Anti-imperialist LeagueBourgeoisieCapitalismEnrique EspinozaIndividualismSocialismStrikeSubversiveWorkers MovementWorking Class

No. L B OR PAGINA EL IMPERIALISMO. UN FENOMENO ECONOMICO CUADRO DE LA PINTURA MEXICANA Interpretación Económico Social de la Revolución Artística POR MARTI OA SANOVAS Juana García de la Cadena.
obra artística y el hecho o escena que esta copia transcribe. Como se ve, el principio estético del academismo, constituye un paralelo y un equivalente perfecto al materialismo de la época, al criticismo reinante al vacío en que vivía la sociedad burguesa del ochocientos. OMARTE II es a PAGINA No. L B OR tos revolucionarios y de crear organizaciones ilegales para dirigir la lucha siempre se le encuentra en estrecho nexo con sus necesidades. Igual obrera.
cosa sucede con los demás capitales industriales.
Pero el capitalismo industrial ya no existe independientemente.
Na basta decir que los sindicatos amarillos son Con la transformación de la industria pequeña y media en industria contrarrevolucionarios, concentrada y monopolizada. Trusts, Carteles y Sindicatos) se han de es preciso analizar su estructura orsarrollado otras necesidades del capital que ha hecho posible el desa.
gánica y su naturaleza. Hay en Chirrollo de los grandes Bancos, concentración de capital también, na dos clases de sindicatos reaccionaque hoy día tienen en sus manos toda la industria básica, y que controrios. la primera categoría pertenepor Fritz Bach lan hasta los más pequeños propietarios, visiblemente independientes cen los que fueron organizados hace todavía.
varios años por los mecánicos califiAY todavía mucha gente candida en el Continente, que El capitalismo financiero, por medio de la concentración del ca.
cados chinos. La organización de mecree que imperialismo no es más que la expresión política pital en unos cuantos Bancos formidables, y, por medio del control de cánicos de Cantón, que tiene su hisy el deseo de gobierno de EE. UU. para conquistar el mun ellos sobre todas las manifestaciones económicas, es el que necesita ana toria, trato, desde sus orígenes, de do entero, igual que otros Imperialismos del siglo pasado. política imperialista Y, así como van a la bancarrota, todos aqueponer en práctica un programa reSY cree esta gente que, cambiando el gobierno yanqui por de llos que quieran oponerse a estos poderes gigantescos, van a la banca.
formista. La actual Federación uno de buena voluntad, ya concluirá el problema. Por eso piensan y rrota también, todos los Presidentes de los EE. UU. que pretenden mecánicos es el sucesor del sindicato se hacen lenguas con la candidatura del demócrata Smith Pre excluirse.
reformista formado en 1919.
tenden que el nuevo Presidente, con una serie de gestos, cambiará de Veamos como el capital industrial necesita buscar expansión: Hay también otros sindicatos, co rumbo a la fatalidad imperialista. Para asegurar el control sobre las fuentes de materia prima, mo la Federación del Trabajo del No ve esta pobre y cándida gente que el Gobierno de EE. UU. que están en relación con su propia industria.
Kuantung, que están organizados con no se encuentra en Washington sino en Nueva York. Que la Casa 29. El control sobre los mercados para la venta de sus propios las mismas bases que la Federación de Blanca, no es más que una sucursal muy valiosa de Wallstreet, y por productos Mecánicos, a la cual tratan de imitar, último, que no son los políticos ni el jefe de estos políticos, quienes El capital financiero, necesita expansionarse para estos fines: pero que no desempeñan ningún papel imprimen la economía imperialista. De todas maneras Smith o Hoo10 Para tener el control sobre todas las fuentes de materia priimportante.
ver, tienen que estar al servicio de la casa matriz.
ma, no importa de la clase que fueren.
La segunda categoría está formada Hay otros tantos y por lástima la gran mayoría de los intelec2. Para tener el ojo atento sobre nuevos mercados, donde puepor los sindicatos gubernamentales tuales que sin embargo de admitir que el imperialismo no es asunto da invertir el surplus del capital de la metrópoli.
creados por los militaristas. Han sido del gobierno, sino del capitalismo, creen que este imperialismo no es más El capitalismo financiero, fatalmente, precisa de una política impefundados después de la traición de que la expresión de un capitalismo malo. Algo más añaden: que los de lista, porque su papel es de expansión y, porque sino hace esto, el mismo abril y de Uhan por toda clase banqueros de Wallstreet, son personalmente rapaces y que en conse va a la bancarrota.
