio Juez de aldea. lOCHPHhFK Pllfflilit PÚNÏC P95 La Judicfl ura de. han ¿r1 païs ¿e ca. de su notoria incompetencia.
ractiza por su venalidad, por su desprecio la razón y la justicia, por su servil complacencia para con los ricos, por su deslvergonzada sumi. sión la consigna de los Gobiernos.
La corrupción de la justicia, la inPero Alvarez abusó de s11 posición y con frecuencia, para favorecer sus personales intereses, dió sus colegas consignas, que no había, recibido de sus superiores y que los otros obe. y y reunía: dawn hacerse preczsmnente al cecían, no suponiendo que el exmorslidad asquerosa que reina en Procurador tuviera la audacia de los Tribunales de nuestra infortu. 511131311931 13 flumïldad dlciamïlfll nada Patria. no es misterio para nadie; es cosa vulgar que se ve todos los dias, en todas partes. Lo que nunca se ha visto es que se hayan hecho efectivas un funcionario las responsabilidades en que hubiere incurrido. La Dictaduraba proclamado la irresponsabijitlacl y la inviolabilidad de susservidores ha dejado siempre impunes la infinidad de delitos oficiales que diariamente se registran. Por eso causó profunda impresión el acaconietió al Procurador de Justicia. haciéndolo acusar la 5a Shia; y la impresión subió de punto cuando el Tribunal Pleno pronunció Rntencia, condenando ádos de los Magistrados pagar una multa, y consignando al Presidente de la Sala, Lic. Emilio Alvarez, uu Juez de Instrucción.
Ahora bien; la acusación contra la 5a Sala, la multa los Magistrados Zubiaga y Mayora. y especial.
mente el proceso de Emilio Alvarez. significa un principio de regeneración en nuestra putrefactajudicatupa, es un dique la corrupción de im funcionarios, es un freno para los conculcadores de la ley, es un hastaaquí al tráfico descarado que hoy Se hace con la Justicia?
Seguramente que no. Si una estricta equidad, si una verdadera honradezinspirara al Procurador que tau escrupulnso se ha mostrado con Emilio Alvarez, no seria éste el único que estuviera hoy sometido un proceso: lo estarian casi todos los Magistrados y los jueces, que diariamente tuercen la ley y la burlan y la aplican mal sabiendas, para obedecer una consigna bochornosa, para favorecer un recomen: dado. para no disgusiar un magnate, paro doblegarse, en suma. 3nte los que ordenan y ante los que pagan. Si las responsabilidades de todos los que pisotean las leyes se Estos abusos y probablemente otras circnnstanciasque han quedado en el misterio y que bien pudieran relacionarse con los conocidos servicios íntimos, determinaron la desgracia del favorito. La Dictadura, ofendida con el que andazmente tomaba su nombre para obtener provechos personales, no tuvo el pudor de guardar. silencio, y desti.
tituir Alvarez sin escándalo, para no dar lugar que sc removiera la hedionda letrina de sus inmoralidades y sus chips. NLaNDictadura no béskïsüsttetbs. trató sólo de satisfacer sus odios y espió la oportunidad para nulificar Emilio Alvarez con ruidosa y sensacional caída.
Ha conseguido su objeto, pero también lia dado lugar que la curiosidad pública, no satisfecha con las exterioïidades, busque y encuentre en el fondo de este asunto, ba jezas, mezquinidades y corrupciones que dan asco. Quién podrá creer que sin la consigna superior, el Procurador de Justicia hubiera acusadoá la 5a Sala y el Tribunal Pleno hubiera sentenciado, como lo hizo, Zubiaga, Mayora y AlvarezE ¿Quién podrá ver en estos procedimientos otra cosa que el resultado de 1a consigna. Donde está aqui la justicia?
Lo que se exhibe en este turbio asunto es 1a iumoralidad escandaloca de la Dictadura. que es feroz hasta con sus cómplices, los que acusa con desvergüenza inaudita.
Si Emilio Alvarez no fuera un eunuco, levantaría la mz para preguntar sus jueces como lo acusan de no cumplir con la ley, ellos, que continuamente la pisotean; ellos, que también tienen manchada la conciencia; ellos, que cien veces probaron su degradación. obedeciendo la codsigna que del mismo Alvarez recibieron.
