Tags:
Anarchism

la batalla bibliográfica Cuentos de la Oficina como la única religión de Alejandro Sux. Sinceramente creo que, si fuese Julio Brandán, Por Roberto necesario, no vacilaría en cometer un joven diplomático Mariani. Buecrimen. siempre que fuese bellamente.
argentino que acnos Aires tualmente viajn haEse sentido de lo bello viene de la cia Alemania para ocupar un imporadolescencia del poeta, que no ha muertante cargo en la Legación de su país, to a pesar del transcurso de los hechos como justo premio por las actividades que han convertido en hombre serio desarrolladas en México durante su al poeta anarquista de hace veinte escaso año de secretariado, es un espíaños. Prueba de ello: EL ASESINO SENritu curioso y abierto a todas las maTIMENTAL.
nifestaciones de la belleza. Para que Sux lo comenzó a escribir ponienen este México, tan alejado de los paí desgracindos empleados dan idea de de los incrédulos, y proponiendo al es su túnico galardón de los años de Los dose sesudamente de los creyentes y do en el prefacio toda la sabidurín que gruta ahumada, de caverna.
critores de la nueva generación que se galeotes, de condenados a trabajos for fin, con toda tranquilidad. la filosofía vida bohemia. Mas en eso vio Sux, distinguen por las promesas que traen zados. pesar de que algunos de del asesinato, el poeta, el joven impetuoso, a Pegaso, o por las realidades que son ya, se los títeres de estas comedias dramátiBasta, para describir esta pasmosa que se acercaba por el combo azul, y acompañó de algunos volúmenes que cas visten con pulcritud y hasta con teoría, una frase del protagonista, el en los siguientes capítulos el alma de sembró en escasas y escogidas manos. elegancia, el espíritu del libro nos los romántico cínico Gastao Pinha Prieta Sux traspaso los espacios, asido a las Entre ellos figuraba uno con título hace evocar sucios, sudorosos, encor. de Gonzálves Pinto (iquién no es has crines del caballo alado, mientras el fimuy poco comercial y cubierta per vados por las horas de trabajo. La ta asesino con semejante nombrel) lósofo llevaba los pies a ras de tierra.
fectamente burocrática. CCENTOS DE casas adquiere proporciones casi di que dice con la severidad de un dog EL ASESINO SENTIMENTAL fue escriLA OFICINA. vinas en este libro.
ma: Ascsinar a un creyente es hacer to por un grave filósofo y por un arRoberto Mariani es, indudablemenLA «cns es algo así como la ley, le el más señalado de los servicios.
diente poeta: uno lo comenzó, el otro te, un joven. Su estilo lo denuncia como el porvenir, como la patria, co lo mejor del caso es que, en apoyo lo terininó.
Hay en él su poquito de petulancia inmo la humanidal, como dios. Es a su aserción, aporta opiniones y acW.
genua y una frescura inmensa, un algo misterioso, intangible, inexplicn tos hasta de santos.