funcionarios sobornados y de inteleccuencia se debía buscar a capitalistas más puros y honrados para que Sabemos muy bien que el dinero sólo no representa ningún valor.
tuales sin trabajo, nombrados espeinviertan sus capitales en los países de la América latina, casi como Una casa cerrada, llena de dinero no significa valor real mientras la sialmente para este fin por los difecumpliendo con un deber humanitario. Dicen estos señores, emcasa esté cerrada. Tendrá valor cuando se abran sus puertas, cuanrentes gobiernos militaristas de Chibriagados con el espejismo de un fantástico progreso: es preciso que do el dinero entre a la circulación, se invierta en la economía, o cuan.
na. Es preciso decir, desde luego, que vengan a nosotros innumerables capitales para explotar las fuentes de do lance al público, billetes, que representen aquella cantidad de diJa Federación de mecánicos no es memateria prima, para que surja la industria nacional, para que se cons nero concentrado en esa casa. Capital es el total del proceso econónos reaccionaria y hostil a los interetruyan vías ferroviarias y carreteras, etc. etc. Con estos capitalis mico. El capital tiene que acumularse, que hacerse sentir, de lo con ses de la clase obrera que esos sintas honrados si que se pueden hacer negocios, porque después de ha trario, es capital muerto, sin importancia efectiva.
dicatos gubernamentales. Los gobierber realizado sus negocios, se retirarán contentos de las ganancias y esa ley de acumulación obliga a los banqueros instrumento nos militaristas y los agentes de los nos permitirán explotar después nuestras fuentes de producción por del capital financiero de buscar, cueste lo que cueste, nuevos merimperialistas utilizan şin escrúpulos nuestra cuenta, y la industria nacional pasará a nuestras manos.
cados, nuevas posibilidades, para que ese capital concentrado en sus esta organización de mecánicos para Están tan equivocados estos intelectuales como aquellos ingenuos Bancos, trabaje y circule. No es pues el Imperialismo, sino la nece.
combatir a los obreros, y los líderes no que ven en la política imperialista nada más que la mala voluntad de sidad del sistema capitalista mismo, que desde la competencia libre se desdeñan los métodos fascistas contra Coolidge. la verdad es que no hay capitalistas buenos ni malos. ha desarrollado hasta la producción monopolizada, bajo la dirección los movimientos obreros.
Hay simplemente capitalistas que cumplen con sus fines capitalistas. del capital financiero. Demás decir que, hemos probado suficiente.
Los sindicatos gubernamentales o Un capitalista bueno. es ciertamente muy mal capitalista. y tiene mente que el Imperialismo no depende de la buena o mala voluntad de bran de una manera aun más infaque ser arrojado fuera del campo financiero por los demás capitalistas un individuo o de un Estado.
me. Son simplemente organizaciones competentes. Un buen banquero es aquel que sabe conquistar 100 Por eso, no se puede modificar una de las expresiones o mani especialmente creadas por los militay abre rápidamente las perspectivas de otro nuevo mercado. Un fi festaciones sola; sino que hay que cambiar el sistema social que tene ristas para aplastar el movimiento 0lántropo, que teme las consecuencias de sus conquistas, y cuya senti mos en la actualidad. Los buenos deseos no tienen significación al brero. Emplean cínicamente los mémentalidad le repugna ver cadáveres a cada lado del camino, no es guna en comparación con la gigantesca grandeza del Imperialismo.
todos fascistas; vosotros no ignoráis, tá hecho de la madera que se necesita para ser banquero. No sirve paMientras existan poderes capitalistas en el mundo, y sobre todo el sin duda, que existen dos organizara la tarea que le está encomendada y los Consejos de Sociedades Fi de EE. UU. el Imperialismo seguirá su curso inevitable sin que nosciones fascistas en el territorio del nancieras, le enviarán muy pronto a su casa. Qué plante pacíficamen otros podamos atajarlo o cambiarlo.
settlement de Shanghai.
Esas orgate frijoles y flores en su jardincito pero que no vuelva a ser director de La verdadera lucha antiimperialista es pues la lucha contra el ca.
nizaciones, a la cabeza de las cuales ningún Banco!
pitalismo en todos sus aspectos. Nunca se podrá decir bastante sose encuentra un negociante inglés, el No; ni el Imperialsmo es cuestión de la personalidad del Presiden bre esta materia. Solamente el socialismo verdadero, con su control señor Firth, emplean todos los mete de los EE. UU. ni del señor Director de Banco. Imperialismo es sobre la economía, suprimiendo la explotación del hombre por el hom.
dios para ayudar a los militaristas lucha la necesidad del capitalismo financiero, que hoy día es el capitalismo bre, y aprovechando de todas las riquezas naturales en favor de tocontrarrevolucionarios en su dominante, el cual tiene en su poder el control sobre la industria el cocontra la acción de los obreros de dos los seres humanos, sólo así se puede concluir con el Imperialismo.
mercio en general.
