chtrttcióitjllfluliellltttin y pero en Marzo, i005. u. mtv «wmwqmuwwgn mv4 tnnïfls «ici úuïincïfiiaero y Acebes. 11. regresar de un viaje Sonora. LA VERSION nu MILLER somos un NEGOCIO. Mr. Miller se ncgóárelerii los hechos contenidos eu en deunu etitrevistuguyer, dijo. Sali (lo Los Angeles el de Mmm, de 1905, yendo por Arizonn al Estado de Sonora. hi tico.
yllcgué ¡i Hermosillo, el 25 de Por ese tiempo, y muchas scmanus tintes, habia leido nn ¡nerosas relaciones (10 PCTÏÓKÍÍGOS acerca (le ln cnpttira de indios ynquis que se decia habian con: fesndo ln matanza de los que compouiun lu partida (le Stuebiuger.
Cali, el do Enero último, y otros numerosos articulos en pcriódicos americanos. especialmente (le Arizona, que afirmaban que esta matanza hubía sido liecbn por tropasjmexicanas, soldados mexicanos armados dc rifles Manser y no por indios ya.
quis. Muchos periódicos delos que contienen tales artículos han sido enviados al Gobernador IzúbalpGobernador Civil de Sonora y han sidotraducidos por 1353310 ridades mexicanas.
En Marzo ZL NOS estaba yo en mi hotel en Hermosilloy como las. de la mañana, llegó un mexicano y me dijo que una persona, nl otro lado de la calle deseaba verme inmediatamente. Pregunte quien era el que me buscaba y despues de una conversación que se siguió, supe que el Gobernador Izábal era la persona que me buscaba, y el mensajero su secretario particular. Ya estaba yo advertido de tomar todo género de precauciones para protegerme contra el asesinato, contra cualquier entre vista con autoridades mexica?
nas cuando no hubiera presente algun testigo americano, asi es que mandé decir al Gobernador Izábal que yo iría zi verle ¡i las de la tarde de ese mismo día. esa hora fuíá su oficina en com pañía de un amigo mío americano, como intérprete, y alli encontré al Gobernador Izabal y tuve con él una conversación cuya parte substaucial es como sigue: Omitirnos la erflzrevista por estar su parte sustancial en el siguiente informe.
ESCRIBE su INFORME AL GOBERNADOR. En seguida preparé un informe para el Gobernador Izabal, que es como sigue. Atendiendo la súplica del Secretario Particular de Ud. fuí ver Ud. ayer, y tengo el gusto de enviarle un informa, de los acontecimientos ocurridos de nero 12, 1905 zi la fecha, solicitud de Ud.
En Enero 13 dejé La Colorada acompañado de Ma:kensie, Dr. Cov, Call, Walter Stuebinger. Tolerton, y el Sr. y la Sra. Foresbaw, en dos coches dirigidos por dos cocheros mexicanos y cada coche tirado por cuatro caballos. La excursión las minas y el examen de ellas se verificó sin trastorno alguno y ning unas dificultades ocurrieron hasta las 5p. del 19 de Enero, 1905, diez millas al Este de Cobachi, nuestro regreso de la expedición «La Colorada. cuando» sin ningún aviso fuimos baleados por un numeroso cuerpo de bandidos de color moreno por el lado Sur del camino. De la excursión arriba mencionada, el Sr. y la Sra.
Foreshaw habían dejado sus 9D9Qlï, m0 ! nuestras poneros muertos y aparentementc golpeados con ¡iledrrts y pu. los.