Probablemente Alvarez un hablará; pero probablemente la Dictaduhicieran efectivas con inexorable igualdad, la espada de la justicia comenzaría parese! sobre Porfirio Díaz, que para eutronizar su despotismo ha asesinado la República, ha deagarrado todas las le yeíy cora no llevará. hasta el fin esta farsa de justicia y no arrojará al ex Procurador culpable las gnleras de la Cárcel de Belén. con esto se probará también que la Dictadura no buscaba el castiga de un delinley, hecho por un Gobierno y tiránico y corrompido.
ivluvinjfiillni aplicamos nuestros ama ble: su Z1:crzp ore: ra si; mn enviamos m: pagos lan ¡iron a rama le: llegue nuestra atifto. ao paisa tas. ue ntíbau mmsIra anita ¡ya hayan. aviar a sus fm gos, le: agradeceremos nos rlírpezzsen, pue: esfán. que se nos ¡raya escapado algún avísapor ser. tarifa el número de nombres que tenemos en listaEffiïthfliïü no vídar que todo: la. Ricardo Flores Magzfin. 505 PV, Nueva S22, y no 405 como equivocapamente afianrte algunas de nueríras circulares.
lllsillllüllyllïi jlilENTllL.
Las orgias de un GobernadorLa administración de Porfirio Díaz no ha podido ocultar, pesar del incienso ya, pesardeluterror, la corrupción que la mina y que, siendo hoy su único apoyo, tendrá al fin que acabar con un estado de cosas fecunda para todas las perversidades, fértil para todas lasinfamias, ubérrimo para todos los crimenes.
Las conciencias honradas tiemblan de indignación al ver eu los puestos públicos individuos que deshouran la Patria.
En Campeche pesa desde hace tiempo una tiranía oriental por el lujo de disipación y de crápula que la caracteriza. Ni en los uefastos tiempos del baraudismo disoluto se registraron en Campeche los hechos que hoy sou el escándalo y la consternación de la sociedad ofeudida.
Ai frente del Estado se zucuentra un individuo llamado Luis Gar cíu impuesto por el fatídico partido ¿zentíficia quien sirve de mstrnniento en sus infamias. Luis García se entrega diariamente la crápnla más abyecta.
Bebe como un faquín y se enfanga eu bacanales porcinas Las orgias de este disoluto singular se suceden dia dia, ya en la quinta de un Dr.
Calixto Peña, ya en el Hotelllamado «El número situado frente al Palacio del Gobierno. En este Hotel tiene Luis García un repugnante harem que hace sus delicias y las de los altos funcionarios de Campeche.
Indudablemente que Luis García M, tiene que recurrir infinidad de ardides para arbitrarse recursos que dilapidar. Comenzó por aumeutarse el sueldo cie 5333. 33 mensuales. 3500. 00 que hay gana.
Pero como ese sueldo y aun uno del doble no bastariau para cubrir los gastos que originan las francacllelas, eljuegn y las dispengiiocas satirruales del átrapa y de sus parásitos. ha aumentado los impuestos en más de cien mii peso cuando cbrcro il de i905.
rior. Luis Garcia celebró con una. rrurcssc cl cutmnirutuieutn del.
dictador. Garcia beluó hasta rolar por tierra. Hits cmnprlñeros de marga mas. Muñecas y Zimavilln y Martinez Almnia, este último Secrelario dc Gobierno, lo cargaron, yen iliedio de la general recliifia lo licvarou (lo mir su extraordinaria embriaguez ul huir te de Nlartinez rllomia.
Hay presupuesradrls cincuenta iuil pesos anuales para instrucción pública y no se gasta ui la mitad de ella. El resto, sea la otra tnitad, sirve para alimentar el fuego orgiásiico que consume Garcia y su pandilla. Los demás ramos de la administración están igualmentedesatendidos y los ¡fondos corren la misma suerte que los de la instrucción públlca. Hace más de un mes pu» Campeche deberia tener un alumbrado conveniente, pero el des wilfarro no ha permitido que haya iondoia para ello.
La condición del infiirtuuado Estado de Campeche udpuede ser más lamentable. Mientras Garcia seeutrega al vicio en compañía de su Secretario Martínez Alimia y de otros funcionarias gastando en los prostíbulos el dinero arrancado al pueblo por los recaudadores feroces.
r1 instrucción pública ha llegado parar en ¡nano ade cretinou y de. lt tirantes Hay un inspector General de Instrucción. Luis Beauregard, que gana un sueldo enorme en relación su supiua ignorancia. Como Director de la Escuela Modelo no figura un Clemente Beltrán inepto y zafio. Como Presidente de la Legislatu.
ra del Estado aparecece un tai Antonio Ramírez, individuo burda que no sabe más que acatar consignas con sumisión canina.
Para colmo de males pronto liegará Campeche un Obispo llamado Francisco Mendoza, célebre por viajar en compañía de ¡fu serrailo de beatas inmnudas. Los liberales campechanos están justamente indignados con tal motivo, porque Mendoza se propone abrir un colegio embrutecedor. Los liberales se proponen hacerle un recibimiento igual al que en Guadalajara y en Mérida hicieron Serafini.