Finalmente, la lucha anti imperialista, tiene que estar íntimamenShanghai. Todos esos métodos fascisEl capitalismo industrial ha tenido su necesidad de expansión, intas han sido asimilados por los sinte ligada a la lucha para la construcción de la sociedad socialista, y timamente ligada con el interés de su propia industria. El capital de mérica Latina, los revolucionarios de este Continente, es preciso que dicatos gubernamentales chinos; la industria textil, por ejemplo, no ha tenido ningún interés de expancuanto estalla una huelga, esos sincomprendan esto, puesto que estamos en la vispera de la conquista tosión donde no había posibilidad, sea de controlar la producción del al tal de todos nuestros países por el Imperialismo.
dicatos atacan a los trabajadores, 0godón o sea la venta de sus productos. En todas sus manifestaciones, México. 1928.
bedeciendo las órdenes del gobierno de Kuomintang. Os daré algunos detalles sobre esos dos sindicatos contrarrevolucionarios de Shanghai, y eso os permitirá daros una idea general de negarse a sostener esas huelgas. Pe El Periódico Obrero Semanal (or te, Morhardt, Leon Werth. Pa1865. So publica semanalmente. Vesay su organización y de su naturalero al sostenerlas se esfuerzan por a gano sindical del Hunan. rís. 144, Rue Montmartre.
Street No. 20. NEW YORK. SusZA.
tenuar el espíritu revolucionario de Estos órganos aparecen en condicio EUROPE. Revista Mensual. crición anual en el extranjero: dó.
En Shanghai, dos grupos de mililog obreros, por obtener por todos los nes estrictamente ilegales; es absolu Director: Albert Cremieux. Redactores lares.
taristas los grupos del Kuangsi y del medios posible un compromiso con los tamente imposible propagarlos abier Jefes: René Arcos, Leon Bazalgette. THE NEW REPUBLIC. S6 Chekiang han creado separadamente patronos explicando a los obreros tamente. La tirada media es de a Editions Rieder, Place Saint Sulpice publica semanalmente. Suscrición obreras. organizaciones el Bus que sin el desarrollo del capital no mil ejemplares. Es imposible organi. Aparece el 15 de cada mes en fas anual: dollars. 421 West, 21 Street. Kun Tun Huei (Comité unido) y el hay trabajo para los obreros. etc. zar reuniones. Por eso, el trabajo de cículos de 152 pág. PARIS. NEW YORK Kun Tsun Huei (Federación obreen una palabra, se esfuerzan por trai agitación está casi completamente pa LA LUTTE DE CLASSES. Re LA REVUE NOUVELLE. Ra.
ra. Esas dos organizaciones se acucionar los intereses de los obreros y ralizado, con excepción de las reque. vista sucesora de CLARTE. Marcel vista literaria mensual. Ruc Dufresan mutuamente, en las columnas de en obtener beneficios para sí mismos. ñas conferencias en los domicilios de Fourrier, Francis Gerard, Pierre Navi noy PARIS.
los periódicos chinos, de haber sido esCuando no logran calmar a los obre.
los obreros, de los pequeños discur lle. Suscrición anual: 35 francos. REPERTORIO AMERICANO. pecialmente creadas por el gobierno ros por la mentira, los jefes de los sin sos de agitación a la entrada o a la Boulevard Vaugirad, PARIS. Semanario de Cultura dicatos gubernamentales reprimen los para aplastar el movimiento obrero.
salida de las fábricas, etc. En el domiHispánica. POST GUERRA. Revista men. Director: Joaquín García Monje.
Esas acusaciones mutuas nos permimovimientos por los fusilamientos en nio de los clubs, de las escuelas obre. sual de la juventud revolucionaria es SAN JOSE DE COSTA RICA.
ten juzgar la verdadera naturaleza masa, las detenciones y los despidos. ras y de otras organizaciones de epañola. Encargados de la Direc FORMA. Revista En esta situación, los obreros no puede de esas organizaciones.
ducación se ha efectuado un gran traArtos ción: José Antonio Balbontin y Rafael den menos Plásticas. Pintura, Grabado, Escule que sentir la diferenHe aquí otro hecho que proyecta ubajo entre las masas obreras antes Giménez Siles. Marqués de Cubas, cia profunda que existe entre los anna viva luz sobre el estrecho contactura, Arquitectura, Expresiones Popu.
del golpe de Estado contrarrevolucio MADRID lares. Director: Gabriel Fernándes tiguos sindicatos revolucionarios que nario del Kuomintang. Al lado de cato que existe entre las autoridades TRANSITION. Editores: Euluchaban realmente por los intereses si todo los sindicatos existían clubs.