Hu habido ulgunlos articulos de periódicos por todos los Estudos Unidos, y diré que mucho de ellos han sido escritos deoldtts, tnientrits uuu giïi porte, lu más iuiportunte, puede probarse que en vcrtlad. Algunas (le luu circuntuiicins que rodean cstu tragedia dun evidencia. muy fuerte de un complot premeditzulo. En ¡ireucnciu de dos testigos me dijo el (irul, Luis Torres que los indios yaquis compraban sus municiones de los Estados Unidos y que habiamos sido heridos con plomo dc nuestros compdtriotau. Los casquillos vacios levantados del suelo, en el lugar «le la tragedia, eran del tipo blanserlo que prueba que fueron comprados obtenidos en este país (México) puesto que el Mauser es muy poco usado en los Estados Unidos. mayor abundamiento. es un hecho indiscutible que los ciudadanos americanos que ahora viven en Hermosillo y se llaman Lawrence y Rankin, fueron nsnlindos por tropas ¡mexicanas yendo (i caballo, por el camino publico, lo que prueba que estos asuntos han de ser vistos cuidadosamente. La población americana que esta en Sonora, y que invierte su capital, nada (lesea sino pnzy un pronto arreglo (lei presente incidente. Yo creo que esta cuestión puede ser arreglado pronto. y tomando en consideración que esta guerra se ha prolongado por cerca de veinte años, tengo la idea de que hay incompetencia no se han seguido las vias apropiadas en la ciudad de México para obtener fuerzas suficientes y Jefes, fin de procurar paz y armonía que entiendo que es lo que los yaquis están deseosos de obtener. Cada acto mío y cada palabra desde la tragedia, han sido gobernados por tm sentido de justicia y equidad en todo lo concerniente, y be tenido entrevistas con autoridades apropiadas del Estadoy federales, con la mira de presentar ante ellas un informe verdadero, imparcial como testigo ocular de los incidentes de esta tragedia sin ninguna aoimosidad hacia nadia HERnum bhLLnu. 1 Hacemos los comentarios de este artículo de Los Angeles Examinar, en otro lugar.
Lns Divinas y los Humanos. José Martí.
Pasó indignado, soñador, melancólico.
Pasó con el enjambre de sus sueños; con la. tempestad de sus cóieras; con sus tristezas de vencido; con al rumor de sus estrofas; con el himno triunfal de su palabra. Soñador? Así lo llmman. Sueño sublime. Ob la libertad, hermoso sueño! Con ella sonaba. Bolívar en Jamaica. mirando in. mor turbio, el cielo nego, escapado ul puünl, yktrlsto y solo. Con ella, soñaba. Mazzínl, perseguido, hnmbreado, saliendo los caminos de Suiza, deagreñucla la.
blanca. cabellera, para. interrogar lt los trunsauntes sobre ls agonía de Italia bajo los cascos de los crestas.
Con ella soñaba. Koeciuuco. Con ella soñaba. Pnltwotf, dando al viento co»
mo mariposa del dolor ms estrofas al odos, allá. sobre ls pleyn. ia Siberia, bajo al cielo sin luz, cerca ti. las olas negras, la estepa. inclamente, viendo levantarse en el cielo triste una. estrecompañeros en San Xavier en el viaje de ida.
Sn número era tan grande que cinco de los nuestros fueron beridos ásaberz. Coy, Mackensie, Call, Walter Stnebinger y uno de los cocberos mexicanos, cuyo nombre ignoro.
Yo me escape pié y llegué al rancho de Tasajera y de alli envié mensajeros todos los puntos vecinos para hacer una resistencia armada. Como unos treinta contestaron de Mazatlán. y volvimos si ln escena de la tragedia y lla. blanco, que él llamaba el alma. de Po1oniu.¡0b sueños! con la libertad y con la. pau la; suenos generadaros del hernismo y de la. gloria; columna de fuego quellevnts los pueblos ¡l combate, bello y pálido hai aldo que llevuls las grandes almas al murtlrlo. bendito: seais! La libertad es el sueno de las almas grandes.
Ls patria. esclava es al tormento de las almas fuertes. Oh mono tempeituono y bravia de los proucrlptol y de los oprimidos!