Luis Garcia por su parte, como clcrical que es, ha arreglado ya una casa, contigua al «Casino Campechano. para: que en; ella habitan el ensotanado Mendoza y sus beams viciosas.
No es lo anterior sino una íufima parte de lo que hay que decir sobre la administración campeehana, que como la general de la República hiede y asfixia. los csclavislas ensliberbecidos. Un caso monstruoso. La tiranía, en el apogeo de su soberbia. parece empeñarse en poner prueba la resignación de los opri nudos, provocándolos con sus desrnirenados alardes. Ya no se guardan fórmulas; ya no se cubren los actos despóticos con un barniz de legalidad; ya no se disirnula la opresión Se tiraniza abiertamente y de día en dia se descubren infamías¿
cada vez más cinicas, arbitrariedades cada vez más iuipúdicas; actos de despotismo realizados cada vez con más descaro.
En Yucatán se acaba de regia; trar uno de estos actos. El enriquecido esclavista Audomaro Mo.
lina Solis, hemano del Gobernadon, ha hecho encarcelar al honrado cindadano Tomás Pérez Ponce, só.
lo porque este Señor protegió y dió asilo un sirviente, sea esclavo de Audomaro Molina, que logró fugarse de la finca de este hacendado, donde se le explotaba y se le trataba inicuamente, lo mismo que su familia, Este sirviente prófugo, que se llarna Antonio Canché, publicó una hoja suelta con el titulo de «Carla abierto al poderoso haoendado Audomaro Molina y Solis. Iiu esa el Estado se debate en la miseria.
El lo de Diciembre del año antehnja. de la que hablamos oportunas Cuando la República pronuncie su voz nobernnn. san. lurroac someterse ¿j dlmltin GAMBETÏA. .
Administrador: Enrique Flores MagenTOMO Ill No r5.
tratamientos que reciben los peoneclc Molina, cl excesivo trabajo que tienen, las chicamrs con que se lex roba su trabajo, disminuyéudultts su jorual; trabajo forzuso y grzr. tuuo que se impone, tanto li lnsi tic ln torre antigua ¡lc lu facha(ln Laiuiraccióri Ïn lus Leyes (le Reforma, luéclnrisima; pero avuiurlriutl politica su negó diaz iugar uniones tar siquiera al cotidiclóu de pFISIUHEFOS que guardan todos cn la finca. etc. etc. y terminaba (lltleilílü Molina que se había escapado, porque no podía tolerar tantas infamias; que había estado en su periecto derecho para fugarse de un lugar en que se le retenía por fuerza; que estaba en Mérida en la casa del Sr. Tomás Pérez Ponce y que alli podía pasar Molina cobrarle la insignificante «uma de un peso y centavos que le había quedado debiendo.
En un principio, el rico esclavis.
ta mató de recobrar su siervo por diferentes medios. pero compren diendo luego que el Sr. Pérez Ponce era quien guiaba Cancbé para que no se dejara atropellar por el hacendado, todas sus iras cayeron sobre el Sr. Pérez Ponce. ha pasado precisamentelo contrario de 16 justo y lo legal, Después de la carta abierta de Canohé lo que procedía era que las autom.
dades visitaran la finca de Molina comprobaran lo denunciado por el siervo prófugo, y al comprobarlocnqa indudable pusieran en líber tad los esclavos del liacenrizido sorueiierzm éste un proceso por los delitos que comete al someterá multitud de seres forzada servi dumbre, darles tratamientos inicuos y aprovecharse de su trabajo, explotándolos villanameute.
Pero no se hizo esto, y fué natural, puesto que cl csclavista es hcr mano del Gobernador Olegario Molina, que a sb vez tiene siervosá quienes, explota. No se persiguió al culpable, y éste ni siquiera tuvo el pudor de guardar silencio, para no remover más ese asunto que dehíera ruborizarlo, si de ruborizarse fuera capaz. Por el contrario, el infame se ha crguido; el esclavista, el explotador. el que debiera bajar la frente, se ha ensoberbecido y ha tenido la audacia de acusar al Sr.
Pérez Ponce, al hombre honrado, al filántropo que dió protección al débil. Andomaro Molina Solis acu só de difamación al Sr. Pérez Ponce, y un juez venal, uno de esos la cayos que hoy deshonran la majes tad de la Justicia, no vaciiócn or denar la aprehensión del inocente para halagar los odios del poderoso culpable. El representante de Molina es el Lic. Elias Amábilis, Diputado, que se distingue por su servilismo para con los Molina y que en diversas ocasiones ha hecho la defensa delpersoneroó capataz, Flagelador de los peones del Gobernador. Lo que referimos es monstruoso.