Ledesma. Edición patrocinada por reaccionarias y esos sindicatos gubergene Jolas, Paul Elliot. Rue Fabert de los obreros y los sindicatos polinamentales. Se ha creado en cada fála Secretaría de Educación Pública y Las escuelas de niños obreros realiza40. PARIS.
ciacos actuales, que están al lado de brica secciones del Kuomintang y se la Universidad Nacional. MEXICO, ban un gran trabajo sistemático de LA REVOLUTION SURREALISlas autoridades y contra los obreros. educación. Actualmente, todas NOSOTROS. Revista Mensual esas ha obligado a los trabajadores a adTE. André Breton, Louis Aragón, herirse a ellas. Los obreros que de Letras, Arte, Historia, Filosofía y Los obreros ven que los sindicatos se organizaciones educativas están cometc. Organo del movimiento superde gubernamentales chinos son el arma negaban a ello eran amenazados Ciencias Sociales. Directores: Al.
pletamente destruídas, o bien ocu realista. PARIS.
de los militaristas contrarrevoluciona padas por la fuerza fredo Bianchi y Roberto Giusti.
por las autoridespido. Así es como los trabajado DER STURM. Monatsschrift.
dades.
rios y que no tienen ningún apoyo en. Libertad 747. BUENOS AIRES, res se inscribían en el Kuomintang Herausgeber: Herwarth Waldem.
el seno de las masas. Debemos compor miedo de perder su plaza. Ade REVISTA DE FILOSOFIA.
El Club Obrero de Anysian (Hu18 Jahrgang. Suscrición anual: 12 nan) era uno de los más grande clubs batir esta arma del Kuomintang al Cultura, Ciencias, Educación. Fundada más, esos trabajadores eran inscritos marcos. Verlag Der Sturm. Postdasindicales y de los mejor organizados mismo título que el Kuomintang mispor José Ingenieros. Director: en el sindicato; la lista de miembros mer Strasse 134 a. BERLIN.
de China. Fué reabierto cuando la exmo y su gobierno contrarrevolucionibal Ponce. Salta 286. BUEdel sindicato era la misma que la de SOZIALISTISCHE MONATS.
Cuando miembros del Kuomintang.
pedición del Norte y cerrado de nuenario. Así solamente podremos acaNOS AIRES HEFTE. Theorie und Praxis des vo después del golpe de Estado del bar de un golpe con las tres fuerzas LA CRUZ DEL SUR llegaba el momento de pagar las cotiSozialismus.
Revista Herausgeber: Kuomintang.
contrarrevolucionarias coaligadas.
Joseph zaciones, venían los cobradores del Bloch.
mensual de arte e ideas.
Postdamer Strasse 121. Direc.
SU.
Kuomintang acompañados de funcioBERLIN.
tores: Alberto Lasplaces, Jaime Monarios sindicales, a buscar a los obre EL TRABAJO CULTURAL EDUCA LE CRI DES PEUPLES. Se.
renza, Gervasio y Alvaro Guillot Mu.
TIVO EN LOS SINDICATOS ñoz, Melchor Méndez Magariños, Juros y a sacarles el dinero.
manario internacional. Director: Sin embargo, la lucha de los obreBernard Lecache. Rue Lentonnet, lio Casal. Treinta y Tres, 1478.
Las condiciones clandestinas en que MONTEVIDEO. PARIS.
ros por el mejoramiento de su existencia no cesa y no puede cesar, a cau viven los sindicatos no permiten rea ELENCO DE REVISTAS PERIO. DIE KOMMUNISTISCHE INTER UNIVERSIDAD. Revista Litesa de la explotación siempre en au lizar un amplio trabajo de ducación DICOS NATIONALE. Wochenschrift des raria. Aparece semanalmente. Direcmento. Esto lo prueba la huelga en el entre las masas. Actualmente los sinExecutivkomitees der tor: Germán Arciniegas. BOGOTA.
la dicatos revolucionarios publican El MONDE Somanario de informaInternationale.
distrito de Siasadu, la huelga en Luisenstrasse 27 28. BERLIN NW. LA PLUMA. Revista Mensual ción literaria, artística, científica, ecoObrero de Shangai El marino chiindustria textil de Putung, y la de la de Ciencias, Artes y Letras. Direc.
nómica y social. Director: Henri fábrica de no. La Bandera Roja Tsui Sun tabaco angloamericana. LA NOUVELLE REVUE FRAN.
tor: Alberto Zum Felde. Roque Barbusse. Comité de órgano de los obreros metalúrgicos. los sindicatos Incluso los jefes de dirección: Graceras 662. MONTEVIDEO.