Fund, soñadores. con la (rante alta.
sintiendo cómo o» persigue la carcajada entólids dal vulgo. Mann. vuestro ensueño es realidad. vuestra nn retoma Ï, l1. i! 1él! l:u¡ Yuetlrü dá ln. gloria. 403 suenan nobles diqnilinun.
Al soplo do un suolio no alzó lu.
Américo do fondo do los murcia ¡lolitnvlon; en nina llnmigoruu do otro unouo subió. subio lu libertad ln olmu dolou Andes. Sl In. vida os nuollo. bonditon soon los. no suenan oou lo nrundo y non lo noble!
lliurti iué ol verbo do (Jubii. luohndoru.
Su acento jutaubu por sobre lun multltndou unmo un grande y. amoroso soplo. vonldo doi ouóuno lnmonuo, doi onmpo libro. llano (lo uvomu y resplmndo vldu. El lnurmurnbn ul oido do nutlojgrudo, doi vencido, doi onloruio, lu Inliglou pjplubrit; capcrunza.
El lbu zi todos nlmus murxnurilndolxte no nó qué tierno mento do carino, no s6 quó extrano y ueordudor himno do grundozu. Marti Bru el Monto melancólico doi ninia cubana, que lbn. glmlondo vanos nollturlu y dollonto y en otros no ulzubu vlbrudorn y terrible; quo, herldn, su recogió porn llonr ll. sus montos como una. pnlomu azul entre nu nido, indignado. no nlznbn otros como un oóndor bruvio lanzando grito alnlontro.
La eloouoncio de Martí ocn ln. del corazón. Su (ruso, oscura. V0008.
coloreado, radiante en otros, snliu do sus labios impregnada. de sentimienton. yu vaga como lu tristeza que agoblubn ¡u 11mm, yu tompostuoss y sobarbis como lu indignación quo lo poseía.
Oyéudolo. o pensaba en la. pntriu, en ln. libertad. on el bien. e ulaabuu an lu lontannnzu del recuerdo los rnlrujol de ros bosques patrios; so ofu non ol rumor do Vevgnloud en el unión de ion Roland, y pasaban por la msmoriu los héroes del cuduiso y de in.
guerrn. Ani como él, usf debió ser Vergninud. su mlumu juventud: en mismo aspecto pensador y triste; su misma frase pulido. como urmndurn. de untiguo caballero, en din clo justo; el misAudomaro Molina Solís, el esclavista despiadado que roba y atormenta sus sirvientes, creyó que el sistema del terror era el más al propósito para acallar la voz acusadora de la justicia que se levantaba contra él, y denunció y arrojó los calabozos dela Penitenciaría de Mérida, los honrados periodistas Señores Tomás Pérez Ponce y Cárlos Escoffié Pero los resultados de semejante proceder han sido enteramente contrarios lo que espera.
ba el esclavista: no se ha hecho respetar ni temer siquiera. y las voces acusadoras, que ayer eran algunas. hoy son las mil voces de la opinión pública, que lo persigue y lo abru¡na con sus formidables anatemas.
La amenaza, la cárcel, la vejación, pueden ahogar la voz en la garganta de los cobardes; no en la del apóstol desinteresado y sincero de una causa justa, que tiempla sus energias en el infortunio y se sien.
tke estimulado por las persecusíones, que son la mejor prueba de la grandeza de su causa y de la ruindad de sus amedrentados enemigos.
Desde que se inició el proceso de los Sres. Pérez Ponce y Escolíié, muchas nuevas iufamias de Audo. Franklin. Háganse pedidos.
me culto ¡S lu pureza «del sentimiento y lu vitalidad do lu iruso: ol nmor dosbovdunto por ul pueblo; ol mismo corazón norono y tierno; ln mlamu nu mt orudiolóu clásica; lu mismo ontoluu malgnuolón ul martirio. odo lo mlumo; poro más iuorzn, más mnlldixd. nds luohu on Marti.