frescura verde y extensa como la de ble, pero que todos sirven, acatan y Sin embargo, no hemos de creer que un prado, una frescura olorossi como temen: parece un mito por el cual se Ensayos In de los pastos mojados. Roberto Ma sacrifica toda una generación, una idea se trata de fomentar el asesinato al por riani es el autor de estos Cuentos. que deberá transformarse en realidad noble, más alta: pretende suprimir u muyor. Gastno tiene una finalidad más El librito es como Por Max Jiriani hace desfilar una medin docena chos seres humanos. La «casa» es, en blado el mundo por seres dichoso viene de San José En los Cuentos de la Oficina. Ma gracias al dolor y las lágrimas de muJos infelices, para que sólo quede po de porcelnna; nos ménez. Costa Rica de personajes que ora son héroes, ora sita víctimas para subsistir, enlidad, el ogro insaciable que neceMolo que nos resultaría un gran cutaclis (le Costa Rica, que, accesorios. ya primeros papeles en loch que se alimenta de carne humu incentivo tendría la vida? No somos mo. Si fuésemos todos dichosos. qué no sé por qué, siempre se me ocurrió esa comedia modesta, ya los partiquiuna preciosa ciudad de juguete, una nes desgraciados que apenas colaboran mu. hay empleados de la casa acaso felices por relativas compara ciudad tal como los juponeses realizan que están orgullosos de pertenecer a con el autor para formar ambiente. ella, que sienten como un favor el que ciones, como se es rico con relación al jardines o paisajes dentro de una banLas sucesivas aventuras de «Rillo. de se les admita entre el número de sus al estado de dicha absoluta que ansía que posee menos bienes? Si llegásemos deju. Santana. de «Riveritn. de «Toll esclavos, que viven contentos con sólo Gastno, ésta se toruaría odiosu por la pasara una carbonilla sobre una hoja Mox Jiménez lo garabateó como si como anécdotus escolares recordadas pensar que están empleados eri In seguridad que sentiríamos de tenerla de papel «cancón. Este Max es un con melancolía por un hombre viejo sin in casas no seríun nadie, con siempre a nuestro alcance.
muchachote gigantesco; sin embargo, que tuvo vida, pero historia no. Has vencidos de que la personalidad que las sorpresas que encierra, por las cole hen ser también muy grandes. caben.
La vida es tolerable únicamente por en su corazón y en su alına, que de.
en la narración esu amargura de lo tienen se la deben al empleo, que en que fue únicu aventura, y el autor ha realidad ellos no subido dar a esas puerilidades de la sino clos empleados de la casa. Fulano de Tal, cepciones y amargores, que son la sal lus visiones sutiles, delicadas y finas.
de la existencia.
García Monge, que lo prologa, lo existencia cotidiana de los oficinistas, El drama casi universal de los emtoilo el valor dramático que tienen pa pleados, ya sean de oficinas guberna Pinha Prieta no pueda realizar su Alegrémonos, pues, de que Gastan justifica así: Escribe para defenderse del medio social, para darle expanLa más conmovedora de todas las die lo habín explotado aún en litera te felices.
mentales o de empresas privadas, na mundo de hombres nítidos, puramen sión a su alma inquieta. Ha de ser verdad, porque Max Jiménez estuvo historias es la de Santand. que una tura, que yo sepa; Mariani lo ha he Luego, para demostrar su filosofía, Adán en el Paraíso, tanto que a veces algunosa fios en París viviendo como vez, después de muchos años de em cho y nos ha revelado la infinita ri Gonzálvez Pinto nos lleva al fantástico abofeteaba con su libertad a los tímipleo en la sección de Cuentas corrien queza que ese medio ofrece a los psi y delicioso Valle del Sol y de la Luna, dos y a los que no se atrevían. Me imutes del «Gran Almacén. cometió un cólogos. En este momento histórico donde su destino se une al de Nelis gino que en San José, a pesar de mi error y anotó a un cliente lo que en realidad correspondín a otro. Se trataba de 5, 000 pesos defraudados in bres que pasan su existencia en las de Gastao y esta exótica belleza sirva como en el Barrio de Montparnasse.
conscientemente a la casa. de 3, 000 oficinas forman un enorme ejército. el curso de la pasión de todos los hoinnunca a los pies de Mercurio, los hom beldad de los Tabuán Lurecs. El amor vieja simpatía, no ha de poder retozar Jiménez sigue siendo en Ensayos pesos que él tendría que reembolsar una clase social aparte, una casta. Có bres, en medio de paisajes extravagan.
ese muchacho atormentado, curioso, invirtiendo las economías de toda su vida, de 5, 000 pesos que le iban a ser hasta esce argentino, ha pensado en hu pero que Sux logra insinuar a nuestra prensible que conocimos en el célebre vir de cáscara de plátano para dar el cerle el honor de mo la ocurrido que ningún escritor, tes que casi desafían tocla descripción, raro, poco comprendido y menos comvolumen?