CAISE. Aparece el lo. de cada Einstein, Gorki, Upton Sinclair, Tsui Tu órgano de los sindicatos policiacos quieren ganar la confianza mes. 3, Rue de Grenelle. PARIS. GUERRILLA. Revista de Van.
Ugarte, de Unamuno, Bazalget.
de Hongkang. El obrero de Uban.
de los obreros, y para ello no pueden THE NATION. Fundado guardia. Dirigida por Blanca Luz Brum. Lima, Buenos Aires, Montevideo. Se publica ahora en Montevideo. SAGITARIO. Revista do Humanidades. Directores: Carlos Américo Amaya, Julio Gonzáles, Carlos Sánchez. Viamonte. Av. 53 No. 538. LA PLATA. RENOVACION. Organo de la Unión Latino Americana. Director: Manuel Seoane. Montevideo 751. BUENOS AIRES. BOLETIN DE LA EDITORIAL TITIKAKA. Mensuario de Vanguardia. Apartado 55. PUNO.
Perá. 1928. Revista de Avance.
Editores: Francisco Ichaso, Feliz Lizaso, Jorge Manach, Juan Marinello, José Tallet. Apartado 2228.
HABANA. Cuba. CONTEMPORANEOS. Editoros: Gastelum, Jaime Torres Bodet, Enrique Gonzalez Rojo, Ortiz de Montollanos. MEXICO SOCIAL. Literatura, Artes, Ideas, Modas y Deportes. Directores: Masaguer y Emilio Roig de Lessouchring. Almendaros y Bruzon. HABANA. HOJAS LIBRES. Revista mensual. Director: Eduardo Ortega y Gasset. Rue du Conmmerce, HENDAYA. Francia. FOLHA ACADEMICA. Publicación semanal. Colaboración de estudiantes y profesores de las Escuelas y Facultades del Brasil. Rua do Rosario, 168. RIO DE JANEIRO. LA VIDA LITERARIA. Periódico quincenal de Crítica, Información, Bibliografía. Director: Enrique Espinoza. Rivera Indarte, 1030. BUENOS AIRES. OUADERNOS DE ORIENTO OCCIDENTE. Director: Enrique Espinoza. Rivera Indarte, 1030. BUENOS AIRES. LA GACETA DEL SUR. Mensuario de información literaria y artístice. Casilla de Correo, 269. ROSARIO. República Argentina. PULSO. Revista de Arte de Ahora. Director: Alberto Hidalgo. Sociedad de Publicaciones Inca. BUENOS AIRES. INDO AMERICA. Organo del APRA mexicana. Editor: Manuel Gallardo. Apartado 1524. MEXICO, ATUer. Directors: Enrique de la Hosa, Nicolás Gamolin. 10 do Octubro 656. Víbora.
BANA. BOLETIN DE LA Orramo de la Internacional del Magis.
terio Amoricano. Uriburu, 148. BUENOS AIRES. LA INTERNACIONAL DE LA ENSERANZA. Organo Oficial do La Internacional de los Trabajadores do la Enseñanza. Avenue Mathuris. Moreau. PARIS (XIX. LA CORRESPONDENCIA SUD.
AMERICANA. Revista Quincenal. Estados Unidos, 1525. BUENOS AIRES. EL LIBERTADOR. Organo de le Liga Anti Imperialista de las Amé.
ricas. Director: Diego Rivera. Casilla, 615. MEXICO REVISTA DE EDUCACION PRIMARIA. Director: Díaz Caseova. Ministerio de Educación Pública. SANTIAGO, Chile. ATENEA. Revista mensual do Ciencias, Lotras y Bellas Artos. Publicada por la Universidad de Concopción. Comisión Directora: Enrique Molina, Samuel Zonteno Luis David Cruz Ocampo, Salvador Gálvez, Abraham Valenzuela (Secretario)
duardo Barrios. CONCEPCION, Chile.