Cuando empezaba. it lnmlnr oon lu ¡mazo inclinada. como ul ¡mueran un»
bro ollo todos ion dolores de su putriu, un voiu alli nl vonoldo doloroso; más (mundo oobnba nthifl su cabeza poda roms, anoudiu su oubolloru. y lunzubu su ¡ruso indignado, no voin do pio nl upóutol, nquol cuyo verbo oontlenuudo llenó Il nor luogo unn tormenta.
Ti ietozus lnilnllun de lu pntrlu; ontuuluumos do luoim y do bntullu, uno lnsplrnba ol amonio do ltlurtí. Hu oloouonclu no uaordnbn, no cegubu; lm ponlo con impononclu magica. Como on unn tempestad on ol polo, on quo no se ououobu vibrux ol trueno y sólo so ven brillar loa rolóropouon rojizoa on lu enurntin. do ln. nube oscuro, ullft donde vun lu: olns en tropa. el mmospumoa furioso y sobre el abismo nogro brllln el olelo lncendlndn.
Cuba hu. tenido muchos rojirosontnolonos egreglus de su energia; poro ol pennumlcnho de su independencia tuvo en Marti ln. más pura, ln más elocuente y la. más sincera. de sus voces.
Asi quedará puro. el mundo como ol mas bello gesto do berolsmo llrlco. n)
más puro acento, lu. más mito voz de Cuba. lrredontn, on eau hot oropusnulur que procedió lo grande aurora do su redención politlnn.
Marti fuó su profeta. y iuáuu mártir.
Qnodnrd en lu. conciencia. do América.
como el más grande trlbuno de lu emancipación, el genio sonoro y triste de lu patrio, el poeta de ln. libertad, enorme poeta. doloroso muriendo sobre el árbol de su cruz. Fué un soñador?
San.
Fué el inmenso soñador desesperado que voló huela. In. muerto en un vuelo de fuego, lucendluodo su paso los cielos taclturnoa de la. historia. VARGAS VILA.
EL EENTIFIGU lllllLlNll.
La autoridad protegiendo el crimen.
maru Molina, que no se conocían, han ido saliendo del misterio, muchos crímenes se han descubierto, y el asunto de Cauché, que motivara (l proceso, se pierde ya entre 1a mii Ititud de hechos delictuosos que se le han ido probando al propietario de Cumpich. El cinismo del esciavista, la soberbia del explotador, que tan intoleranle se muestra para con los que censuran su delito, ha indignado todo el pueblo y en particular la prensa honrada, que ha llegado exhibir de cuerpo entero al hermano y protej ido del Gobernador Olegario Molina. De la lucha entre Molina, que niega ser esclavista, pretendiendo engañar al pueblo con cstratagemas imbéciles, y la opinión pública, que acusa al negrero averigua sus crímenes para arrojárselos al rostro, ha brotado mucha luz, y hoy, para fundar los cargos que como esciavista se le hacen Audomaro «Molina, pueden citarse hechos concretos, determinados, precisos, aparte de la confesión que alguna vez hizo Molina de que azotaba sus siervos y que no ha.
ce mucho le recordó El Peninsular.
He aquí algunoshechos delictuoE P rod netos Esta Agencia se encarga de enviar toda clase cie artfculoïamericanos nos de Audoinnro Molina Solis, que pueden agregame (t los que en otru ocasión denunciamos. Pastor Cali lo inundó nzotnr porque uo pudo concluir una turca enorme quem: le señaló un diu en que se le ocurrió ul negrcro que sus esclavo. trulnjjnbuu muy poco y sc propuso imponerlec ineuns exeesi.
vas, Por igual motivo bn sim llugclndo repetidas veces Asunción Chi, hijo de Domingo Chi y ¡nieto dc Faustino Chi, que fue muerto palos por Nlolinn, quien ¡mandó colgur el cadáver de un árbol, puru lmcer jmsnr su victima por suicidn. El hijo de éste, Domingo Chi.