Es verdaderamente iuaudito que el esclavista y explotador Molina, cuyos delitos están comprobados, perPércz Ponce practica el bien y no puede ser acreedor sino al aplauso. de cuantos guarden un resto de sentimientos humanitarios en el alma.
Pero no hay que extrañarlo; es la ltirauía en el apogeo de su soberbia: es la infamia que se juzga invencible; es el crimen lleno de vanidad; e: el despotismo. que lla visto la resignacióu de los oprimidos, y se desen frenari os alurdes.
El Elaryinalismn En Zacatecas Los Favoritos de Punk Ilnrnl El Dictador quitó del Gobierde Zacatecas al mocho intorelable Genaro Garcia, pero puso en cambio Eduardo Pankhurst más macho más insoportable que su antecesor.
En la bendición dela nueva torre de Catedral, cl Obispo Alva salió la calle en traje de prelado y prcdicó al Iebaño catfwiico que invadiala acera de frente zi Catcd ral, interceplnndo el paso zi los transcuntee. La pci oración tuvo por objeto alentar los fiexueute. refería Cauclié losma los les a que siguieran contrubuycn«lo para los gastos de reparación trabnjaclores como sus urujeres, la aU cvídu OMS. WC sit za un hombre que, como el Sr.
burla de ellos y los provoca con sus porque no prOVOCU escandalo con sus actos. Pankhurst hace que el listado mantenga Il sus parientes. Un sobrino suyo, Alfonso Linares Serna, percibe un sucldv, de 550 65100 mensuales como Secretario Particular del Gobernador, sin desempeñar: ese cargo. Quien lo desempeña. es Jose Manuel Villa, periodista de alquiler que del Gobierno dc García. recibia una Subvención de 55250 OO mensuales, la cual fué aumentada S300 00 para que, además de adular, se encargara de la Secretaria Partide Pankhurst. Como se ve, Linares Serna. es un afortunado vago que vive del Erario sólo por ser pariente del Gobernador.
Los caciques que ha colocado Pankhurst al frente de algunos Partidos, contribuyen admirablemcnteáthaccr odioso su Gobierno.
El Jefe Politico de Pinos, José Capetillo, es un individuo completamente ordinario, mezquino cléspota, que carece (lc todo sentimiento alto. le todo cualidad noble. Arrastrudo por SUS bajos intintos, por su norlomada bestialidad. abusa delporler, buscando solo la satisfacción de sus pasiones, dc sus odios de su avaricia.
No hace mucho u. Capetillo mandó aprehender il un honrado Ciudadano (le La Estrella, Hacienda que dista de Pinos unas quince leguas. Dicho ciudadano estaba dormido cuando llegaron los csbirros pretendiendo sacarelo de su casa. Pregunto la víctima el por qué de aquel atentado, y se le contestó tiros, que le causaron al u heridas, lo que no fué obstaciil: para que los desalmados esbirros sacaran zi aquel infeliz de su casa y lo condujeran pié y maltraiándolo hasta la cárcel de Pinos, donde murió en pocos dias, tanto por las heridas. como por hambre.
pues Capetillo ha introducido la costumbre de no proporcionar alimentoszilos presos. Aunque algunas familias (lc Pinos pretendíeron proporcionar asistencia médica aquel pobre hombre, el Jefe Político no lo consintió.
Después de suprimir el alimentoálos presos, Capetillo suprimió el alumbrado público, suspendió arbitrariamente los trabajos del Panteón que cstaizan ya por concluirse. En cambio ha reunido gruesas silmns (le dinero. dizque para la fundación sostenimiento de un Hospital, que llcvarïi el nombre (le su amo. aulthurst y para la construcción dc un Nlerczrtln, Pero como semejantes mejoras ho han pasado de proyectos y hay serios tejmorcs (le que en pro; ecto sigan, llos conirilrujx nlesquieren sztlier quc lia hcclm cl Jefe Politico del dinero que se destinnlut ¡i tales ¡obras Capetillo Cs. Illncllu. omo 13orrespondc. un (ligne servidor «le Prtnkhurst. Rcpurliarlo de la buena sociedad dc Pinus, el odioEso cacique ha buscado refugio en las sacrisiias, donde la clcrigalla.
lc ha dado imagnífica acogida. El dia. lo de Enero, Capetillo mandó decir una Misa Solemne,. la que asis ¿tió pom posamente, haciendo alar de de clericalismo, l que todo lo acepta, Los zacalecanos sc habrán couivphcidotle lo imitrles que son los cambios ¿le Gobernadores.
cuando esos cambios no son hechos por el pueblo, sino por el Gral. Díaz, que siempre procura poner al frente de los Estados lacayos que sostcngan la tiranía y no robernantes que prolcuren el hlcn Lie los ciudadanos tease Rellenar asin. l