se UE sepamos, no se ha intentado, en toda su amplitud apurando las posibilidades que de tal propósito pueden derivarse una revisión de la historia del arte, de sus evoluciones y de los orígenes de las mismas, desde un punto de vista económico y social. Siempre se ha considerado y enfocado el proceso artístico y su curso histórico, a través de valoraciones y apreciaciones intrartísticas, y cuando se ha puesto a contribución en esos estudios y revisiones el factor social, ha sido para averiguar y explicar, bien los estímulos inspiradores y las fuentes temáticas de las obras de un determinado período, bien. su destino o función. Pero nunca se ha tomado como punto de partida, el factor individual, averiguando la manera y circunstancias como los resortes individuales, los sentimientos y pasiones que sirven de vehículo y motor a la creación artística, generadores como son de la emoción, han reaccionado frente al medio y a la realidad exterior, y replicado a sus estímulos y solicitudes, influyendo y pesando en la producción artística y en el arte de cada período histórico.
Creemos que un intento orientado en este sentido y guiado por este propósito, podría encerrar la verdadera clave y la explicación de las causas y el proceso de la evolución del arte y de sus diversas etapas históricas, no sólo desde un punto de vista social, por lo que respecta a su contenido humano y fondo emocional, sino también, muchas veces, por lo que respecta a sus valores propiamentes artísticos. Porque en realidad, las causas y orígenes de la actividad y la evolución artísticas, como las de toda actividad y manifestación cultural, radican, constantemente, en causas y orígenes económicos.
El arte, como toda manifestación de cultura y toda actividad que responde a una actitud irreductiblemente personal, es un producto que expresa y refleja los vínculos y relaciones existentes entre el medio y el individuo, que es como decir, pues, que responde, expresándolos, una actitud y un sentimiento moral, en cuanto responde a una posición individual con relación al medio circundante y a las relaciones existentes entre el medio y el individuo. Es indudable, por otra parte, que una moral es siempre determinada por las formas de vinculación social, por las relaciones de individuo a individuo y del individuo con respecto a la sociedad, y que, a su vez, estas formas sociales están determinadas por nexos y circunstancias económicas. De forma que, el arte, expresión y producto individual, temperamental, responde siempre, por sus orígenes y justificaciones morales, a circunstancias económicas y a las realidades sociales.
Del academismo acá, es posible seguir, paso a paso, claramente esta concordancia y paralelismo constante del proceso artístico y los fenómenos sociales, propios de cada época.
El academismo, en efecto, no es sino la proyección, el paralelo, en el campo artístico, del industrialismo del ochocientos y, concurrentemente, del materialismo ideológico que ese nuevo factor econámico im.
prime a la vida de este siglo. El constitucionalismo del 93, provoca y estimula la iniciativa individual y el libre examen: Caen las religiones positivas, porque el imperativo de la conciencia individual acaba violentamente con los atavismos seculares, apenas se ejerce el derecho al libre examen y a la crítica: surje un sentimiento vigoroso de responsabilidad individual al exaltarse los fueros de la conciencia, y proclamarse, como principio intangible y supremo, los derechos y libertades individuales, y todos los problemas, de conciencia y de conducta, religiosos, morales y políticos, son objeto de una implacable y severa revisión. Es todo el ochocientos, y esta característica se acentúa en las últimas décadas del siglo, un siglo de crítica y de negocios, de renuncia y de excepticismo, en el cual se lleva el afán crítico y revisionista que le es propio a los últimos límites y consecuencias, a las negaciones más cerradas y categóricas. Se ha producido, pues, el vacío. Todo el progreso y los avances del ochocientos son de orden material, en la técmuca, en la aplicación científica, pero en cuanto a valores éticos y morales, se llega a la más rotunda negación. Nada produce el ochocientos, en la esfera de las ideas de la cultura y la moral, con valor afirmativamente original y propio, negando, si, los valores éticos y morales tradicionales, heredados, sin afirmar, al decretar la caducidad de aquellos, nuevos valores y principios.
Como en toda actividad de orden espiritual, de fibra y raíces humanas, artísticamente se produce sobre el vacío; en esos momentos de excepticismo y de crítica, el arte, nada tiene que decir ni qué expresar, porque falta un fondo y un aliento humano, una gran pasión humana que lo vivifique, nutriéndolo. El pensamiento y cultura burguesas, ge apoyan y justifican en un progreso y una aceleración mecánicas, materiales, sin crear una moral. El industrialismo, iniciado a mediados del siglo y acentuado crecientemente a sus fines, subraya y acentúa más aún este materialismo y sirve, en arte, para explicarnos claramente, el valor estético del academismo dentro del ambiente y realidades de la époen НА.