achscoso, enlermo, innltrntndo y explotado, no tardará en morir. y el nieto Asunción, vástago débil de csn rnzn lnfeliz, parecerá también iuunos del vcrd ugo que se com pluce en nzoturlo porque tarda un mlnuto en llegar ul trabajo porque, enfermo, se niego botar baguzo de lienequén, faena terriblemente ilifí.
cil, abrumadora y que acaba con la poca salud que le queda ui desven.
turado Asunción Chi. lic nlii el abuelo, nl hijo y al nieto, lrcs generaciones sucumbieodo bajo el futal dominio del hacendado infame.
que roba y cxtorsiona sus sirvientes y los mata, de un golpe, en un arrebato salvaje, lentamente, por medio del tormento el trabajo continuos. De este género de muerte ban sido víctimas Agapito Chan y Cayetano Chan, hermanos de Felipe Chan, que aun vive esclava en Cumpicli y es la esposa de Ildefonso Pool, que no hace mucho fue iiagelado con una cadena, in iiríéudosele muy graves lesiones, una de ellas en la pierna, donde le quedó el hueso al descubierto.
Hay en esa Inquisición llamada Cumpicb, una familia apellidada Chuná, de cuyos miembros ninguno ha escapadoála flagelación. Antonio, Joséy Manuel Chuuá, y la esposa de este último, Luisa Eh, todos ellos son szotados con frecuencia. ÏFambién han sido anotados Noberto Argüelles y su esposa Petra Baás; Lázaro Canché y su esposa Jacoba Rodriguez.
Este Cancbé es el mismo que fué herido en el cuello por el joven José Ancoua, de rica familia, que audaba cazando en los alrededores de Cumpich. El joven Ancoua dió Itiolinzn dueño del siervo Cancbé gzooaoo, con tres objetos: curación del herido, gratificación porque no deuunciara el delito y pago de la deuda que el sirviente tenia con su amo y que impedía su libertad. Molina se quedó con los Siooaooy no dejó en libertad Cancbé, sino que lo puso trabajar aun antes de que se aliviara por completo y 1o sigue explotando y maltratando.
Hilario Rodriguez fué engrillado y expuesto semidesnudo, una no.
che de frío terrible. En vano gimió pidienndo uu abrigo: no obtuvo compasióu de sus verdugos.
Asunción Esquivel sufrió horrible pena de azotes por no haber podido cargar sobre sus espaldas una cantidad enorme de leña que Molina le mandó traer del monte. La esposa de este siervo, Díouisia Cunchfi, ltcirninnu du Antoulo y Liimro. es flngelmln frecuentemente, pues ul las ¡iobrcs iutijurcs escupnn lu lcrocltizid lie diu de ltlolinu.
No pasa unn seniunu sin que sc come tu eu Cumplch el delito de llugelución, pues cuuudu menos un jbrnnlcro hn de ser azotado y cnCnlaboznclo luego. Iinlre los últimos que Auluuio Cnnché dice ¡jue vió nzolnr, recuerdo (i Lucinuo Conchi y Andrés (Juli. jue sufrieron castigo por haber entrado la tienda de Felipe Rivero, un diu lestlvo, en Chuburná. Isle Rivera cs odiado por Molixiu jiorquc PUSCC y no se ilejn quitnr cierto terreno que el esclnvistn amiricioita y al Clifli alega derecho porque lindu con los planteles dc CumplCii. Generulmente sc azota los esclavos de ta lincu con soga mojada para que seu bastante dura y iroduzcu los más dolorosos efectos.