café de La Rotonde. Pero entonces no gran resbalón desde su pupitre hasta ulma atenta con singular maestría.
escribía: amasabu pastilina y fundía la calle, de 5, 000 pesos que iban poA. Recordemos que Gastao es un cíni. bronce obedeciendo a una necesidad ner punto final a todos sus proyectos co que quiere ser el hombre alma, sin masculin de crear algo muy suyo.
de porvenir, de 5, 000 pesos que anulas trabas de la civilización, siguiendo Ahora escribe y es lo mismo: sus vilarían lu suina de privaciones que re El Asesino Sentimental tulos los impulsos de su corazón, sin siones, sus notas, sus croquis. sus penpresentalun sus ahorros. azonar, sin vacilar jamás ante las con samientos, sus caricaturas, suis CHICAEn este cuento Mariani se nos preNo es esto una Por Alejandro secuencias y que considera que sólo jadas son muy guyas también.
senta como un sutil psicólogo. La percrítica.
Sux. Paris los dichosos deben existir. Cuándo nos enviará Jiménez una sonalidad externa e interna de Santann Criticar presu.
Nada extraño tiene que asesine a su pieza de música?
es una pequeña obra maestra. me cierta superioridad mental, espiri adorada Nelis Ahuel, el Aura Pura, Cada uno de los personajes está esritual o sencillamente de punto de vis cuando siente que su cariño por ella disminuye y que allí comenzará la destudiado con igual talento y perspica. ta.
Nada de ello poseemos.
cia. La trama de los cuentos es sim. Pero EL ASESINO SENTIMENTAL, de dicha de su compañera.
La Mitra en la Mano ple, pero sólida, atrayente y novedo Alejandro Sux, es un extraño libro Gastao, se me antoja un raro médisa. El autor tiene una rura habilidad que no se comprende si fue escrito en co de almas que disecta el hermoso Vívida, descarnada, Por Rufino para dar interés al asunto más trivial, serio o por esprit humorístico, y que cuerpo de la vida en busca de la fuende almas desnudas, es Blanco Fomcon lo cual nos prueba, una vez más, no puede leerse sin sentir deseos de te de la felicidad y el ceñado ciruja la última novela de que no hay asuntos banales como no comentarlo. Los que hemos heredado no tema en sus manos el corazón, in Rufino Blanco Fom bona. Madrid hay oficios malos: Por encima de todo la debilidad de escribir, emitimnos esas cabeza, y juega con ellos como diestro bona.
esto, en Cuentos de la Oficing flota opiniones por escrito.
malabarista, despreciando conceptos En cortos capítulos, que parecen aguasuna atmósfera pesada; se diria que, La trama del ASESINO es sencilla al de religión, de moral, de fe, elevando fuertes, nos pinta la caída de una pobre mua pesar de los focos eléctricos que par que desigual. Un prefacio en tres exóticus doctrinas y raras filosofíns, jer, rica viuda, que peca con un novio, y lueabundan en la «casa. esas oficinas partes derroca viejos ídolos populares preocupándose solamente de la estéti go con otros tantos, no por perversi deben estar poco menos que a obscu: de justicia, orden y enseñanzas; nos ca, de lo bello, en la vida, el amor o por costumbre fisiológica, y porque carece de ras, que el frío es insoportable, la hui muestra el amor bajo aspectos profun en la muerte. com fuerza mental para rechazarlos.
medad penetrante, el oxígeno raro. damente sentimentales y algunos de La novela es la silueta del autor. Víctima de los hombre, lo es luego de la Se provoca una sensación de mina ellos novísimos; pisotea las más queri. En ésta se adivina el arraigado culto sociedad pueblerina, esa sociedad hipócrita de carbón, de prisión subterránea, de das creencias de los tiempos, burlán. a la estética, que se puede considerar compuesta de mujeres que trataron de esconPAGINA 25 DE JUNIO DE 1927