Individualista, subversivo, desafiador, el impresionismo, la réplica, contundente, a esta negación de los valores propiamente artísticos, y al convencionalismo que, a costa de reducirse a leyes y principios mecánicos, con los cuales lograr este grado de aproximación que constituye su fin y justifican su estética, se impuso el academismo, deg.
preciando el hecho vivo, la vida misma, trémula y palpitante, fuente de toda emoción. Es este el momento en que se busca en las ciencias naturales la revelación de la verdad, las fuentes y el origen de la vida y de todo conocimiento: es, literariamente, el momento del naturalismo, creyéndose que la verdad se encierra en el trozo palpitante de vida que logremos abarcar y poseer. Todo esto se une y resume en el impresionismo: el natural, la observación directa e inmediata del mismo, sin preparar ni seleccionar los temas, cogiendo la vida tal como es, son las fuentes y los orígenes de la estética impresionista, que, contrariamente a lo que ocurría con el academismo, que tenía como principio determinados órdenes y principios de representación y realización artística, se produce con ilimitada libertad, despreciando toda ley y principio formulario, dando rienda suelta al propio temperamento. Pero hay algo más, en el impresionismo: en sus orígenes hay causas sociales, que provocan fuertes y poderosas reacciones individuales, generando el movimiento artístico y literario de fines ochocientos.
El orden burgués, a fines del siglo, acusa sus primeros síntomas de descomposición. El industrialismo ha producido y puesto frente a frente dos clases sociales, dos poderes, y en esos momentos se produce y estalla, desordenadamente, con destellos aislados, el espíritu de protesta, de insumisión, el grito de guerra del proletariado. Surge, pues.
una nueva conciencia colectiva, el afán de una nueva moral social de nuevas formas de vinculación humana, y el orden burgués se siente conmovido desde sus mismos cimientos. Este nuevo estado de conciencia colectiva, ese afán y la inminencia de esa disyuntiva que produce dentro de la sociedad burguesa, se proyecta y trasciende a todas las manifestaciones de la vida social, a la cultura entre ellas, y en el campo artístico produce, con el impresionismo, una exaltación individual irrefrenable, que encierra un afán insaciable y avasallador de libertad. El acaderismo, valiéndose de leyes y principios, hacía del arte una simple cuestión de procedimiento, procesal, mecánica, y, por lo mismo, espiritualmente pasiva, sin conceder a las modalidades y afinidades temperamentales más que una función simplemente marginal.
El impresionismo encierra, de hecho, latente, una réplica categorica a la mediocridad impersonal de la academia, pero, al propio tiempo, es, desde un punto de vista más amplio que el propiamente artístico, socialmente y como proyección de un cambio social, una réplica antiburguesa, un grito de rebeldía y de protesta, de insumisión y de libertad.
El artista, asalariado de la burguesía, producía para el gusto burgués y para la sociedad burguesa, y esto no. podía suceder sin menoscabo y depreciación de su arte. y, consecuentemente, de los valores estéticos del mismo. El impresionismo, se revela contra ese estado de cosas, contra esa sumisión, contra el academismo, que es, en el fondo, un arte de clase, vinculado a los intereses y gustos de la sociedad burguesa, vuelve el impresionismo, por los fueros y prerrogativas del arte, emancipándolo de toda tutela, recabando su total e incondionada libertad, y aún aparentando ser un movimiento de orígenes y proyecciones puramente estéticas, es indudable que tiene su origen social y responde, pese a su individualismo, a una profunda conmoción social, siendo, por lo mismo, un movimiento hondamente vinculado al espíritu de la época y al ambiente reinante.
El espíritu individualista, disolvente, anárquico de fines del ocho.
cientos, los gritos aislados de protesta y rebeldía, de los cuales el impresionismo es una proyección y una de las más genuinas manifestaciones, se funden en nuestro siglo, en una aspiración y un afán colectivos.
El ochocientos acababa con protestas e insumisiones contra el orden burgués y la sociedad capitalista: el novecientos, encarna y concreta, más cada día, el afán y la necesidad de un nuevo orden social y nuevas formas de vinculación económica. El proletariado ha adquirido el sentido de su responsabilidad y su misión histórica; como clase, como factor social, y como tal ha constituído su frente. Este es el gran hecho histórico de nuestro siglo, que ha de acabar completamente con las formas económicas y sociales capitalistas, instaurando un nuevo orden social. El capitalismo ha llegado a su más alta expresión, ha dado de sí, económicamente y como posibilidad cultural todo cuanto podía dar, y la hora de su desaparición, se acerca, fatalmente, por una ley histórica irrecusable.