Ya que de Clluburuá lmlilntitos, recordnremos un coso de lntrociuio de Audoiunro Molina, lntrocinio del que fué victima, no yn alguno de sus CiCSGICiIHLiOS siervos. sino un pnrticular, un hombre considerado y respetable. Por supuesto que en este caso, como eu todos, el lliáliiifichor fué apoyado por su digno hermano Olegnrio. Bernabé Argóez y Niilanés es uu distinguido Profesor de instrucción Primnrm que desde hace diez y nueve años vive en el pueblo de Cliuburuí, siendo el más decidido apóstol de la enseñanza y el más apreciado ciudadano de lu comarca.
No se conloriuaba el maestro con cultivar las inteligencias infantiles, sino que enseñaba también ninelzos hombres indígenas, sirvieutes 11 1115 haciendas cercanas, haciéndoles comprender los derechos del hombre y sus deberes como ciudaclano.
semejante coductu concitó a maestro los odios de Audomaro Molina. que como esclavista que es, sólo desea para sus siervos la ignorancia, que mantiene los hombres abyectos y sometidos. La pcsadi.
lla del negrero fut. alejar aquel peligroso vecino, que enseñaba ¿105 esclavos doctrinas disolventes, y para conseguirlo, consideró que e me.
jor medio era despejar al Profesor Agáez de sus escasas pero bien habídas propiedades, consistentes en un terreno que el maestro habia comprado, sembrado y fincado en diez y ¡nueve años de trabajo y econoruias.
La codicia, adunada la falta de escrúpulos, creó en el rico y poderoso propietario de Cunipich la idea del latrocinio. Primero pretendió con buenas palabras alejar de allí Argáez, quitándole su propiedad; pero como éste no podía ¿sentir en regalar el fruto de sus fatigas, bien pronto fué llevado ante los Tribunales por el absorvcnte Molina, que se empenó en ser propietario de aquel trozo de tierra, comprado tiempo atrás y cultivado por el hourado maestro durante casi cuatro lustros. Argáez, patrocinado por D, Tomás Pérez Ponce, se presentó la demanday exhibió sus títulos de propiedad y los derechos que sobre el terreno tiene, probando de tal modo la razón que lo asistía, que la genoia Internacional y De negocios.
nnMun ARRIA ingeniero de Minas. j Si. liouifsíltloii o. nox 1434.
alimentlc os, latas.
Implementos para la Agricultura, Maquinaria para la Minería, herramientas y útilesgObjetos de uso doméstico y de escritorio. Muebles.
Máquinas de escribir. Máquinas de coser. Relojes. Calzado. Trajes. Sombreros. Mercería. Ferretería. Contadores automáticos. Carbón.
Sillones y articulos de Peluquería. Carruajes y guarniciones. Automóviles. Bicicletas. Pianos. Fonógrafos. Aparatos para gimnasia y sports, Estufas. Molinos. Dlnamos. Motores. Calderas. Maquinaria de toda clase. Tipos de imprenta. prensas, linotípos, papel.
Coke de COIIIIESVÍÏÍE. West Virginia VÜEÍDÍG. Barras «Tiplon. Poweltonn y «Josephine» lo mejor para fundicíones. El coke Powel.
ton Oonliene mínima PÍOPOECÍÓ d? 32M. 91 05 8 de Carbón fijo; 7, 552 de cenizas; 66 substancias volátiles; o 62 azufre.
Língotee de hierro. Fierro dulce paraflundiciones y maquinaria, marcas, Day ton, Slabamei Fknancepv. od5¡ock Grafica, Quebradoffls de metal. Piedra Carbón; PHÏVEYÏZRÓOFBSZ Síéïms. rectas. circulares, planas y curvas; cable de alambre para minas tiendas.
de campaña, toldos. entres y útiles de campaña, cambiuas, Máquynas de java, mp, mmsmofi ¿e Casa, Bold, automáticas de betúu de Boston; porta retratos PerfecciónN Medicinas de Patente; Headina del Dr, Peter Fluock. Precios por mayor.
Se atienden pedidos grandes y pequeños.
Es rsniban sn comision arfluulnsy productos Mexicanos para. su. venta.