Precursor de este nuevo orden social y sintoma flagrante de la crisis del orden social imperante, es la aparición de este nuevo espíritu y ese afán colectivo que en nuestro siglo encarna el proletariado. Con él, una nueva interrogante, angustiosa, una nueva disyuntiva, acosaba al artista y al arte del novecientos, interrogante constatada hasta hoy en forma inhibitiva, sin afrontarla de pleno, sin atreverse a contestarla.
El academismo vinculado, económica y socialmente, constituyendo un arte de clase al servicio de los intereses de una clase, a la par que ideológicamente, a la burguesía, fruto y fiel expresión del espíritu burgués del ochocientos, provoca, como replica, el impresionismo, esencialmente individualista, protestatario, antiburgués. El artista, reclama su derecho a la libertad, vuelve por los fueros de su arte, y esto constituye un grito de exacerbado individualismo que es, al propio tiempo, desdeñoso y desafiador, un reto a la mediocridad burguesa. Cuando, en el novecientos, al carácter inacorde y anárquico de las luchas sociales del ochocientos sucedele un nuevo ideal y una gran aspiración colectiva, la necesidad de un nuevo orden social, y el proletariado se posesiona de sus funciones y responsabilidad clasistas, cambia por completo el panorama de las luchas sociales y el ambiente que le sirve de marco y tablero; dos poderes se sitúan frente a frente, en pugna abierta y esto du ermina nuevos acerbos, la presencia de nuevos factores y la constatación de una nueva disyuntiva. Cuál fué, cuál es, frente a ella, la actitud de los artistas y, en general, de los sectores de la inteligencia Total, rotundamente inbibitiva, sin afirmar ni negar: ni con la burguesía, con el capitalismo, ni con el proletariado: ni en una ni en otra trinchera. Y, para justificar su posición, y justificarse a sí mismos, paralelamente a la aristocracia del dinero, los artistas, los intelectuales, han proclamado la aristocracia de la inteligencia. El impresionismo pictórico y el naturalismo literario, constituyen un reto a la mediocridad burgue ca.
LIBRO SURTIDO SIEMPRE RENOVADO Literatura, Historia, Ciencia y Arte.
Obras serias y de fondo de autores clásicos y modernos. Literatura Peruana e Hispano Americana Diccionarios de todos precios Atendemos pedidos de provincias a vuelta de correo. Ofertas y catálogos gratis. Surtido completo de útiles de escritorio LIBRERIA IMPRENTA Contral LIMA PERU. Calle Corcobado 403 Agentes de la Revista NOSOTROS En efecto, el academismo no es otra cosa sino la aplicación y el correspondiente, en el terreno artístico, de esa aceleración mecánica, de ese materialismo implacable, que trae consigo el ochocientos. Cuál es el principio estético y el fin estético del academismo? El correccionismo, el cual, se apoya y explica, de una parte, en la fidelidad material y física, con que reproduce y trascribe un hecho exterior, aproximándose a él, con una exactitud mecánica; y, por otra parte, en su obediencia y supeditación a determinadas leyes y principios de recursiva pictórica, de orden técnico, procesal, formulario, pero que no tienen en sí mismos y de por sí valor e interés estético de ninguna clase. Toda la vida del ochocientos se mecaniza, se encierra y condensa en un materialismo mecánico y el academismo, en consonancia con el espíritu de la época, pretende reducir el arte a un conjunto de leyes y principios, fáciles de adquirir y de trasmitir, por su procesalismo mecánico.
El valor estético de la pintura académica, producida con ayuda de esas leyes y principios, no se encierra, pues, en la obra misma, consubstancialmente con ella, y en el goce desinteresado de su contemplación en la emoción, pura y sincera, que ese goce nos despierte; para justificarla, estéticamente, hay que recurrir a algo exterior y ageno a ella, al natural, a la escena que describe, y ver hasta qué punto el pintor, convertido en un mero agente reproductor, ha llegado a un grado de paTecido, de aproximación de exactitud. Para llegar a esa exactitud y grado de aproximación única justificación estética del academismo, so lo so necesitan y usan recursos mecánicos, manuales, es decir, de la técnica: y la estimación estética de esas obras no es una estimación viva emotiva humana, sino una apreciación mecánica, obra de los senti dos, viendo el grado de aproximación que el pintor ha logrado entre la Guía del Lector Dr. EMILIO ROMERO ABOGADO Casilla Postal 2572 Edificio Italia 20 piso LIMA en